Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 9 de mayo de 2021

Pintar es un placer sensual...

 



UNO Y TRINO.

Mi paradigma se parece algo a la Santísima Trinidad: Uno y trino.

Como pintor enseño principalmente cuadros geométricos. Por ejemplo este:


Que no son representativos. 

Podríamos decir que son "presentativos", porque donde están a la vista están presentes. Al estar presentes se presentan a sí mismos.

Los cuadros de este tipo son cosas

¿Qué cosas?

Bastidores que sujetan telas imprimadas. Luego dibujado geométricamente,  para distribuir colores que forman su colorido.

Con menos frecuencia pinto cuadros como este otro.



Que también son geométricos. Que no son propiamente representativos. Por lo que también son "presentativos". Y no representan letras, sino que las presentan formando palabras.

Pero eso es lo de menos, porque no tienen una función informativa, como tampoco la tienen los que son como el anterior. y como ellos tienen una función estética.

También son bastidores que sujetan telas imprimadas. Luego dibujadas geométricamente,  para distribuir colores que forman  coloridos.

El que se vean letras tampoco cambia mucho la cosa.

También pinto cuadros como este



De naturaleza muy parecida al presentado anteriormente, porque está basado en un ideograma chino que en este caso significa color.

Que también son geométricos. Que no son propiamente representativos. Por lo que también son "presentativos". Y no representan ideogramas, sino que los presentan.

Y también son un bastidores que sujetan telas imprimadas y luego dibujadas geométricamente para distribuir colores que forman un colorido. Que, por cierto los colores básico de los chinos son los del  cuadro de este ejemplo.

Todos estos cuadros y sus semejantes constituyen mi producción "oficial" como pintor. Que hago todo lo posible para mantener un perfil coherente y por ello ortodoxo para que el público en general no se líe como un palangre

¡Pero tengo mi alma, o mi arma, en mi armario o en mi almario! Y es que a mí me encanta pintar y dibujar.

Y desde luego, sin ánimo de molestar a nadie pinto y dibujo lo que me da la gana! Y pintar y dibujar del natural es un placer inefable.

De modo que del natural pinto poco, pero dibujo mucho. Y de ese poco pintado muestro este cuadro.



Este no es geométrico y es indudablemente representativo.

Pero no por ello deja de ser "presentativo" porque, como los otros, se presenta a sí mismo.

Representa unas frutas que hace no muchos años todas eran desconocidas por estos andurriales. Pero actualmente los mangos son totalmente habituales en nuestros mercados. No así el resto. La fruta grande es un mamey, que creo que es lo mismo que zapote. Y el racimo es de quenepas, también llamadas mamoncillos, que aquí son muy raras y lo van a seguir siendo porque seguramente aquí nunca van a tener muchos partidarios. No así en los países de origen que son muy apreciadas.

Pero, por lo demás este cuadro, como los anteriores, es un bastidor que sujeta una tela imprimada y dibujada para distribuir el colorido correspondiente. Pero no geométricamente sino "siguiendo las indicaciones"  que ofrece el modelo a los avezados en tal hermenéutica.

Para mí no hay diferencia de bulto en los tres planteamientos de esta trinidad:

Lo que no representa nada. Y por lo tanto no evoca.

Lo que no representa, pero nombra, luego evoca mediante un signo inmotivado de una lengua (que no se parece a la realidad evocada).

Y lo que representa, luego evoca mediante un signo motivado (que se parece a la realidad evocada).

Ni me tengo que poner en tesituras distintas para pintar de uno o de otro modo.

Como digo no hay grandes diferencias ni técnicas ni conceptuales, entre los cuadros puramente geométricos, los inspirados en la escritura, que también son geométricos, y los realistas. Porque unos son la realidad misma y los otros son reales en sí mismos y además realistas. O sea, muy apegados a la realidad. 

Pero he renunciado a incluirlos en mi producción profesional porque incluirlos puede que resulte demasiado perturbador.

Y los reservo  para el plano privado, donde no hay esa clase de férulas.


sábado, 24 de abril de 2021

En este mundo traidor...


               LIRIO BLANCO Y LIRIO MORAO.

Si uno ve un lirio morao es porque el lirio es de color morado ¡Elemental querido Watson!

Si uno ve una amapola roja es porque la amapola es de color rojo.

Si uno ve un lirio blanco no es porque el lirio sea de color blanco.

¿De qué color es?

¡De ningún color conocido!

Porque los colores no están en las cosas.

Sino que la luz que reflejan las cosas que incide en los ojos y provocan sensaciones cromáticas.

Pero lo primero que hay que saber es qué es la luz

La luz es la parte visible del espectro electromagnético.

Rojo es el color que provoca en el vidente la luz que reflejan, por ejemplo, las amapolas.

Y morado el de los lirios moraos.

La luz reflejada es la que no absorben, la que desechan.

Las amapolas desechan la luz que el llegar a los ojos provoca la percepción de rojo. Son las ondas largas del espectro visible.

Y los lirios moraos desechan la luz que provoca en los ojos  la percepción del violeta, las ondas cortas del espectro visible.

Pero el espectro visible es tan solo una parte del espectro electromagnético total. Una parte mínima. De modo que si el espectro total lo representamos como un metro el espectro visible comprendería tan solo unos milímetros.

¿Se puede pensar en criaturas que tengan un espectro visible distinto del humano?

Se cree que las hay. Dicen que las vacas perciben visualmente el infrarrojo, que nosotros percibimos por el tacto como calor.

Y los insectos el ultravioleta, que nosotros no percibimos.

Si un objeto no absorbe ninguna de ondas comprendidas en el espectro visible lo vemos blanco.

¡Pero cuidado!

Que nosotros veremos blanco un objeto que rechace el ultravioleta ¡pero un insecto no!

¿De qué color lo verá un insecto?

¡Pues n. p. i.!

Podríamos decir que de "color ultravioleta".

¿Y cómo es el color ultravioleta?

¡Pues n. p. i.!

De modo que los diversos objetos que vemos blanco lo veríamos de colores inimaginables si no fuéramos tan burriciegos como somos.

Por ejemplo los lirios blancos lo veríamos de otro color o de otros colores, las tizas blancas de color distinto de los lirios blancos, y de los huevos que vemos blancos, y de la leche y de las sábanas blancas. Y tantas cosas blancas como hay las veríamos en tecnicolor...

Y ¿qué pasa con el carbón?

Pues que absorbe todas las ondas del espectro visible ¡no rechaza nada!

¿Es de color negro el carbón para cualquier ser imaginable?

¡Pues no sé! Pero se podría averiguar en un laboratorio. Lo que no se podría es percibir el color de la "luz" reflejada.

Porque puede que refleje luz de longitud de onda no comprendida en el espectro visible y nosotros ¡ni flores!

Y a mí, que me gustan más los colorines que a un tonto una tiza, estas cosas tan rebuscadas que digo, son casi lo primero en lo que pienso cuando veo un lirio blanco.

Y esta comida de coco ¿tiene alguna ventaja?

Pues sí, que me gusta y que además es gratis.

 


jueves, 22 de abril de 2021

No dar la cara.


EL DON DE LA INVISIBILIDAD.

¿Qué don me gustaría poseer?

Indudablemente el don de la invisibilidad.

Pero la invisibilidad que me gustaría no sería una invisibilidad permanente y absoluta, sino manejada por mí.

Para no dar la cara si no quiero.

Para poder tirar la piedra y esconder la mano.

De modo que cuando quisiera me pondría en "modo visible" o en "modo invisible".

A mí me gusta hacer cosas y enseñarlas.

Hacer pinturas y dibujos y enseñarlos.

En un plano profesional, publicando en impresos o haciendo exposiciones.

Pero también me gusta hacer esas cosas en un plano "amateur".

Mis cuadros "profesionales" son geométricos y no figurativos.

Dibujos profesionales ya no hago, porque ninguna empresa me busca ni tampoco yo las busco.

Y cuando los hacía eran inventados, humorísticos y no naturalistas.

Pero siempre he hecho y hago dibujos y cuadros del natural. Que enseño informalmente, desprovistos de carácter profesional.

Y los hago porque me gusta hacerlos, porque me da la gana.

Y los enseño en mi blog o en facebook, pero nunca en una sala de exposiciones.

También hago fotos, aunque no soy un fotógrafo. Porque sé que no lo soy. Ya que para ser un fotógrafo hay que saber más de fotografía de lo que yo sé.

Y también me gusta redactar. Y en mi blog (salterio blogspot) tengo más de ochocientas entradas

Siempre en un plano amateur, aunque con alguna excepciones, porque he publicado presentaciones en catálogos propios y algunos ajenos.

Pero, como digo, me gusta enseñar lo que hago, pero no me gusta mostrarme a mí mismo.

Mi paradigma por lo tanto es parecido al del que mueve marionetas  o  figuras de guiñol.

Y en ningún caso quiero ser actor.

¿Por timidez?

Pudiera ser.

Pero no soy un tímido propiamente dicho, porque me he ganado la vida como profesor. Dando la cara cada día que tenía clase ante cuarenta o sesenta alumnos y no me ponía nervioso.

Y, desde luego, me gusta vivir mi vida sin que me fisgoneen.

 

 

 


 

miércoles, 14 de abril de 2021

Más cera de la que arde.

UN GRAN PROBLEMA.

Querido lector

(No de este miserable blog)

Sino lector, lector.

Persona a la que le gusta leer.

Más que que le gusta, que le apasiona.

Que le enloquece.

Que no lo puede remediar.

Que el leer es como el respirar.

Como el comer,

como el beber,

como el vivir...

Estar en el mundo

Ser

Ser siendo

¡No sé!

Bueno

Pues si eres uno de estos

de los que no se pueden perder nada que merezca la pena

 entonces

¡Tienes un problema de cojones!

Te voy a poner un ejemplo:

Mi amiga Manola

(Se llama Manuela, pero nosotros, de siempre, la llamamos Manola)

ha escrito un librito

delgadísimo

¡Que es una jodida maravilla!

Pero no lo ha publicado

Ni siquiera en un sitio tan tirado como este.

Tan solo ha hecho unas copias

las ha encuadernado primorosamente y se las ha mandado a sus amigos más próximos

Nada más.

Pero mucho me temo que no lo va a publicar propiamente

Y como es aragonesa...

pues no digo más.

Yo ya no digo nada más.

No es aquello que se dice que se ha quedado en el tintero.

Los diversos e infinitos tinteros

se dice que están llenos 

 de infinitas obras de la literatura embrionarias maravillosas...

¡No!

¡En los tinteros no hay na!

Ni en los bloques de mármol de carrara hay hermosas esculturas dispuestas a ser desbastadas

No

Esos son cuentos chinos

Pero el librito de marras ...

¡Existe!

Lo tengo yo

Lo he leído

¡Y es cojonudo!

Vamos a suponer que me dejo llevar por mi amor a Manola.

Y que no es tanto como yo digo.

Aún así no hay que descartar que algo así pueda darse alguna vez

o algunas veces

o muchas veces.

El corolario es que hay

o que podría haber más cera

¡mucha más cera de la que arde!

Que el sistema editorial en curso

dominado por el dios Mercurio

patrón de comerciantes

y de ladrones

pesca con una red

que tiene  la malla demasiado ancha

y se les escapan piezas tan importantes, o más, que las que captura...

Y eso, qué duda cabe, es un problema.



 

viernes, 9 de abril de 2021

¡Lo que vale es la firma!

EL VALOR Y EL PRECIO  EN EL ARTE.

El valor del arte es el aprecio que cada individuo tiene por las piezas artísticas. Determinado por la emoción que tales piezas le producen. 

Es algo totalmente subjetivo.

El precio es la cantidad de dinero que tiene que pagar quien quiera adquirir piezas artísticas. 

Luego el precio es objetivo. 

Porque cada uno de esos objetos cuesta un precio fijado por el que vende o lo que se acabe acordando entre el que vende y el que compra.

Indebidamente se suele igualar ambos conceptos, de modo que se identifica lo valioso con lo caro y lo carente de valor con lo barato.

Respecto a este asunto la cosa se complica porque se le pone precio a una pieza no por su valor intrínseco, por la emoción que en el comprador experimenta, y la que el comprador espera que despierte en el público erudito y en el público en general, sino por el prestigio del autor.

Lo malo es que no siempre está claro quién es el autor.

Porque la autoría no siempre está debidamente acreditada.

Debido a que a veces el autor tiene un taller y puede no saberse si una obra es de su mano totalmente o solo parcialmente o se ha producido en su taller por sus ayudantes sin que el prestigioso autor hubiese puesto su mano en ella. Tal es el caso reciente del cuadro "Salvator mundi" adquirido por el polémico príncipe saudita Salman para el museo del Loure de Abu Dabi que se suponía de Leonardo da Vinci cuando la adquirió por 450 millones de dólares y que ahora los expertos no acaban de acreditar esa autoría.

Otro caso reciente, que no está motivado por el taller de procedencia sino por la semejanza estilística, es el "Ecce homo" que se suponía obra de algún discípulo del Españoleto iba a subastar en Ansorena con un precio de salida de 1.500€ y que ahora se sospecha que pudiera ser del mismísimo Caravaggio. Y en tal caso el precio que le correspondería sería astronómico.

Si uno mira los cuadros y queda conmocionado de la calidad que destilan es lógico que su precio sea la repera, y si no, pues no.

Pero que los mismos cuadros tengan un precio enorme o no tan enorme dependiendo de la garantía de la que se disponga relativa a su autoría deja muy claro

que lo que gravita en el mundo del arte no es el valor,  sino el precio.

 Aunque no se vaya a comprar.

Porque el que el público sepa, por ejemplo, que de venderse la Gioconda no habría en el mundo nadie con bastante dinero para comprarlo.

Eso hace que el público que visita el Louvre se amontone en torno a ese cuadro como las moscas se petan en la miel.




 

miércoles, 7 de abril de 2021

Se puede mirar con los ojos de otro.



CIEGO, PERO NO IGNORANTE.

A propósito de una foto que publiqué en Facebook en la que hay un kiosco de la ONCE decorado con un texto en Braille impreso, no en relieve, con lo que los ciegos no lo pueden leer porque no lo ven y si lo tocan no notan nada. Ni los videntes porque no saben Braille. Comentaba mi amigo Gregory que tampoco lo podrían leer la mayoría de los ciegos porque son una minoría los que saben Braille, tan solo los ciegos de nacimiento o los que sufrieron la pérdida de la visión muy jóvenes que lo aprendieron a tiempo, porque el sistema es verdaderamente difícil y la pereza suele ser grande y obstaculiza el conocimiento..

Eso me recordó que yo llevaba al Museo del Prado y a otras exposiciones a mi amigo Juan que es ciego de nacimiento y como lo educaron debidamente en la ONCE domina el Braille.

Parece un despropósito, pero es que mi amigo Juan es un artista puesto que es músico, violinista. Y todas las artes tienen un tronco estético común, la música, la pintura, la arquitectura y todo.

Por otra parte las conversaciones artísticas no siempre se producen ante las obras de arte. Generalmente ante imágenes que son reproducciones de parecido más o menos remoto con la obra  original. Por ejemplo, una imagen proyectada en blanco y negro del Partenón  vista en Madrid poco tiene que ver con el Partenón visto en la Acrópolis de Atenas.

Luego mis percepciones de ese monumento en las clases de historia del artes de mi querido maestro Don Enrique Lafuente Ferrari en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid a partir de sus explicaciones y de la proyección de esos oscuros cristales no distarían gran cosa de las de mi querido amigo Juan cuando yo le describía los cuadros que teníamos delante, que el debido a su ceguera no podía ver.

Se puede pensar que la percepción de mi amigo siempre sería peor que la mía 

¡Pues no!

En el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid cuando estaba en el edificio de la Biblioteca Nacional hicieron la primera exposición de Picasso después de la Guerra Civil, que era de grabados y fuimos a verla. Ante una de esas estampas me puse a describírsela a mi amigo y le voy diciendo que hay unas figuras humanas que son unas más grandes y otras más pequeñas...

¿No estarán en perspectiva? me dijo.

¡Pues sí!

Yo no me había dado cuenta ¡pero él sí!

Es que cada uno se forma una imagen de una realidad observada a partir de lo que ve ¡y de lo que sabe!

Y mucha de la gente que se agolpa en los museos ve menos de lo que allí hay que mi amigo el ciego si es que tiene a alguien que se lo cuente.

 

 

 

martes, 6 de abril de 2021

Como Spiderman


INVULNERABLES

¡Nos hemos hecho invulnerables!

Mi chica y yo nos hemos hecho invulnerables.

Por lo menos respecto al coronavirus en boga.

Como Spideman

Nos han "picado" con la vacuna

Dos veces

¡Las dos dosis!

Y ya digo...

Para esto ¡invulnerables!

O casi

¡Que no es poco!

Que han visto el DNI...

¡Y aptos para el servicio!

Y no es que estemos guiñapos...

¡Qué va!

¡¡¡Dabutys!!!

Pero es el carnet el que lleva la voz cantante

Ahora que de todo no nos han vacunado...

¡Solo de esto!

Ya...

podían habernos vacunado de todo

¡Pero es bastante!

Tampoco hay que chaparnos del todo...

Que habría que hacer,

llegado el caso,

mutis por el foro

¿No?