Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

lunes, 13 de junio de 2022

En este mundo traidor...

ACERCA DE LA FORMA Y DEL COLOR.

Está muy arraigado el estereotipo FORMA-COLOR.

Que significa, más o menos, que en las cosas vemos unas formas, que son esenciales, y que tienen colores, que son circunstanciales. Por ejemplo: que tenemos una silla, con forma de silla, que tiene un color, de madera, o de hierro, o de metacrilato (y en tal caso "no tiene color" y al ser tranparente a través de ella se ven los colores de las cosas circundantes). A tal silla le podemos "cambiar el color" pintándolas con cualquier color.

Pero a partir de la psicología de gestalt sabemos que la forma es la organización que atribuimos o vemos en las cosas que nos parecen compuestas de elementos o que pueden descomponerse en ellos, o las dos cosas.

Existen, o creemos que existen, diversas clases de formas: Entre ellas las formas geométricas y las formas gramaticales.

En las formas geométricas existen espacios que contienen elementos con dimensiones. Y las especulaciones acerca de estas formas dan lugar a normas y a leyes que son apodícticas. Estas formas se desarrollan por lo general en el campo visual.

También hay formas gramaticales que son las imperantes en las lenguas. Sus elementos son las palabras, con las que se construyen oraciones, y con estas discursos. Son de natural verbales, por lo tanto sonoras, aunque desde la antigüedad "se conservan" de modo visual en los escritos. Y modernamente también "se conservan" sonoramente en los "audios" que comportan una sofisticada tecnología. Y también hay formas musicales y más.

Y en este punto llamo la atención sobre una clase de formas que pasa  desapercibida o que, simplemente, no se le reconoce la condición de forma. Son las formas cromáticas.

Sobre este asunto hice mi tesis doctoral, que puede consultarse inmediatamente tecleando en GOOGLE: La forma cromática.

En las formas cromáticas los elementos son los distintos colores que según cuales y el modo en que se asocien determinan diversas configuraciones que causan sobre quienes las contemplen distintos efectos anímicos. Eso es muy evidente en el sector de la ropa, así como el de la pintura y la decoración.

La división entre configuraciones visuales acromáticas y cromáticas es más imaginaria que real porque en toda visualización intervienen colores, porque el blanco, el negro, el gris y el parduzco también son colores 


martes, 31 de mayo de 2022

Un clavo saca otro clavo.




Entro en Ébano, que es una panadería que hay en mi barrio ¡que es buenísima!

Tiene unas chapatas enormes, que parecen diseñadas por Tapies, que están riquísimas, que, entre otras cosas son como el índice de coste de la vida, porque, creo, que empezaron en uno cincuenta, superaron más tarde la barrera del dos, después el dos-diez y ya están en el dos veinte...Pero no me quejo porque están fenomenales.

Yo me llevo la mascarilla y por no molestar me la pongo en el umbral del establecimiento. Entré hoy, pedí mi chapata y tuve la sensación de que la dependienta no era la misma. Se parecía una barbaridad, tenía el mismo atuendo, el mismo gorro estampado de cocinero ¿Será su hermana? pensé, porque sobre todo esa boquita, tan picudita, no la recordaba. Tan desconcertado estaba que tuve que preguntar si el precio era dos veinte...Salí dándole vueltas a la cabeza...y a los treinta pasos, más o menos, caí en la cuenta: era la misma pero ¡ya no llevaba mascarilla!

Y hasta que no se les ocurra a las autoridades "un escudo" para la nueva epidemia, si es que cuaja ¡pues vamos en cueros!

Y es que en este mundo tan sofisticado en el que vivimos ya no se guía uno por sus propias percepciones sino por lo que le indican por los medios. Ya no informan de contagios de la COVID ... ¿Ya se acabó? ¿Así? ¿De pronto?

Hombre, ya estaba la cosa más suave. Hasta hace nada había muchos contagiados, pero más leves.

Pero, de todos modos, este final tan súbito ¡Me extraña!

Es que como las pelis ya no ponen al final FIN ni THE END pues ya no se echa de menos que le digan a uno: "Se acabó lo que se daba".

 

domingo, 8 de mayo de 2022

No hay que perder la compostura.


 

CARPE DIEM.

Hay quien esté preocupado con los años que tiene...

¡Cuando los años no importan mucho!

Porque un año es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta al eje del Sol ¡Y qué! ¿Qué tiene eso que ver con la vida de uno?

Tampoco importan los días, que es el tiempo en que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre su propio eje ¡Y qué!

Y esas cuestiones astronómicas poco tienen que ver con la vida de la gente. Porque verdaderamente uno vive un día pero muchas veces. Los días pasan ¡y después no se tienen! ¿Es que vas a contar como tuyo el dinero que has gastado? ¡Si ya no lo tienes! 

Lo que importa es que cada día de 24 horas está compuesto de día y noche y, salvo los noctámbulos, uno se despierta, más o menos, al amanecer y se duerme de noche. Y eso ocurre muchas veces.

Por lo que en cualquier caso por un lado vamos cada uno de nosotros y por otro los astros. Y es, precisamente, en los astros en los que se basa la "administración pública" para tenernos debidamente estabulados.

Y nosotros, mansamente seguimos sus designios, respetando fechas y efemérides. Y soplamos las velas en los cumples, gozosamente al principio y enfurruñados cuando barruntamos el final...¡Cuando el final es algo que verdaderamente no nos incumbe!

Lo que importa no son los años sino los días.

O mejor dicho el día que se inicia cuando se despierta uno y se le pone fin cuando se muere uno de sueño y se echa a dormir.

Ese "morirse" metafórico,  se vuelve literal, una sola vez, cuando se hace mutis por el foro...

Por lo tanto cuando uno se despierta cada día lo suyo sería decir:

¡Coño! ¡Pues si estoy vivo!

Y ponerse a vivir en consecuencia.

¿Y si está muerto?

Pues, evidentemente, no está para decir:

¡Coño, pues si estoy muerto!

¡Nada! A él ya no le pasa nada. Ni siquiera le pasa que sea él.

A los suyos, si es que son comme il faut, les joderá la cosa...

Pero a él, mejor dicho, al "ex-él...

¡No!

De lo que deduzco que ese horror a la propia muerte que es tan universal ¡carece de sentido!

¿No os parece?

domingo, 1 de mayo de 2022

Bueno, bonito & barato.


LOS REVOLTILLOS DE PROUST.

Ha coincidido que hoy, Día de la Madre, estoy cocinando un plato, de modo casual porque yo no cocino nunca, que cocinaba mi querida madre dentro de su repertorio habitual. Son los REVOLTILLOS.

Los revoltillos es un manjar onubense, no descarto que también sea de otros sitios, basado en callos de cordero, que tienen ese aire de toalla, pero mucho más fino y delicado que los de vaca. Que se cortan más o menos en forma de rectángulo y se lían como un cigarro, de ahí su nombre.

Para que mantengan su forma hay que sujetarlos con algo, lo que recuerdo es con una tirita de los propios callos, pero yo los he sujetado con un hilo de cocina. Le suelen poner dentro una hoja de yerbabuena y una laminita de jamón, pero yo he pasado de esto porque los que recuerdo que comía de pequeño no tenían esas ilustraciones.

Se guisan como Dios le dé a entender a uno, pero son actores secundarios indispensables:  yerbabuena, laurel, perejil, pimentón, ajos, cebolla, pimienta, nuez moscada, tomate, pimiento, aceite, caldo de carne, hueso de jamón, y sal naturalmente, todo en frío y cuando esté hecho se desengrasa y se le añaden patatas así desgarraditas ¡y buen provecho!

Lo que me motiva no es el huevo, sino el fuero, que decía un conocido mío. Porque las magdalenas son todas por el estilo ¡pero las de Prust tienen ese algo especial! Es lo que tienen para mí estos revoltillos que he cocinado hoy...

Y que aunque para vosotros no tengan esas resonancias os los recomiendo. Porque además de estar riquísimos son baratísimos.

Pero ya sé que ese triperío a la gente le repugna un poco. No obstante los que sean guarretes, como yo soy, van a disfrutar lo suyo con este plato.

 

miércoles, 27 de abril de 2022

Un estúpido velo.


¿EXISTE EL TIEMPO?

Lo de existir o no existir parece que está muy claro ¡pero no te creas!

¿Existe Dios?

Pues depende de qué entendamos por "Dios" y por "existir".

El interesantísimo libro "El futuro del pasado" hablan de un personaje de Benarés que además de prestigioso profesor de la universidad de esa ciudad es uno de la miríada de dioses del Hinduísmo. Y eso produce conflictos, porque como tal divinidad no se le puede mirar directamente, sino de soslayo, y a lo mejor ni eso, y además hay que estar de hinojos en su presencia. Y llegan sus colegas docentes de Norteamérica o de donde sean y le abrazan o le golpean cariñosamente en la espalda ¡y sus fieles no se pueden creer lo que están viendo! Habrá quien diga que no es Dios ¡Pues muy bien! No lo será para quien diga eso, pero para millones de indios es Dios ¡y muy Dios!

¿Existen los meridianos, los paralelos, el ecuador?

En la película "Los tres caballeros" de Wualt Disney vi de pequeño un personaje que viajaba por el océano en una bañera y al llegar al ecuador tuvo que levantarlo para pasar por dejo.

Esa "existencia inexistente" pasa con muchas cosas...

Yo diría que las "existencias existentes" están en rigurosa minoría.

Puede que el "espacio" exista realmente. Porque es el nombre que se le ha puesto al sitio extenso donde estamos, del que, por ejemplo, una de sus zonas llamamos, Madrid y a 600 kilómetros hay otra que llamamos Huelva y a 6.443 kilómetros otra que llamamos Ponce, que es parte de otra que llamamos Puerto Rico...

¡Pero el tiempo...! ¿Qué es el tiempo...?

¿La duración?

Hay cosas que duran mucho.

Por ejemplo: "Por ti no pasa el tiempo" se dice indicando que duras mucho con menos cambios del que experimenta la mayoría de la gente que uno conoce. Pero ¿pasa o no pasa?

Se piensa que sí pasa, pero que no se nota o que se nota poco.

¿Y cómo sabes que pasa?

Porque si uno consulta el DNI comprueba que ha pasado mucho tiempo desde la fecha de nacimiento.

¿Pero existen los DNIes?

La tarjetita ¡Ya lo sé! digo toda la carga social que comporta. Yo diría que tiene lo que he llamado una "existencia inexistente".

Y es que tales "existencias inexistente" comportan que se imponga uno de los dos término en contradicción ¿No?

Y se imponga quien se imponga ¡el lío está formado!

Ergo el tiempo es "un estúpido velo".


 

domingo, 24 de abril de 2022

Potencias del mutismo.

PARA CIEGOS Y PARA MUDOS.

Ortega decía a propósito de los hermanos Zubiaurre, que eran pintores, sordo-mudos y vascos, que ser pintor, mudo y vasco son tres potencias del mutismo. Y estoy de acuerdo, por lo menos,  en las dos primera, que de la tercera no sé.

Yo soy pintor y bastante sordo, aunque hablo por los codos.

Tengo unos audífonos que apenas uso porque la mejora auditiva que me deparan me molesta más que me ayuda. Ya que perturban mis soliloquios. O sea, mis pensamientos.

Porque para hacer uso de la pintura, tanto activo como pasivo, el oído ayuda poco.

No me gustan "las visitas guiadas" a exposiciones artísticas ¿Qué van a decirte que no estés viendo? Te hablarán del contexto ¡pero eso ya tendrías que tenerlo aprendido antes de acudir a la exposición! Son preferibles las "hojas de sala". De modo que antes de empezar la visita se empolla uno bien todo lo relativo a lo expuesto. Y tampoco están mal los "vinilos" de textos explicativos que ponen en las paredes, aunque no suelo leerlos. Porque, claro, está uno en fase mirón y la tiene que interrumpir para ponerse en fase lector, e interrumpir de nuevo para volver a la fase mirón.

El ver sirve para explorar el mundo por uno mismo. Y para inventar retazos artificiales de ese mundo.

En cambio, el oír no lo echo de menos porque es más pasivo. Oyendo está uno tragándose lo que han digerido otros.

Dicen que los ciegos son más amables que los sordos, que son malhumorados y acres. Porque al depender de lo que dicen otros está bien si no puedes disponer de algo más directo. Mientras que cuando se puede ver lo que pasa se desconfía de lo que dicen otros que uno mismo no puede oír.

El oír, o el escuchar lo que se dice es algo que pasa por el filtro que es el que habla. 

Igual pasa con el leer. Son, digamos, mensajes condicionados por el emisor. 

Mientras que cuando es música lo que se oye y escucha se impone la realidad sonora que se está percibiendo y el engaño está excluido.

Porque pintores y músicos son emisores que al pintar o al componer y al interpretar pueden mentir ¡y con frecuencia mienten! Pero su mentira es en sí misma una realidad. Y si se toma como realidad esa mentira ¡nadie puede resultar engañado!

Porque mentir no es malo. Lo malo es engañar.

Por otra parte los pintores geométricos, como yo mismo, y los tachistas ¡no mienten nunca!

Y los dibujantes satíricos, como yo mismo ¡mienten siempre! Pero no engañan a nadie.

 Para mí engañar es la mayor de las indecencias.                

 

 

viernes, 22 de abril de 2022

Una vergüenza.






 

LÁGRIMAS DE COCODRILO

Os voy a contar un chiste.

Dicen que en una iglesia de un pueblo muy agrícola estaba el cura predicando en Semana Santa. Y empleaba una coletilla retórica: ¡Qué paciencia le de Nuestro Señor Jesucristo!

Decía, más o menos:

Llegó Jesucristo al Huerto de Jetsemaní rodeado por los apóstoles y un sin fin de seguidores...A continuación irrumpió la turba gritando e insultando a Nuestro Señor ¡Qué paciencia la de Nuestro Señor Jesucristo!

Más tarde llegaron los fariseos insultado y ofendiendo a Nuestro Señor ¡Qué paciencia la de Nuestro Señor Jesucristo!

A continuación un tropel de soldados romanos avasallaron a los apóstoles y prendieron a Nuestro Señor ¡Qué paciencia la de Nuestro Señor Jesucristo!

En esto exclamó un cateto que lo estaba escuchando:

¡¡¡Paciencia la de Jozémanin que le estaban pizoteando to er guerto!!!

Digo esto porque parece que en Ucrania se está librando una guerra mundial de bolsillo en la que el ejercito ruso siembra la muerte y la destrucción sobre una población inocente a la que se opone el ejercito ucranio fortalecido por el armamento suministrado por las naciones occidentales.

A veces parece que van ganando los invasores y otras veces los invadidos ¡Pero los que pierden siempre son los ucranianos de a pie! Que pierden sus vidas, sus familias, sus hogares, sus propiedades y su paz.

Por lo que puedo apreciar ambos contendientes apuestan fuerte por el triunfo final y derraman lágrimas de cocodrilo por los "daños colaterales" que se producen...

Y no veo por ningún sitio la voluntad de poner fin de inmediato a este horror.

¡Esto es una vergüenza!