Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

martes, 4 de agosto de 2020

El doble juego.





TENER PIES DE PLOMO, NO DE BARRO.

¡Pero qué ha pasado!

Pues que la testaferra ha dicho que la pasta es suya. Que es un regalito.

¡No se sostiene!

¡Santa Rita Rita Rita lo que se da no se quita!

Pero no es una dádiva ¡Es un depósito! Cuya gestión recibiría una justa recompensa...

¡Esas cosas pasan!

Hacienda aprieta y otros modos ahogan.

Y por ahorrarse unos chavos se viene abajo todo el tenderete.

Hacienda no se hubiera llevado tanto. Y, sobretodo, no se hubiera llevado por delante todo el tinglado.

Es que quien es la clave de las reglas no se puede saltar las reglas

¡Porque no está en su papel!

¡No impedir que entre en el lío a la cortesana y al espía que se trinca la nariz entre la gorra y el portafolio...es un error que no tiene madre!

¡Ni al que asó la manteca!

Hay que reconocer que no ha dado el tipo...

De haberlo dado no tendría que "darse de baja" y con ello tener que "abandonar el burladero".

Y terminar, por ello, con broche de lata...

Que nos hemos quedado todos con tres palmos de narices...

Los habrá que estén encantados por una victoria...

totalmente pírrica.

Hay modos más saneados:

Como el que está con su mansión con su supercargo y su supersueldo con la parienta con parecidas prebendas -que ¡mira que chirría el asunto! y con el apoyo electoral a su partido mermando- rasgándose ambos las vestiduras ante tamaño escándalo que hace que se tambaleen los cimientos reales de nuestra sociedad...

¡Vivir para ver!



sábado, 1 de agosto de 2020

¡Con las cosas de comer no se juega!



¡CÓMO NO LOS ECHAN A GORRAZOS!

Si hay algo que no entiendo es cómo los catalanes, incluidos los nacionalistas, no echan a gorrazos del gobierno catalán a los independentistas.

Porque están jugando con el canasto de la comida.

Cataluña era, que ya no lo es, y cada vez más lejos de volver a serlo, "la locomotora" de España.

Y dicen: ¡Vamos a desenganchar!

¿Para qué?

Para convertir a Cataluña en metrópolis de una España colonizada y arrastrada por el sagrado vínculo de la doble nacionalidad...

¡Están en el limbo!

Cuando desenganchen ¡Y antes! España se enganchará a otra locomotora. Ya lo ha hecho, esa "locomotora" es Madrid.

Capital política, pero que no era económica, y ya lo es. Ya ha accedido a esa doble función y cada vez irá reforzando su liderazgo económico en detrimento de Barcelona y de Cataluña.

Y ¿a quién se debe ese "milagro"?

¡Pues a los independentistas catalanes!

Madrid es sede de algunos organismos nacionales de España. Mientras que otros muchos organismos españoles tienen su sede en las diversas regiones y en las diversas capitales y provincias. Muchos de ellos están en Barcelona y en otras capitales y provincias catalanas. Y en el caso de que Cataluña se emancipe de España ¡hasta luego Lucas!

Por otra parte si la "locomotora" se ha desenganchado de los "vagones españoles" y ya no circula por "los carriles españoles", pues se tendrá que buscar vagones catalanes y circular tan solo por los carriles catalanes. Y eso ¿no va a poner en un brete la economía catalana?

No hay más que ver el fregao que para el Reino Unido está suponiendo el brexit. Y eso que el Reino Unido ha sido una gran potencia mundial. Luego para Cataluña sería infinitamente más destructivo.

Salvo que mantuvieran a España como colonia extractiva...

Y si confían en eso ¡Es que tienen más moral que el Alcoyano!

 


sábado, 25 de julio de 2020

Cambiar de rollo.



LA PERNICIOSA MEGALOMANÍA.

Pone mi amiga Lola en Facebook una cita de la revista de humor francesa Charlie Hebdo en la que se dice que la cuarentena impuesta como defensa del COBID 19 demuestra tres cosas:

1.- Que la economía se derrumba tan pronto como deja de vender cosas inútiles a personas endeudadas.

2.- Que es perfectamente posible reducir la contaminación.

3.- Que las personas peor pagadas del país son los más esenciales para su funcionamiento.

Mucho me temo que todo eso es verdad. Por lo que o maniobramos en consecuencia  o estaremos totalmente perdidos.

El problema es que:

Por una parte, el crecimiento rápido de la economía pasa por la aglomeración. Es decir que acumulando una población muy grande en un espacio relativamente reducido se tiene a mano mucha gente que está en el doble papel de PRODUCTOR y CONSUMIDOR.

Aunque asimétricamente, porque cuanto más consumidores  y menor gasto de producción, mayor beneficio económico. Luego se tiende a ahorrar en sueldos de los trabajadores. Por lo que sobran productores pero siempre faltan consumidores. Por lo que se incrementan los parados, estacionales o permanentes. Estos parados lo están como productores, pero no como consumidores y para mantenerlos en activo, como consumidores, tienen que estar auxiliados por un sistema de asistencia social.

Sistema administrado por la clase política, que mantendrá sus empleos mientras que sean votados por la población. Que está formada por ciudadanos que son consumidores, productores o parados.

Por otra parte las pandemias, como la que estamos padeciendo, y las que puede que estén llamando a la puerta, también pasa por la aglomeración.

Aglomeración que es de dos clases: estática y dinámica. Estática la de las grandes urbes y dinámica la de los transporte masivos, que son mayoritarios, que intercambia gente dentro de una urbe o entre ellas.

Esa megalomanía no afecta tan solo a los "perversos" capitalistas ¡afecta a todo el mundo! porque está bastante generalizada la megalomanía. Si no de dónde las pasiones que desatan el Real Madrid, el Atlético, el Barça etc. Y los macro espectáculos y macrobochinches diurnos y nocturnos.

Ergo nos encontramos atrapados en un terrible dilema: si hacemos lo que nos gusta allí está en COVID 19 dispuesto a aguarnos las fiesta y si no lo hacemos se nos hunde el tenderete, porque la economía está diseñada para multitudes y sin multitudes no funciona ¡lo que dice Charlie Ebdo!

¡Hay que cambiar el rollo de la gramola!

Y eso cuesta. Hay que pasar de concentración y dedicarse a la dispersión.

Y el caso es que antes la dispersión era sinónimo de miseria y ya no.

Habría que recuperar los pueblos abandonados y emplear el esfuerzo colectivo en dotarlos de buenas y espaciosas viviendas, de buenas calles, de buenas carreteras, de una buena red de comunicaciones, porque hoy en día el teletrabajo no es una fantasía, es una realidad y dejar las grandes ciudades sobre todo para el ocio, porque lo paradójico de hoy es que llega el fin de semana y sale todo el mundo de las grandes ciudades, como alma que lleva el diablo, al pueblo o a donde sea. Cuando lo suyo es que viva uno en el pueblo y cuando esté agobiado de tanta quietud y de respirar tanto oxígeno se vaya de asueto a la gran ciudad, al mogollón, a disfrutar del ruido ensordecedor y  a respirar un poco de humo...





jueves, 16 de julio de 2020

Tener de dónde.


NACIÓN DE NACIONES

Los nacionalistas creen que tienen la llave de la independencia en la idea de NACIÓN DE NACIONES.

Los nacionalistas regionales españoles afirman que España es una nación de naciones Y en base a eso se creen legitimados a ser independientes.

Y reclaman la independencia al sentirse cargados de razón.

¿Qué es lo característico de una NACIÓN?

Pues ser un territorio habitado por gente con carta de ciudadanía y otra gente con residencia provisional, con un sistema legal y "signos nacionales" que lo representa como bandera, escudo o emblema, himno, autoridades y una institución parlamentaria donde se reúnen y debaten los representantes populares en una democracia. Una lengua oficial común a toda la nación, o más de una, pero una claramente predominante. Una etnia predominante. Y una religión predominante o si no, libertad de culto o libertad para no tener ningún culto y una cultura y un folklore característico, bien definidos y característicos, aunque con algunos rasgos compartidos con naciones vecinas o con un pasado común.

De modo que, efectivamente, España es una nación de naciones, que son sus regiones.

Lo que pasa es que cada una de la naciones=regiones es una "nación de naciones", de naciones=provincias.

Y cada una de las naciones=provincia es una "nación de naciones", de naciones=municipios.

Ni que decir tiene que todas estas naciones tienen bandera, escudo, himno, asamblea de representante y todo lo demás, en exclusiva o compartido.

Por lo que no se sigue que de ser región o provincia o ciudad se tenga un derecho inalienable a ser nación independiente. Porque tal "derecho" ampararía dividirse en "naciones independientes" que llevarían a la atomización.

Aunque efectivamente hay ejemplos de antiguas regiones, provincias y ciudades que llegaron a ser naciones independientes.

Pero es juicioso pensar que tendrá que concurrir algunas circunstancias más para que una nación=región puedan acceda la independencia No sabría decir que circunstancias pero la podríamos simbolizar en "TENER DE DÓNDE".

"Tener de dónde" para separarse de la nación a de la que se es parte, y para poder frustrar a los que no son independentistas, por lo que no querrían la separación y para mantener sometida a las diversas partes que la forman, frustrando las aspiraciones de los independentistas respecto a esa nueva nación  que pudiera haber.

Ese "tener de dónde" puede ser "por las buenas" o "por las malas". Pero en cualquier caso, como no se "tenga de donde" no cabe ni la independencia ¡ni nada!

¡Sorry!



sábado, 4 de julio de 2020

Curiosidades de la vida.



AVISPADA AMATEUR.

Creo que no haya pintor en el mundo que sea insensible al aprecio de una obra suya, y no soy una excepción.

Y un aprecio, aunque singular, ocurrió con una obra mía que adorna el salón de la casa que habitan mi hija menor, mi yerno, y mis nietos de casi cinco y de casi tres años.



Lo singular del caso es que quien se interesa en esta historia por esa pieza no es un humano. Ni siquiera un vertebrado, sino un insecto, una avispa.

Parece que estoy de broma, pero no es así, porque esa avispa ha decidido firmemente instalar su nido, su avispero, entre esa pintura y la pared.

Primero vieron merodear por allí al insecto. Lo que es llamativo porque tal vivienda está en el noveno piso. Luego vieron que se metía detrás de la pintura que retiraron y comprobaron que ya había iniciado la construcción de "su casa", como dice mi nieta Elia, que es la que tiene cuatro años y pico.

Destruyeron la incipiente construcción (y menos mal que no se trata de una especie protegida, que de ser así hubieran tenido serios problemas de ser descubiertos) no obstante la avispa volvía y se metía en su escondrijo.

Ante tal insistencia descolgaron la pintura de la pared y la avispa volvió de nuevo a esa habitación y desconcertada revoloteaba en torno a la pared donde antes estaba colgada la pintura.

Esto es la última noticia, de haber más ya lo diré.

La avispa en cuestión no es corriente, es mayor de lo que estamos acostumbrados, más esbelta y con menos amarillo, por lo que pensamos que podría tratarse de una avispa asiática, o velutina. Que tiene fama de peligrosa porque se dice que puede picar mortalmente. Por lo que añade un punto picante a la historia.

Esta historia tiene un punto fantástico, porque una avispa ¡no es na! ni puede apreciar la pintura...

¡Para el carro!

Algo esencial en la pintura, por lo menos desde mi punto de vista, es el color, los colores. Y entre los insectos y los humanos ¡hay años luz! de diferencia en el tema cromático...a favor de los insectos.
Primero porque pueden ver más colores de los que podemos ver nosotros. Y eso que como homínidos que somos, podemos ver muchos más colores de los que pueden ver otros vertebrados.

Y segundo porque si de colores se visten las flores en la primavera es para agradar a los insectos en su función celestinesca. Mientras que los humanos tenemos poca influencia en la cromatología de las especies, si exceptuamos que debido al ennegrecimiento de la atmósfera en algunos ambientes industriales se ha favorecido la supervivencia de las polillas más oscuras...

Comprenderéis que no podía dejar pasar un tema así sin dedicarle un post de este blog.

P.D.

Los habitantes de este piso han hecho averiguaciones al respecto.

No se trata de una VELUTINA sino de una AVISPA ALFARERA.

Consultando a GOOGLE, resulta que es una avispa de estirpe oriental, solitaria, que construye un solo nido con barro que parece un ánfora,  y de ahí su nombre. Que vive en lugares habitados por humanos, que no molesta si no la molestan y que en su nido encierra sus huevos y arañas adormecidas con su veneno que servirán de alimento a las crías cuando eclosionen...

Total, que mis hijos y nietos no están por tener realquilados, pero que, dentro de lo que cabe, las avispas alfareras parece buena gente.






domingo, 28 de junio de 2020

Tres mejor que dos.


NO HAY 2 SIN 3.

En la festividad del orgullo querría comentar algo que creo que ya he comentado anteriormente porque no me parece que esté de más insistir.

Resulta que la REALIDAD es como es. O mejor dicho: será como sea.

Y se puede observar y opinar de ella a pelo.

Pero también con ayuda de la ciencia y el consenso autorizado y alcanzar la VERDAD, si la descripción es cabal, o caer en la MENTIRA si no lo es.

Lo que pasa es que una mentira repetida muchas veces y mantenida por la autoridad competente figurará como verdad, aunque  indebidamente.

La verdad es que si se observa el extremo inferior del tronco de los cuerpos humanos se nota que en unos es cóncavo y en otros convexo y se dictamina "es mujer quien lo tenga cóncavo y hombre quien lo tenga convexo". Y de ese modo se deja resuelto el tema concluyendo que hay 2 sexos.

Pero la realidad no es tan simple, porque a veces nacen criaturas cóncavas y convexas a la vez y resuelven quirúrgicamente el dilema rápidamente atendiendo al criterio de los progenitores, y no al del bebé, porque aún no lo tiene y deciden los mayores no esperar.

Otras veces los factores que decidirían la masculinidad o la feminidad no son tan claros y objetivos y se produce toda una gama más extensa: cóncavos que se sienten hombres, convexos que se sienten mujeres...con lo que en vez de 2 sexos ya tenemos 4.

En momentos históricos rigurosos la autoridad competente lo resuelve a mamporros reprimiendo de mala manera las divergencias respecto a las reglas más simples e inequívocas, dándole un sangriento empleo a la navaja de Okham. Y además el respetable se muestra muy poco respetuoso.

A mí me parece que lo primero de todo es rechazar el dogma de que hay 2 SEXOS y proclamar que hay por lo menos 3: masculino, femenino y neutro, o hermafrodita o lo que se quiera.

Realmente no existen los sexos, existen las personas. Que según el aspecto que se les observa se clasifican y se ponen en los grupos que artificialmente se han establecido. Si con dos queda resuelto el problema se establece oficialmente dos. Pero si algunos no encajan se inventan nuevos grupos con nuevos nombres para que puedan encajar "cómodamente" todos los humanos en los diversos grupos. Cuantos menos mejor, pero no tan pocos como para que algunos no encajen o encajen mal.

Y lo segundo es reclamar el debido espeto para todo el mundo. Tenga el sexo que tenga, ortodoxo, heterodoxo o como sea. Y para eso no hay que esperar al cambio de dogma.

¡Porque ya se está tardando!

viernes, 26 de junio de 2020

Salvajismos.



EL DERRIBO DE ESTATUAS.

Se ha puesto de moda derribar estatuas en los Estados Unidos como reacción del asesinato de George Floyd por un policía.

Estatuas que tienen que ver con el esclavismo sureño y con la colonización española a la que en USA les tienen gato. Y andan pagando los vidrios rotos Cristóbal Colón y Fray Junípero Serra.

Esa moda no es nueva. Es una costumbre talibana acreditada por la voladura 2001 de dos esculturas gigantescas de Buda del siglo VI. Y ante tal paralelismo cómo es que a esos perpetradores no se les cae la cara de vergüenza.

Uno es que debe ser un carca repugnante al que le parece que esos happenig son salvajadas.

Lo suyo sería que los contrarios a los hechos que motivaran la exaltación de tales personajes pusieran en la peana de esas estatuas lápidas, que no desentonaran con la estética de tales monumentos, con inscripciones que argumentaran las razones de su repudio.

Reacciones tan destructivamente maximalistas indican la ignorancia del relativismo histórico y acreditan la brutalidad de los ejecutores de tales actos. O sea que dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Las estatuas en general son signos que tienen un significante y un significado.

El significado principal, que no tiene uno solo, es el personaje representado y el significante es la propia escultura.

Los derribadores que las derriban se atiene con sus actos al significado sin reparar en el atropello que supone privar a la sociedad de un bien cultural de tales significantes.

Yo creo que en la mayoría de los casos a la mayoría de la gente le trae al fresco el significado de las estatuas ¡hombre! las de Franco cantan mucho. ¿Y qué habría que hacer en esos casos? Pues depositarlas en museos, en jardines escultóricos.

A riesgo de parecer partidario de la herejía que supone "el arte por el arte" estoy en contra del arte como propaganda ¡y mira que ha dado tan buenos frutos en el estricto plano de la estética!   Y, desde luego, ver a un tío de gran talla en piedra o en bronce, a pie o a caballo en medio de una plaza o una glorieta lo encuentro francamente ridículo.

En el plano del compromiso ideológico tales cultos a la personalidad me parecen impropios, va en contra del igualitarismo que debería ser básico en nuestra civilización. Pero si están desde antes ¡hay que dejarlo! Lo cual no quita que en ocasiones "algunos de nosotros" tenga actuaciones admirables y providenciales. Y puestos a resaltar a un congénere en una estatua habría que sentarlo en un inodoro, me parece, porque esa será sin duda una pose habitual y compartida con toda la población, por lo menos una vez al día. (Y si no ¡mala cosa!)

Y a mí, que me rasgo tanto la vestiduras por las talibaneces referidas al significado de las estatuas ¿me darían ganas de derribar algunas estatuas debido su significante?

¡Pues hombre! Tengo que confesar que sí.

No es que la derribara, pero ¡vamos! que la esculturita de Velásquez en la calle del mismo nombre esquina a Juan Bravo...¡tiene tela! Y si le cayera un piadoso rayo, no sería yo el que derramara ni la más mínima lágrima. La era Álvarez del Manzano fue fértil en estatuas de esa laya, por ejemplo la de La Violetera. Y lo peor es que no se les puede depositar en un jardín escultórico porque se contaminaría fatalmente, y la melaza que destilan pondría en riesgo la vida de los diabéticos que osaran entrar.

Moraleja ¡Que no hay que ser tan bestia, hombre!






lunes, 22 de junio de 2020

Pentecostés definitivo.


Dedicado a amigo Xu Zonghui que está a punto se sacar un libro para aprender a escribir en chino y me invitó a escribir un comentario que versa, más o menos, en lo expresado en este post.


YINPIN

¿Qué es el "yinpin"?

Un palabro que me he inventado invirtiendo el orden de las sílabas de "pinyin".

Hay mucha gente que sabe lo que es el pinyin, pero no todo el mundo, por lo que es oportuno decir qué es el sistema de escritura del chino empleando el alfabeto latino en lugar de los ideogramas "hanzi" cuyo nombre en japonés es "kanji" que se ha popularizado entre nosotros para designar esta clase de escritura.

Para el japonés también hay un sistema basado en el alfabeto latino llamado "römaji", y un par de sistemas más que son complementarios del kanji, el "hiragama" y el "katakana".

El kanji y el alfabeto latino son totalmente distintos. Porque el kanji lo componen ideogramas, que son dibujos muy estilizados que representan los diversos entes de la realidad y de la fantasía como personas, animales, cosas y también ideas abstractas. Mientras que los alfabetos lo componen letras que representan sonidos con los que se simulan los sonidos de las palabras que son distintas en cada lengua y se pueden componer textos comprensibles para todos los lectores de una lengua.

Y se da la circunstancia de que, por ejemplo, un español puede leer, más o menos, un texto en sueco. Pero como no sepa sueco ¡no se entera de papa!

Mientras que un escrito chino es una sucesión de "dibujos", de modo que si uno los conoce lo puede leer perfectamente, igual con japonés  e igual en cualquier lengua que utilice estos ideogramas.

Aunque no totamente porque, por ejemplo, en chino cada concepto está expresado no por un ideograma sino por dos, uno se refiere al significado y el otro es "fonético". Y en japonés además de la escritura en kanji se emplean las otras dos, el "hiragama" y el "katakana". Pero ¡bueno! con un buen "bocabulario" kanji se enteraría uno mucho de lo expresado en textos chinos y japoneses.

Cabe preguntarse ¿por qué se han tomado el trabajo de implantar el pinjin y el romäji?

Digo yo que para hacerle más fácil la existencia a los visitantes...Pero como toda buena obra tiene sus compensaciones resulta que para escribir con un ordenador en kanji ¡menudo teclado necesitarían! ¡¡¡Por lo menos 3.000 teclas!!!

Pero si lo teclean en pinjin en el monitor y en la impresora ¡les sale en kanji!

Y yo me pregunto ¿No sería conveniente corresponder a la finura oriental y que en nuestros países occidentales tuviéramos lo que en el título de este post he llamado yimpin?

Es que ¡cualquier cosa que se escribiera en kanji en cualquier lengua del mundo lo podría entender cualquier habitante del mundo!

Porque los ideogramas son como los números (seguramente porque en el fondo los números sean ideogramas) Veamos si no. 

A la vista de "1.000" un español leerá "mil", un francés y un italiano "mille", un inglés "thousand". un alemán "eintausend" un chino "qiän" un japonés "zen". O sea que si todos aprendiéramos a escribir en kanji de entrada leeríamos en el idioma propio lo escrito en chino y en japones, y en cualquier lengua  lo que se  hubiera escrito en kanji ¿No es fantástico?

Sería como una especie de Pentecostés laico en el que todo el mundo podría, no hablar, pero si escribir, de modo comprensible para todo el mundo y comprender lo que todo el mundo escribiera...

Yo ya he intentado aprenderme los ideogramas...¡pero es que no se me quedan!





domingo, 21 de junio de 2020

Entre la espada y la pared



¡TENEMOS UN PROBLEMA!

Pues eso ¡que tenemos un problema!

Los empresarios  y el COVID 19 tienen el mismo caladero.

¿No? Veamos.

A los empresarios se les da divinamente hacer y gestionar macroempresas.

Lo cual conlleva el abandono de las pequeñas empresas y de los pequeños núcleos de población para hacinar a la gente en grandes urbes, donde se amontona en su doble papel de trabajador y de cliente.  

Por otra parte al trabajar los adultos de cada familia estorban los niños y los ancianos. A los niños se les manda a la guarde o al cole y a los ancianos a la residencia, donde viven masificados, bien masificados a veces y a veces mal masificados, pero siempre masificados. Residencias que son empresas de los empresarios, en las que están en razón inversa las ganancias y la atención de los usuarios.

Esas macroempresas son máquinas de hacer dinero y empleos en las situaciones óptimas. Y máquinas de destruir dinero y empleo en la situaciones que no son óptimas ¡pero de ser pésimas la catástrofe está asegurada!

Como dije al principio el mismo caladero de los empresarios es el caladero del virus. Que, como he dicho en otra ocasión, no tienen patas ni alas. http://salterio.blogspot.com/2020/06/vivir-peligrosamente.html Están donde se lo ponen a huevo, y en las multitudes se lo ponen muy a huevo.

Como los empresarios son de natural miopes se dedican a forrarse con lo que parece que es negocio. Si no nada. Y pasa lo que pasa ¡Lo que ha pasado! Que la población estaba inerme ante las acometidas del virus.

Y lo que tiene que pasar necesariamente es que hay que restaurar el mogollón para ganar. Y cuando el mogollón se haya restaurado ahí estarán los virus preparaditos para atacar de nuevo.

Pero no son los empresarios solos los "culpables" también el respetable...

Cambiar la estructura de la sociedad, abandonando el diseño multitudinario, ya se está viendo, aunque tímidamente. Pero así, de pronto, no es posible. De momento hay que intentar llenar los trenes, y los hoteles, y los aviones y comprar más coches ¡Es natural!

Natural, pero muy peligroso...

Por lo que los viejales por lo menos tendremos que andarnos con pies de plomo.



jueves, 18 de junio de 2020

La Providencia cuida de los pajarillos y la municipal de sus ciudadanos.





DIOS LE DA PAÑUELO AL QUE O TIENE NARIZ.

¿Cuál es el pañuelo?

La colección de la Fundación OLONTIA.

¿Quién no tiene nariz?

El Ayuntamiento de Gibraleón que parece que no huele la jugada.

¿Quién es "dios"?

El artista Pablo Sicet.

¡Hombre! comparar a Pablo Sicet con Dios es mucho comparar.

Como es mucho comparar al común de los mortales con Pablo Sicet.

Porque este es un artista comparable a un Atlante, capaz de cargar sobe su espalda todo un mundo cultural ¡3000 obras de arte nada menos! que suponen una muestra muy apreciable del arte español del siglo XX, centrada principalmente en ese movimiento cultural tan destacado que fue "La Movida".

Y ¿qué pretende la Fundación Olontia?

Que en Ayuntamiento de Gibraleón ceda un terreno para construir la sede de la colección.

Y ¿qué quiere el Ayuntamiento de Gibraleón?

Que si la Fundación Olontia quiere un terreno para construir la sede de la colección ¡que lo pague!

Impecable lógica fenicia.

Pero si el Ayuntamiento de Gibraleón quiere que su ciudad albergue esa pequeña Meca del Arte español esa lógica fenicia no resulta tan impecable.

Puedo estar equivocado porque del asunto no conozco más que lo expuesto que no es mucho...

Se podrá decir que soy juez y parte, porque soy onubense. Y la verdad es que me fastidiaría bastante que Gibraleón que es la ciudad inmediatamente vecina a Huelva se vea privada de tal foco cultural solo porque sus autoridades municipales no hayan estado a la altura de las circunstancias.




jueves, 11 de junio de 2020

De cráneo por la vida.



LA CIGARRA Y LA HORMIGA.

Este virus, además del trágico balance sobre nuestra sociedad ha desvelado la debilidad de su estructura, que de haber sido más fuerte posiblemente hubiera sido menos demoledor.

Ha desvelado que estamos bajo el síndrome de la cigarra, de la "dolce vita", cuya contrapartida es vivir peligrosamente.

Porque, claro, el peligro en sí mismo no es nada, lo malo es cuando se concreta realmente. Y, desgraciadamente, se ha concretado.

Nuestra situación se manifiesta si caemos en la cuenta de ¿cuáles son nuestras prioridades?

"Grosso modo":

El futbol, los bares, la playa y el "pelotazo" como paradigma económico.

Y ¿Cuáles nuestras postergaciones?

La sanidad, la autosuficiencia industrial, la educación y ganarse la vida sin dejar cabos sueltos.

Más coherente con nuestros paradigmas es que trabajen las hormigas: los chinos en China y nos manden todo a precio de saldo. Y los que curren aquí que lo hagan por salarios miserables, que los más "listos" tienen que vivir olgadamente de acuerdo con su talento.

¡Para llorar!

Me encantaría estar equivocado.



martes, 9 de junio de 2020

Vivir peligrosamente.



APRENDICES DE BRUJO. 

Me hacía eco, como me hago ahora, de premios nobel del ramo de la biología que pensaban que el COVID 19 es artificial. Y mi amigo Agustín decía que no basta con ser premio nobel, que hay que 
probarlo.

Lleva razón, no obstante a la vista de lo divulgado en estos meses de terrible crisis epidemiológica se sabe, no sé cómo, que los científicos se las pueden ingeniar para cortar cadenas de RNA, suprimir trozos y añadir otros con el sano propósito de fabricar vacunas.

Y también se sabe que el COVID 19 es un trozo de cadena de RNA con una envoltura proteínica, que tampoco me lo explico muy bien, con una incontenible voluntad de vivir y multiplicarse. De modo que si consigue meterse en las vías respiratorias de alguien a través de su tejido mucoso se pone a replicarse como loco invadiéndolo completamente y de ahí a propagarse a otros individuos, corriendo las víctimas diversas suertes. Desde no notarlo apenas hasta terminar con su vida...

El caso es que los virus no tienen patas ni alas por lo que no pueden ir en pos de sus víctimas...

Pero no necesitan alas ni patas porque cuentan con la inestimable cooperación de sus víctimas que hablan, gritan, cantan, tosen y estornudan y con ello esparcen su saliva emponzoñada y en poco tiempo se propagan por todo el mundo valiéndose de las piernas de sus víctimas, de las alas de los aviones que transportan en poco más de un día a las antípodas, y si es más cerca llegan antes.

Lo que más favorece la propagación de los virus son las multitudes. Y como a sus víctimas lo que más les gusta son precisamente las multitudes diríamos que se junta el hambre con las ganas de comer.

Porque las mejores urbes son las multitudinarias, los mejores negocios florecen en las multitudes con multitud de currantes y multitud de clientes, los mejores espectáculos son los multitudinarios...

Y cuando se forma una de estas hay que fabricar vacunas ¡a todo gas!

Y como se fabrican manipulando cadenas de RNA y produciendo engendros ultramicroscópicos que puede que sean inofensivos ¡o no! que las cadenitas de RNA las carga el diablo y si algún negligente les dé alas ¡pues ya la tenemos! como me contaba una compañera mía, de un instituto, que antes trabajaba en un laboratorio, que tuvo que dejarlo presa del terror porque a veces se volcaba en la mesa o en el suelo una probeta de un líquido de apariencia inocente pero lleno de diabólicas criaturas...¿Y qué hacían? Pues qué iba a hacer ¡tirar de bayeta y de fregona! Y como además la mujer era muy miope vio, paradójicamente, que su vida corría peligro.

Visto lo visto, asegurar en esto la supervivencia de la especie pasaría por cambiarle el rollo a la gramola.

Pero no nos engañemos...

¡No se le va a cambiar!

Porque nuestros líderes sociales y económicos tienen muy claro cuál es su norte:

¡Forrarse a todo trapo!

¿Y el común de los mortales?

No privarse de ningún capricho ¡hombre!



miércoles, 3 de junio de 2020

A ojo de buen, o de mal, cubero.


EL GRADUADO.

Yo de cine, como de casi todo, no debo tener ni guarra...

Pero en eso, como en casi todo, no me apeo de mis errores...

Porque, claro, a mí no me parecen errores y además estoy convencido de que de sabios es no rectificar ¡ni muerto! Porque mis ideas son las mías y buenas o malas me cuadran mejor que las ajenas, porque si se está mal con traje propio se está aún peor con uno ajeno.

Lo digo porque anoche vi en la 2 "El Graduado". la segunda cumbre del cine en mi particular ranking.

Y me parecía que no habría tal porque  creía que no habría más que una cumbre, la de los "blue brothers" rebautizada en España de modo indigno como "Granujas a todo ritmo".

Maravillosa película que discurre en Chicago, maravillosa ciudad.

Ambas pelis son "musicales" verdaderamente. En El Graduado sucintamente por Simón & Garfunkel y en el blues de modo antológico y sublime.

El Graduado la vi de estreno con los míos y a ellos no les gustó, y a mí sí y sentencié: es una película histórica, y ya veis que en eso no me equivoqué (es que yo pienso con la nariz) aunque más histórica ha resultado la otra, que un vecino mío sueco tuvo el gran honor de haber visto también de estreno en un cine de barrio del mismísimo Chicago en el  que aquellos negracos se partían el culo con sonoras carcajadas.

De los blue tenía una copia en CD que me había regalado en un cumple y que no me dejaban poner por paliza y acabé regalándosela a mi nieto Jorge, también devoto, a ver si tenía más suerte.

Con este post creo que queda debidamente fundamentado lo que decía al principio: 

Que de cine ¡ni flores!

Y de apearme del burro ¡menos!


lunes, 1 de junio de 2020

No hay que pasar malos ratos.


VECINOS.

Como estamos como estamos hablo poco con la gente y salgo poco, iba muy de tarde en tarde a comprar el pan, porque una vecina nos lo traía habitualmente, como el cuervo de San Antonio Abad que le llevaba el pan a su ermita. Y en dos ocasiones me he cruzado por la calle con otra vecina pertrechada de mascarilla, gafas y guantes con la que mantuve una breve y distante conversación. En el curso de la cual me ha dado a entender que de lo que se trata es de sobrevivir.

No asentí del todo, porque no creo que se trate principalmente de sobrevivir.

¿De qué, entonces?

Yo creo que más bien se trata de mantenerse lo más saludablemente posible.

Para sobrevivir ¿no?

Para sobrevivir o para morir. Pero saludablemente.

La clave me la dio otro vecino, pero por teléfono, hablándome de uno de sus abuelos que era listísimo aunque analfabeto, porque en aquella época remota la alfabetización era un bien escaso. Tal abuelo decía que había que morirse con salud. Y predicó con el ejemplo porque una noche se acostó como siempre y no llegó a despertarse, porque a la mañana siguiente se encontraron con que había fallecido.

Tenemos una cultura en la que la muerte asusta. Lo cual es disparatado porque todo el mundo ha de morir, fatalmente.

Mientras que no es una suerte universal padecer terribles enfermedades, por lo que no es una aspiración loca querer gozar de buena salud.

Y como enemigo declarado de la salud, física y mental, es el miedo, hay que evitar padecerlo en estado crónico. Porque el miedo tiene que ser puntual. Un mero aviso de peligro, no un cancerbero que lo tenga a uno paralizado.

En era tan enfermiza como esta hay que tratar de gozar de buena salud, no para optar a la inmortalidad, que es un propósito descabellado, sino para gozar de ella, porque es un bien en sí mismo.




martes, 19 de mayo de 2020

Centrifuguismo.



¡ESTO TIENE QUE TENER UNA EXPLICACIÓN FÁCIL!

Pues eso. Que esto tiene que tener una fácil explicación.

Porque es tan enorme. Tan evidente. Tan inoculto que no puede pasar desapercibida su propia estructura.

Porque los jugadores descubren su juego jugando.

Por aquello de que no hay peor cuña que la de la propia madera, y este nos está haciendo mucho daño, algo tienen que tener en común los virus y los humanos

De ser así ¿qué es?

El oportunismo.

¿Y cuál es la diferencia?

Que los humanos provocan la oportunidad y tras provocada la aprovechan y los virus aprovechan las oportunidades que se encuentran hechas.

Y los pobres virus se aprovechan de las pobres oportunidades que le brindan los murciélagos, los pollos, los cerdos y así van tirando.

Pero si consiguen meterse en los grandes fabricantes y explotadores de oportunidades...

¡Tenemos la que tenemos!

La humanidad se ha especializado en lo gigantesco, lo grandioso, lo macroscópico, lo enorme que provoca la concentración.

Antes la humanidad estaba dispersa, en pequeñas poblaciones que fueron abandonándose y se concentró en grandes urbes. Con grandes centros de producción y grandes centros comerciales. La actividad de la población se centró en trabajar y en consumir, de modo totalmente pasivo. Trabajando en tareas preestablecidas y consumiendo pasivamente según planes preestablecidos. La iniciativa personal reducida al mínimo y sujetas a las ordenes de las minorías pensantes...

El resultado es aparentemente óptimo.

Verdaderamente pésimo.

A la vista está.

Sirviendo esta humanidad de pasto incondicional a una población de virus infinitamente pequeños. Y pasan los meses, se acumulan los muertos y seguimos inermes ante esta terrible plaga. Encerrados como conejos como único recurso de supervivencia...

Hasta que se invente una vacuna y una medicación adecuada y se domeñe este virus...

¡Y asunto concluido!

Pues no.

Porque vendrá otro virus que hará otro tanto...Y luego otro...Y luego otro...

¡Qué pesimismo!

Pues no. Qué realismo.

Porque la única solución que cabe es la dispersión.

Volver a los pueblos vaciados. Trabajar y holgar en ellos.

Y las grandes ciudades dejarlas para lo que sirven. Para ser parques temáticos a los que acudan de vez en cuando. Muy de vez en cuando los habitantes de las ciudades medianas, de los pueblos y de las aldeas.

En nuestro país hay cincuenta provincias con más de cincuenta capitales y ciudades grandes y muchos pueblos pequeños, muchos de ellos encantadores. No es solo Madrid y Barcelona con sus áreas metropolitanas.

Dediquemos los esfuerzos en dispersar no en concentrar, porque la hipeconcentración conduce al desastre.

Si es que no lo vemos es que estamos ciegos.




domingo, 17 de mayo de 2020

Ya lo dijo Don José.


LAS EDADES DEL HOMBRE.

Me pasa lo que a Pati Bravo, que no tengo edad.

Nunca la he tenido.

Mis recuerdos infantiles no son de un niño.

Sino míos.

Ni los juveniles de un joven.

Sino míos.

Ni los de adulto de un adulto

Sino míos.

Y mis vivencias actuales no son las de un viejo.

Son las mías.

Y, desde luego, mi vida no está condicionada por la perspectiva de la muerte.

Perspectiva que ha existido siempre.

Porque mi vida es mía y mi muerte no lo es. No me afecta a mí.

Hay un momento ignoto en el que nace uno.

Como hay otro, igualmente ignoto en el que uno muere.

Antes y después de esos momentos no está uno y nada de lo que ocurra le confiere a uno.

Porque la existencia se compone de dos elementos:

Uno mismo y todo lo demás.

Por eso cuando vienen con la cantinela, con buenas, malas, ni buenas ni malas, intenciones apretándole a uno para que haga o deje de hacer lo que sea, sonrío...

y hago lo que me dé la gana.

O mejor dicho:

Hago lo que mi conciencia me dice que tengo que hacer.

Si puedo, claro.



sábado, 16 de mayo de 2020

La que nos ha caido.



LA PLAGA DE LOS VIRTUOSOS

Las epidemias son azotes de la humanidad y quieras o no son castigos divinos por pecados humanos.

Desde una mentalidad laica eso no tiene sentido, pero la laicidad convive con la religiosidad, es innegable, y se producen transferencias, que son metafóricas, pero transferencias al fin y al cabo.

Y desde luego el SIDA, que es una de las más recientes plagas, tiene innegablemente esa connotación de castigo divino a los pecadores por antonomasia, los sexuales, y más aún los homosexsuales.

Y al ser de transmisión sexual triunfaron los condones como remedio adecuado.

Pero este al transmitirse por las vías respiratorias requieren una especie de condones faciales que son la mascarillas. Pero claro como se lleva uno las manos a la cara pues hay que estar lavándose continuamente, por lo que seguramente lo más adecuado será el condón total.

Pero esta epidemia del COVID 19 es universal, con lo que ha alcanzado el rango de pandemia,  es muchísimo más feroz que aquella y se cierne sobre los virtuosos, o eso parece.

Pero claro la lujuria es el primero de los pecados capitales, pero no es el único, porque hay seis más, ya que los pecados capitales son siete.

Los otros seis son gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia.

A lo mejor este terrible castigo se corresponde con un pack de esa media docena de pecados capitales restantes ¿no?

¡Hay que echarle una pensada!

Porque al atacar con tal saña a todo el mundo es de suponer que unos por otros abarquen todo el espectro pecador.

Y los pagaches principales de este estropicio son los más viejos.

¡Claro!

Los que durante más tiempo han debido estar pecando...

¡Y no se van a ir de rositas!




jueves, 14 de mayo de 2020

Rodeados.



¿HASTA CUÁNDO CON ESTE MÉTODO?

Llevamos dos meses de confinamiento y el Gobierno anuncia que propondrá una nueva prórroga, ahora de un mes. Y me pregunto ¿Hasta cuándo?

No lo digo por mí.

Porque soy viejo y pienso seguir confinado lo que haga falta. Porque mientras no haya vacuna, ni gama globulina, ni medicamentos específicos y sabiendo como sé cómo se las gasta el "bicho" con los viejos, no pienso bajar la guardia.

Aparte de que estoy dabutimente encerrado en esta jaula verde, con plantitas fuera de casa y pintando cuadritos dentro, porque a mí se me da muy bien ilustrar  soledades.

Lo digo porque tener el país empantanado ¡no lo veo!

No parece que sea un virus el que nos haya atacado, más bien parece que nos haya atacado el curare.

Y como ya hace tiempo que Gobierno y Oposición han desenterrado el hacha de guerra y enterrado la pipa de la paz aceptada al principio de la crisis pues esto se está poniendo muy sofocante.

La consigna parece que es que mientras que el virus no afloje nosotros no aflojamos. Considerando que "nosotros" somos uno grande y libre.

Pero es que no somos uno.

Porque somos por lo menos somos dos.

Los mayores y lo menores de 70 años.

Ya lo decía hace dos posts. http://salterio.blogspot.com/2020/05/vayamos-por-partes.html Que según la prensa el 86% de los muertos eran mayores de 70 años. Mientras que los menores de 70 años eran solo el 14%.

Ya decía entonces que además de criterios geográficos habría que tener en cuenta criterios cronológicos. De modo que parece de cajón que a los mayores de 70 habría que mantenerlos con mayor protección, y con mayor confinamiento, y a los menores con menor confinamiento porque ello no comportaría menor protección.

Sobre esto no he oído ni una palabra

¡Cómo es posible!

Creo que se confunden las cosas.

El confinamiento no es un recurso terapéutico.

Tenía como única finalidad descongestionar los hospitales y los recursos sanitarios para que no se tuviera que escoger, por ejemplo, entre los pacientes con acceso al respirador o a la cremación, como se sospecha o se malicia que se vieron obligados a hacer en el pico de la crisis.

Los recursos terapéuticos son las vacunas, las "gamaglobulinas" y los medicamentos específicos. Y aunque a estas alturas se debe haber aprendido mucho de cómo burlar a este "bicho" aún no se dispone de un arma para combatirlo eficazmente.

Y parece claro que si se mantiene protegida y confinada a la población de la que se ha demostrado su vulnerabilidad ya que ha acaparado el 86 % de las muertes, que además se corresponde con la población jubilada sin influencia laboral en la sociedad, se puede dejar más libre, aunque protegida con mascarillas y geles a la población más indemne, puesto que le ha afectado sólo el 14% de las muertes.

Porque parece claro que la asistencia del sistema sanitario y los recursos hospitalarios serían suficientes para atender a la población infantil, juvenil y de edad laboral hasta encontrar antídotos específicos a esta terrible plaga.

Aunque parece que la opción de la autoridad competente sea decretar "cadena perpetua" universal mientras que no se encuentre una vacuna o un remedio, no me parece la única ni la mejor de la soluciones posibles...

¡Hay que estrujarse un poco más el coco!




martes, 12 de mayo de 2020

Sombras chinescas.



EN HORROR DE MULTITUDES.

Entre el cero y el infinito, parece que se prefiere el infinito.

Lo cual resulta de lo más propicio al COBI 19, ente próximo al cero,

para multiplicarse hasta el infinito.

Mientras que la gente se precipita escandalosamente al cero.

Casi nadie por la calle

y los pocos que hay

enmascarados

como sombras seguidos de su propia sombra.

Todo está pensado para la infinitud.

Los enormes aeropuertos con sus enormes aeronaves repletas de gente encajadas con calzador.

Los enormes puertos con sus enormes cargueros repletos de enormes contenedores repletos de enormes cantidades de cosas. O con enormes cruceros repletos de enormes cantidades de turistas que ingieren enormes cantidades de caviar y beben enormes cantidades de champán.

Y así todo.

Y vienen esos bichitos casi cero. Que dijo El País del domingo pasado que la relación de tamaños entre uno de esos micro-bichos, casi cero, y un humano es la misma que la que hay entre una gallina y el planeta Tierra entero. Con la diferencia, pienso, que no es concebible que una gallina ponga en peligro la existencia de toda una Tierra.

Ahora el infinito parece que no tenga viabilidad. Se arruinan las grandes corporaciones, los grandes proyectos, las grandes urbes repletas de grandes rascacielos. mientras que sobrevive las aldeas, lo pequeño. Lo multitudinario colapsa mientras que lo reducido sobrevive.

Lo que ocurre es que en post de las grandes urbes se habían abandonado las aldeas

Lo dicho

Habrá que cambiarle el rollo a la gramola.

Y los que se lo hayan cambiado ya estarán dabuty.

Creo.











sábado, 9 de mayo de 2020

Solos no. Mal acompañados.




LILIPUTIENSES DE OTROS MUNDOS.

Los defensores del BIG BANG creen que el Universo se originó hace 13.700.000.000 de años.

¡Pero yo no me lo creo!

Porque yo soy seguidor de Fred Hoyle. Que, curiosamente, fue quien acuñó el concepto BIG BANG, como burla de esa doctrina. Porque es defensor del Universo Estacionario que siempre ha estado y siempre estará como está ahora. Y de la "Panspermia" según la cual el Universo está inundado de vida y que aquí tenemos la que nos corresponde pero no tenemos la vida en exclusiva.

Todo esto ni me lo creo ni me dejo lo de creer, pero lo del BING BANG, directamente,  no me lo creo.

En cambio me parece más creíble que la Tierra se originara hace entre 4.700.000.000 y 4.500.000.000 de años.

Y que la vida en la Tierra empezara muy pronto, hace entre 4.200.000.000 y 4.100.000.000  de años.

Y durante todo ese tiempo ha estado habitada por microbios, seres muy pequeños, desde nuestro punto de vista: arqueas, bacterias y hongos. que se miden por micras, que son milésimas de milímetro.

Se suele pensar que estos son habitantes del pasado

¡Pues no!

Porque calculan que actualmente la Tierra está habitada por un nonomillón de microbios,

1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 (un uno seguido de 30 ceros)

Toda esta "gente" es muy heterogénea formada por eucariotas, seres unicelulares como arqueas y bacterias, sin núcleo, hongos, procariotas, con núcleo y otros mucho más pequeños, como los virus, que se miden por nanómetros, millonésimas de milímetro. Y es de suponer que habiten por todo el Universo. Por lo que habrá marcianos que sean así microscópicos y no estrafalarios hombres verdes viajando en platillos volantes...

Según la teoría de la Panspermia, proscrita durante mucho tiempo y en estos con muchos e ilustres defensores, estos microbios viajan libremente por el Universo a lomos de cometas y de vientos siderales.

Pero hace 3.500.000.000 de años se produjo una tremenda revolución al surgir microbios con clorofila capaces de descomponer anhídrido carbónico en carbono que asimilaban y vertiendo oxígeno libre a la atmósfera.

Y como el oxígeno es un gas muy venenoso para la mayoría de aquellos habitantes de nuestro planeta se debió producir una escabechina horrorosa. Perecerían la mayor parte hasta que aprendieran a refugiarse en ámbitos sin oxígeno, como por ejemplo nuestro propio intestino y las rocas de Riotinto.

Por aquella época surgieron los procariotas, o células con núcleo que en muchos casos aprendieron a unirse formando seres pluricelulares, dando lugar a poblaciones genuinamente terráqueas. Verdaderos gigantes que se miden por metros, centímetros o milímetros y que ya son demasiado pesados para viajar gratis por el universo en cometas o arrastrados por vientos siderales.

A estas alturas de la película en este planeta convivimos:

Gigantes pluricelulares que se miden por metros centímetros y milímetros, confinados por necesidad en la Tierra.

Enanos unicelulares que se miden por micras que para nada están confinados porque viven aquí o en cualquier otro lugar del Universo.

E infraenanos que se miden por nanómetros como el COVID 19 y no sabemos muy bien si son o no son extraterrestres recién o remotamente llegados...

Pero lo que está meridianamente claro es que a los listillos de la Creación nos están amargando la vida estos liliputienses invisibles.