Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

martes, 19 de septiembre de 2017

España vertebrada.

CONFUNDIR LOS TIEMPOS VERBALES.

Un defecto habitual de los independentistas catalanes es confundir los tiempos verbales.

Confundir pasado con presente: Querer que la independencia que querrían que hubiera ocurrido en el siglo XVIII, de no hubieran perdido aquella guerra, ocurra ahora. Como si no pasara el tiempo, como si ahora fuera antes, como si antes fuera ahora.

Confundir futuro con presente. Porque, hoy por hoy, las leyes legales en Cataluña son las españolas. Porque las leyes catalanas emanarán de un estado catalán, y eso, en todo caso regirá en el futuro, no en el presente.

En la vergonzosa sesión parlamentaria en la que se atropelló la democracia que amparaba a la minoría anti-independentista se aplicaba ¡y mal! una "legalidad" inexistente. Porque sería la legalidad que emanaría de un estado surgido tras un triunfo electoral independentista ¡que aún estaba por realizarse! Porque, precisamente, en esa sesión parlamentaria se trataba de establecer, dicho referéndum. Que es ilegal porque esa cámara autonómica carece de las atribuciones necesarias para organizarlo.

¡Una locura!

A muchos catalanes parece que les jode un motón ser españoles. Pues ¡qué le vamos a hacer! hoy por hoy son españoles. Y eso le sume en una esquizofrenia que es evidente. Lo dicho ¡una locura!

¿Qué tendrían que hacer?

¡Ellos sabrán! Pero así van de cráneo. Y nos obliga a todos  a ir de cráneo.

Lo suyo sería parar ese carro y sacar conclusiones.

La primera es que hay mucha gente independentista a la que darle una solución satisfactoria.

La segunda es que hay mucha gente que no es independentista a la que también hay que darle una solución también satisfactoria.

Y como Cataluña, ni ningún otro sitio, puede ser independiente y no independiente a la vez habrá que buscar un estado en el que todos ganen algo perdiendo un poco. Renunciando los centralistas al centralismo y los independentistas al independentismo.

¡O guerra sin cuartel! No sería la primera vez.

Hay dos fórmulas muy usadas para resolver el problema por las buenas: La federación y la confederación.

La federación es una forma fuerte que permite una gobernabilidad más eficaz. En la federación cada estado se gobierna por sus leyes particulares, aunque sometidos a un gobierno federal común a todos los estados. Uno de los principios del estado federal es la indisolubilidad. O sea que ningún estado tiene derecho a independizarse. Un ejemplo claro es los EEUU.

La confederación es una forma más débil, y se diferencia algo de la anterior, aunque poco en la práctica. Se diferencia entre otras cosas en que carecen de la restricción que les impide independizarse. Casos claros  de confederación son el Reino Unido y la Unión Europea.

Y confederal fue el estado de la Corona Española durante la dinastía de la Casa de Austria, que duró bastante tiempo. Y cuando se centralizó se hundió. Aunque con la centralización la España peninsular se modernizó. Pero el centralismo es un corsé demasiado rígido que se flexibiliza con el federalismo.

Con el Estado de las Autonomías ya se ha decidido rechazar el centralismo, y quererlo imponer bajo cuerda es jugar sucio. Pero el Estado de las Autonomías se ha quedado corto y hay que decidirse por federalismo o por confederalismo, pero para ello es necesario un cierto continuismo:

Reconocer, en primer lugar que todas las regiones que hoy configuran España conforman nuestro país.

Que en última instancia los titulares de la Soberanía Españolas serán los que decidan la suerte de España.

Y, hoy por hoy, los titulares de la soberanía de España, de toda España, somos los españoles ¡todos los españoles! Y ese derecho lo tienen todos, no una parte de ellos.

Para que se pueda convocar un referéndum de independencia en una región, o nacionalidad, o nación, o como se le quiera llamar, de las que forman nuestro país, es condición sine qua non configurar este país como estado confederal mediante un referéndum de alcance universal ¡y eso lleva su tiempo! Mucho más del mes escaso dado por los independentistas.

Esto o la esquizofrenia ¡No hay más!




domingo, 3 de septiembre de 2017

Intolerancia.


RIGOR PERSISTENTE .

Vi en la tele una noticia ilustrada con imágenes presentada como algo curioso y risueño: Una procesión de la imagen del dios Ganesh que entraba en la iglesia de la Virgen de África de Ceuta para hacer una visita ritual.

Ganesh o Ganesha es un dios llamativo porque tiene cuatro brazos y cabeza de elefante.

Sin duda resulta curioso y hasta divertido que la deidad hinduista se pase a visitar a la Virgen de África ¡pero ojo! que el asunto tiene su enjundia.

Resulta que la comunidad india de Ceuta celebra su fiesta religiosa, que en parte consiste en echar al mar, para que se deshaga, una imagen divina. En este caso la de Ganesha , que hacen con barro y arena, que dejan secar y luego la policroman.

Es una imagen sagrada, como las de Semana Santa, que se configura como objeto de la adoración, pero que no se conserva durante años, o siglos a veces, sino que se la devuelve a la naturaleza para que recupere su condición de arena y barro, Y al cabo del año se reinicia el proceso. De modo que hay permanencia de un ciclo natural del ser y la nada bellamente simbolizado.

Por otra parte Ganesha, es el patrón de la infancia y los niños están bajo su protección. Visité con mi familia el templo que tiene dedicado en Karni Mata, que es muy curioso porque está lleno de ratas, animales que simbolizan los niños fallecidos, y allí acuden a su encuentro los devotos que han perdido algún hijo, porque sienten el consuelo de ver, aunque no puedan reconocer, a sus queridos hijos fallecidos correteando en aquella multitud de animalitos. O sea que experimentan la ilusión de haber resucitado ¡lo cual no es tan distinto de la resurrección de los muertos tan arraigada en nuestra cultura! Pero no solo acuden padres nostálgicos sino también jóvenes padres con sus niños porque, como digo, es el dios protector de la infancia.

El propio Ganesha ya en sí mismo es curioso, porque es hijo del dios Shiva y de su esposa Parvati.

Shiva es un dios impulsivo, de color azul, creador y destructor, hijo, a su vez, de Brahama, al que se le hace poco caso, como a Dios Padre, porque aunque creara el Mundo ya no hace nada, y hermano de Visnú, también azul y mucho más moderado, aunque menos adorado.

El que tenga cabeza de elefante se debe a que Shiva presa de un monumental cabreo le arrancó la cabeza a su hijo de un manotazo. Súbitamente se arrepintió y salió a la calle dispuesto a reparar el daño causado, arrancándole la cabeza al primero que pasara por allí para reponer la de su hijo decapitado. Y como el primero que pasó fue un elefante ¡pues eso!

El caso es que Ganesha cae muy bien a los hinduistas, se considera que da buena suerte, y siempre va acompañado de una rata. Toda esta iconografía no es tan rara para nosotros gracias a Walt Disney con Dumbo y Miki Maus.

El caso es que la visita de Ganesa a la iglesia de la Virgen de África no le gustó al obispo de Cádiz, cuya diócesis comprende Ceuta, porque le pareció que causó confusión y escándalo a la comunidad católica.

A la vista está que no se confundió ni se escandalizó toda la comunidad católica de Ceuta, porque una multitud le dedicó una Salve Rociera a la visita y en el vídeo que he visto parecían todos muy contentos y felices.

El Vicario católico en Ceuta se debió llevar un rapapolvo monumental del Obispo puesto que presentó su dimisión, que fue aceptada de inmediato.

Parece ser que ese encuentro interreligioso se celebraba desde hacía 8 años, o sea que ya era una tradición en la ciudad, aunque no sé si Ganesa entraba en esa Iglesia o no en ocasiones anteriores.

Ese rasgo tan excluyente de las religiones occidentales originadas en el oriente próximo no es compartido por las religiones orientales, de modo que Gandhi, tan preocupado por los sangrientos conflictos debidos a los odios que se generan entre fieles de distintas religiones, propuso que todo el mundo, fuera de la religión que fuera, incluso los ateos, se hicieran hinduistas, porque para ser hinduista no estorba ser de otra religión o de ninguna. Claro que eso es así en el plano teórico, y no en el práctico puesto que a Gandhi lo asesinó un radical hinduista por ser tan tolerante con los musulmanes.

Pero, volviendo a nuestra historia hay que resaltar que Ceuta y Melilla. están incrustadas en Marruecos.

¿Y qué es Marruecos?

Pues Marruecos es algo más que nuestro vecino del sur, porque entre otras cosas es lo que queda de Al Andalus.

Se cree que Al Andalus, como la Atlántida, es un país desaparecido. Pero no es así, porque Al Andalus nunca se extendió exclusivamente por la Península Ibérica, sino que parte comprendía la Península Ibérica y parte el norte de África.

Al principio Al Andalus ocupó prácticamente toda la península y parte de Francia, Narbona perteneció a Al Andalus durante casi 30 años ¡que no es moco de pavo! pero Al Andalus enseguida se empezó a reducir en favor de los reinos cristianos hasta que prácticamente en el siglo XVI desapareció de la península.

¡Pero las conquistas de Al Andalus de los reinos cristianos no se detuvieron cuando Al Andalus salió de la península sino que continuaron ¡y persisten! en Al Andalus del norte de África en Ceuta y Melilla ¿Por cuánto tiempo? NPI.

Ahora centremos la atención en dos cosas distintas que se suelen confundir indebidamente: La España, que es cristiana, y la expulsión de musulmanes y judíos de España. Porque antes de la expulsión convivían en España cristianos, musulmanes y judíos.

El caso es que de esas dos ciudades españolas, Ceuta y Melilla ¡no se expulsaron ni a los musulmanes, ni a los judíos! ni a nadie más por razones de credo. Entre otros a los indios que por rezones de índole comercial se establecieron allí por ser una tierra tolerante. Ergo estas dos ciudades del norte de África son fósiles vivientes de una España tolerante.


Pero la historia aquí narrada parece indicar que en la península persisten antiguos rigores que irradian intolerancia donde de suyo no la hay. O de haberla no afecta de modo tan radical a estos temas de índole religiosa.


miércoles, 30 de agosto de 2017

Lo mío es mío...

LA PRUDENCIA COMO VICIO Y LA IMPRUDENCIA COMO VIRTUD.

Don Mariano, con su proverbial prudencia, está jodiéndolo todo.

Teniendo, como tiene, la razón de su lado. Y teniendo, como tienen, los independentistas la sinrazón del suyo, pierde y los otros ganan y se están llevando el gato al agua.

Le están anunciando a bombo y platillo que le van a comer la merienda, y está ahí esperando a que le metan el diente para empezar a impedirlo. Y ¡a lo mejor se lo llevan todo del primer bocado!

Don Mariano no le dice nada a nadie. Y nadie le dice nada a Don Mariano ¿Cómo lo consiente Don Mariano? ¿Cómo se lo consienten a Don Mariano?

La prudencia no es siempre el mejor aliado de las grandes causas. Por ejemplo, Adolfo Suarez fue, por lo general, un gran imprudente. Y ya ven, se llevó el gato al agua, aunque le echaron los perros y dejó sus propios pelos y los de su familia en la gatera.

Don Mariano, cifra su prudente estrategia en el incondicional apoyo del PSOE ¡a buena parte va! Para empezar el PSC ya ha consumado su independencia respecto al PSOE. No obstante el PSOE se mantiene dependiente del PSC.

O sea que ya el PSC ha adelantado los planes independentistas de Cataluña: "Lo mío es mío y lo tuyo de ambos".

Porque la "independencia" que están planteando no es tal, porque no es recíproca.

Porque los planes independentistas no consiste en que Cataluña sea un país independiente de España como lo es Portugal. Sino que lo que proyectan es un estado independiente en el que todos sus ciudadanos tengan doble nacionalidad, pero no todos los españoles la tengan. Y a través de esos vínculos seguir manejando y condicionando todos los asuntos de España, pero no a la inversa.


Y mientras Don Mariano esperando el santo advenimiento. 


lunes, 28 de agosto de 2017

Mucha brasa.

UNA ESTRATEGIA REGULERA.

Pues eso, que los independentista catalanes tienen una estrategia regulera. Nada más que regulera, porque si de verdad quisieran la independencia pondrían en marcha otra estrategia más efectiva.

Para empezar, defender tan firmemente un referéndum ilegal es estúpido, porque eso no es presentable. Ningún estado va aceptar el resultado como bueno. Y es de suponer que el gobierno lo impida, como viene diciendo el presidente continuamente, aunque no deja traslucir cómo ¡debe ser por razones de estrategia! aunque mucha confianza, francamente...

¿Por qué ilegal?

Dicen que porque de otro modo no se puede.

Creo que se confunden. Porque lo primero es que ilegal no sirve, y lo segundo que en el actual Parlamento seguramente hay más votos a favor de un referéndum que en contra. Porque en contra está el PP y seguramente nadie más, y no llegan a la mitad. Y a favor estaría el PSOE, Podemos, los vascos, los catalanes y no sé si Ciudadanos. Y seguramente entre todos lleguen a la mitad o más. Y tras las próximas elecciones es de esperar que los favorables a un referéndum aumenten.

Un referéndum en el que solo voten los catalanes puede que no cuele próximamente, porque siempre estará el obstáculo constitucional, porque efectivamente al no ser nuestro país confederal una región no puede decidir por su cuenta y riesgo, y ello comportaría una reforma constitucional, lo cual no deja de ser un engorro ¡y tiempo!

En cambio un referéndum en el que participe toda la población española no creo que tenga ningún inconveniente de orden constitucional. Rajoy se arroga continuamente la interpretación de la voluntad del pueblo español ¡no se arrogue tanto hombre! ¡Pregunte!

Pero los independentistas catalanes no quieren que participen todos los españoles.

¿Por qué?

Porque votarían en contra.

Miren, eso es mucho inferir, porque si siguen la presión mediática tan porculera ¡que eso sí que lo hacen impecablemente! La gente ya se está calentando tanto que votará a favor de que se abran.

Y como la libertad de Cataluña respecto a España es del mismo signo que la libertad de España respecto a Cataluña ¡Pues miel sobre hojuelas!


Unos se irán felices y los otros quedarán como perro que le quitan pulgas!


sábado, 19 de agosto de 2017

Extraterrestres


¿HAY ALGUIEN AHÍ FUERA?

¿Estamos solos o hay alguien más?

O sea ¿existen los extraterrestres?

Yo creo que sí.

Y yo, que no tengo NPI, creo que sí porque me fio de gente como Fred Holey.

Este científico es una ardiente defensor de la teoría llamada PANSPERMIA según la cual la vida que conocemos, y de la que formamos parte, no se ha generado en la Tierra, sino que ha venido de fuera. En otras palabras, que somos descendientes de extraterrestres. Tal teoría se le ha considerado herética pero poco a poco se va imponiendo.

Se piensa que la vida bacteriana es muy abundante fuera del sistema solar y que las bacterias y otros seres semejantes se introducen en nuestro sistema transportadas por cometas, que son astros que viajan entre el espacio exterior y las proximidades del Sol, y que van sembrando vida por donde pasan, entre otros lugares en nuestro planeta. Se decía que tal cosa no podría ocurrir porque las bacterias, o seres semejantes, que pudieran viajar a lomos de cometas quedarían eliminadas por las radiaciones tan potentes y tan abundantes que bombardean el espacio del Universo.

Por el contrario, el citado Fred Holey defendió que las bacterias viajan tan lindamente por el Universo, y aunque algunas sean alcanzadas por los rayos esterilizantes, como pueden ser tantas las viajeras muchas se salvarán y alcanzarán su objetivo.

En su delicioso libro "El Universo inteligente" este autor defiende que la vida fuera de nuestro planeta no es que no sea rara ¡es que es abundantísima! Y que el polvo interestelar a lo que más se parece desde aquí es a inmensas colonias de bacterias.

Me parece demasiado optimista, pero ya digo, yo NPI!

Dice que vivimos no en un oasis de vida, sino todo lo contrario, en un erial que fue sembrado nada más formarse la Tierra. Parece que nuestro planeta se formó hace 4.500 millones de años y que muy pronto prendió la siembra, porque hay huellas fósiles de vida de hace casi 4.000 millones de años. Y cada vez se va acortando más el plazo de implantación de la vida.

De modo que con seguridad hay vida en los satélites de Júpiter y Saturno, Europa y Encelado. Probablemente bacteriana. 

¿Más que eso? Ahí está el misterio ¡Sigue leyendo!

Hasta aquí la introducción, porque este post, propiamente dicho, empieza ahora:

Como es sabido hay seres unicelulares, como las bacterias y pluricelulares, como nosotros.

Los unicelulares existen desde el principio de la vida y aquí siguen, porque no se han extinguido ¡ni muchísimo menos!

Los pluricelulares llegaron tarde, como los bomberos, hace tan solo 1.000 millones de años, no 4.000 como los primeros unicelulares.

Por otra parte hay dos clases de células: Procariotas y eucariotas.

Procariotas son células sin núcleo. Y hay de dos clases: Bacterias y arqueas. Puede que ambas procedan de alguna que ha desaparecido sin dejar rastro.

Estas células son muy pequeñitas: entre media y 5 milésimas de milímetro. Se dice pronto, pero como una hoja de papel tiene un grosor de una décima de milímetro y en esa longitud cabrían ente 20 y 200 bacterias en fila india.

Las procariotas, salvo que las maten no se mueren (los humanos acabamos muriendo aunque no nos maten) y de sexo nada, porque se reproducen por división.

Por eso se entiende que sean tan fáciles los viajes interplanetarios para esos seres. Pesan poco, caben en cualquier astro viajero de largo recorrido, como son los cometas, y como son inmortales, se dividen, se dividen y llegan ¡tienen todo el tiempo del mundo!

Pero en nuestro mundo muy pronto tuvieron problemas, porque inicialmente eran anaeróbicas, y cuando se establecieron bacterias con clorofila, las cianobacterias, empezaron a producir ese gas venenoso llamado oxígeno, lo que produjo una terrible mortandad ¡un desastre! del que solo pudieron salvarse las que encontraran cobijo y las que podían usar el oxígeno para su metabolismo.

Pasada la mitad del tiempo desde que se originara la vida en nuestro planeta, 2.000 millones de años, ocurrió algo muy raro: surgieron las células eucariotas: células con núcleo.

¿Cómo fue eso?

Parece, como defiende mi admirada Lynn Margulis, que fue debido a infecciones permanentes.

De modo que una bacteria quedó infestada por una arquea, que se constituyó en núcleo. Y debido a otras infecciones semejantes las nuevas células se fueron dotando de otros órganos, como las mitocondrias, encargadas de la respiración. El aparto de Golgi encargado de la alimentación. El ribosoma, encargado de la reproducción. Todo esto dicho a la pata la llana.

Las nuevas células, mucho mayores, consumidoras de oxígeno ¡eran mortales y tenían actividad sexual! Y forman en dominio de las protistas.

Así estuvieron 1.000 años: seres unicelulares, pero eucariotas, con núcleo y otros orgánulos.

Parece que se reunían en colonias por lo que derivaron en seres pluricelulares. Y al cabo de ese milenio aparecieron tres nuevos dominios: los vegetales, los hongos y los animales.

Y hace entre 500 y 600 millones de años ¡ocurrió la explosión Cámbrica! y a partir de entonces el paleozoico con sus trilobites, el mesozoico con sus dinosaurios y sus admonites, el zenozoico con sus mamuts y el último tramo, en el cuaternario, ¡la guinda! Nosotros. Los humanos con nuestras manías.

Los seres pluricelulares somos ¡auténticos gigantes! comparados con las filas de bacterias que cabían en el canto de un papel. Pero, como he dicho otras veces, con el culo tan gordo no se puede ir a ningún sitio: Y peor aún palmándola en tan breve tiempo.

Y ahora viene la cuestión principal de este post:

Que hay vida procariota en otros lugares del mundo mundial yo diría que es seguro.

Pero la vida eucariota tal como la conocemos no ha venido de ningún sitio. No es un producto de importación. Se ha producido y desarrollado aquí. En el delgado ámbito de este planeta.

Y cabe preguntarse: ¿habrá vida eucariota en otros lugares del Universo?

Mucha coincidencia sería que hubiera un diseño calcado al nuestro en otro sitio.

Pero podría haber gigantes como aquí con otro fundamento, como los de la guerra de los mundos.

¿Por qué no?.

Pero ¿por qué sí?

Me encantaría conocer vuestro punto de vista.





miércoles, 16 de agosto de 2017

Por encima de lo bueno y de lo malo.


SUPREMACISTAS.

No acababa yo de caer en la cuenta ¡pero por fin! los nacionalistas son supremacistas.

Los de Cataluña y los de cualquier sitio.

Es que claro, los currantes emigrantes, a largo plazo, y los turistas, a corto plazo, no son "trigo limpio" para los nacionalistas. Porque no vienen desprovistos de su lengua, de su ideología, de sus costumbres, de sus convicciones. Y claro, como pueden ser muchos, promedian. Y los nacionalistas que son localistas acérrimos ¡no lo pueden soportar! y se ponen de lo más intransigentes. Se hacen de la voz cantante y son a los que más se les oye y los que más se les ve.

Con frecuencia los emigrantes sufren el "síndrome de Estocolmo" y se ponen del lado de los opresores para evitar la opresión sobre sus propias costillas. Porque los nacionalistas reclaman la supremacía de su cultura local sobre otras variedades culturales, aunque sean de su propia nación, que terminan por rechazar como tal, y cortan por lo sano y se declaran independentistas. Para lo cual proclaman autoconvencidos que su región es una nación.

Para mí está muy claro que los supremacistas son más bien fachas, porque reclaman la supremacía para su casta. Más derechos de los que tienen el resto de la población ¡porque sí! porque se creen con derechos que otros habitantes de la región carecen, aunque hayan nacido también allí. Porque tiene sentido hablar de emigrantes para los que emigran. Pero que se les llame "emigrantes de segunda generación" a los nacidos en el país de padres emigrantes ¡clama al cielo! Y creo que también hay "emigrantes de tercera generación"...

¿Y qué tengo yo que decirle a los supremacistas más allá de que les he visto la patita? ¡Pues nada!

Mientras sí que le tengo que decir a los abrumados y a los desclasados y colaboracionistas:

A los primeros que no se abrumen, que tengan paciencia y estén al loro, que los que reclaman supremacía tienen los pies de barro. Y a los otros que no se desclasen y que no colaboren con los supremacistas. Que rechacen sus marrullerías y sus fraudes ¡Que no se dejen comer el coco! Y desde luego que no los voten en el futuro, que ya ven lo que hacen con la exigua mayoría cogida por los pelos.




martes, 15 de agosto de 2017

El enemigo invisible.

LA PESTE.

Leí en su momento La Peste de Camus. Y, como es de esperar, me conmovió. Las ratas, los cadáveres amontonados por todas partes, la ciudad aislada del mundo, cerrada a cal y canto ¡pavoroso!

Muy literario todo. El feísmo en todo su esplendor.

Pero el caso es que estamos viviendo una peste mucho más terrible, si nos atenemos a los resultados, con muy escaso interés literario, con pocas esperanzas de que deje de azotarnos. Ninguna ciudad en cuarentena ¡el mundo entero en cuarentena! No hay donde salir, lo abarca todo ¡y sin ratas!

Es decir, sin que haya un vector propagador conocido. Porque ¿cuál es el vector propagador del cáncer?

¡Pues ni idea!

La gente enferma de tan terrible mal y ni siquiera se da cuenta. Se suele notar, por lo general cuando ya es tarde. A veces demasiado tarde. Y la terapia es pavorosa ¡veneno puro!

Parece que no se trata de una única enfermedad, sino de muchas diferentes, agrupadas todas bajo el mismo nombre.

Y se trata, parece, de enfermedades degenerativas por las que una parte del organismo de hipertrofia desordenadamente tendiendo a producir la ruina del organismo entero.

Una epidemia. Una pandemia.

Que afecta al entorno inmediato de todo el mundo, cuando no a uno mismo. De la que de salir se sale dejando mucho pelo en la gatera.

Un verdadero asco. Que siembra el dolor y la destrucción.

Y todo en términos totalmente limpios, de total asepsia.

Es una amenaza blanca, transparente, invisible. Totalmente imperceptible.

Tremendo.




domingo, 6 de agosto de 2017

Metapintura.

NO ME GUSTA LA PINTURA.

No me gusta la pintura, ni me interesa.

Lo que me gusta y me interesa es la metapintura.

La pintura trata de cosas. Las pinturas son mensajes que tratan de diversos referentes.

La metapintura trata de la propia pintura. Es un fenómeno en el que están igualados mensaje y referente.

Veo a los guías que explican y aclaran el significado de los cuadros. El contexto histórico en el que se produjeron. Y está bien. Pero a mí eso no me interesa.

Lo que me interesa es cómo están pintados los cuadros. Cómo se las ha ingeniado el autor para plantear y resolver ese problema que es todo cuadro. La evolución en el modo de pintar. Evolución que no supone necesariamente un progreso.

Nos invitaron recientemente a una visita guiada a la exposición del Renacimiento en Venecia en la Thissen. La guía hizo su trabajo maravillosamente. Contó cosas interesantísimas en torno a la época y a los cuadros. Pero, claro, de lo que más me interesa a mí dijo poco. No dijo nada de la diversidad de estilos desplegada por Tiziano a lo largo de su carrera que me pareció asombroso. Yo tenía hecho el ojo a la infinidad de veladuras de sus cuadros en el Prado. Pero tenía cuadros somera y certeramente pintados que parecían expresionistas. y un retrato verdaderamente de estilo romántico.

Desde el punto de vista que estoy defendiendo tiene menos interés ver una pieza de teatro desde un asiento destinado al público que desde dentro del escenario entre bambalinas. Y ver cómo están los actores informalmente dispuestos a salir a escena, o cómo abandonan el gesto teatral cuando salen de escena y cómo han desarrollado su trabajo cuando están actuando.


O sea, que entiendo el arte como una realidad en sí mismo. Y no como una mera representación de otra realidad ajena.


sábado, 8 de julio de 2017

La gramatical ambigüedad.

EL GÉNERO NO MARCADO.

Esta mañana hemos acompañado a nuestra hija, que está embarazada, al médico ¡todo perfectamente! y en primer lugar la recibió un sanitario que le pasó un cuestionario. Me fijé en el cartelito que lucía bajo su clavícula izquierda que ponía "MATRONA".

No se trataba de una mujer, sino de un hombre. Regordete, calvo y con poblado bigote.

El cartelito es perfecto, porque lo que indica es lo que debe indicar: que esa persona ejerce la profesión de matrona. Y el que sea hombre o mujer no viene al caso. Si uno tiene curiosidad no hay que mirar el cartelito, sino el bigote.

Esto nos lleva a un memorable artículo de El País del 8 de marzo de 2012, cuyo autor es el académico de La Española D. Pedro Álvarez de Miranda, titulado "El género no marcado".

En dicho artículo dice el autor que la economía es esencial en la lengua. Por lo que basta decir, por ejemplo: "Hay hombres que son muy cultos y otros menos", y con ello quedan abarcados hombres y mujeres.

Y que en este caso, y en muchos más "hombre" no es del género masculino, sino del género "no marcado". O sea, neutro verdaderamente.

¿Y cómo se puede diferenciar que una palabra es de género masculino o de género no marcado?

Pues por el contexto.

¿Hay que inferir que en la lengua castellana el género no marcado, o sea el neutro, tiene la misma forma que el género masculino?

Pues no necesariamente como se deduce del empleo de la palabra matrona, que tiene la terminación característica del género femenino para indicar tal oficio. Que ejercen tanto mujeres como hombres.

Cabe preguntarse ¿a qué se debe que lo más frecuente el género no marcado sea igual que el género masculino?

Pues seguramente se deba a que históricamente las mujeres se dedicaban mayoritariamente a trabajos doméstico y los hombres a trabajos extra-domésticos.

No obstante hay excepciones, como matronas y enfermeras. Por lo que lo suyo sería que los géneros no marcados de tales profesiones fueran "matrona" y "enfermera". Lo que pasa es que "enfermero" no suena mal y ha prosperado, mientras que "matrono" suena de pena, por lo que el cartelito del que estamos hablando me parece de perlas.

Mucho me temo que el tema este del "género no marcado" no sea del dominio público, por lo que la gente poco versada en cultura gramatical vea machismo donde no hay tal, sino economía. Por lo que políticos y sindicalistas buscan conservar puestos, y los emolumentos correspondientes, con la cantinela de "ciudadanos y ciudadanas, españoles y españolas" etc. 

Es claramente más económico "ciudadanos" que "ciudadanos y ciudadanas", por lo que en semejantes casos ser "políticamente correctos" supone ser "gramaticalmente incorrectos".

Pero claro, para ser cultos hay que esforzarse y estudiar mucho , mientras que para ser incultos no hay que tomarse tanto trabajo.


O sea que, contradiciéndome, tengo que admitir que es más económico ser inculto que culto, y por ello preferible...

Preferible no, pero para quien quiera conseguir más votos es preferible comerle la oreja a los incultos, porque hay más, y los votos valen todos lo mismo. 

¿No?




lunes, 3 de julio de 2017

Ni más ni menos.

IGUALITARISTA.

No soy feminista ni, mucho menos, machista. Soy igualitarista.

¿Qué es eso?

Partidario de que todo el mundo, mujeres, hombres y hermafroditas tenga igualdad de derechos básicos, esenciales o fundamentales y de respeto por su condición genérica de hombre, mujer o hermafrodita. Y de cualquier condición más particular.

Lo masculino, lo femenino y lo neutro son modos de ser de las personas que implican modos culturales. Modos que son respetables.

Y por encima de las culturas femenina, masculina y neutra tiene que imperar una cultura humana común a toda persona humana. Con la que otras formas culturales más particulares no deben entrar en conflicto, como son las de género, ideología,  nación, etnia, religión, profesión, afición deportiva, etc.

¿Es que somos iguales?

Pues no. Somos diferentes. Cada individuo es único e irrepetible, distinto de todos los demás. De cuantos hayan existido y de cuantos existirán. Y hasta de sí mismo, porque uno ya no es lo que era ni será lo que es ahora.

Pero abundar en esto conduce al solipsismo. Por lo hay que socializarse.

De modo que hay un conflicto que hay que resolver: cada uno es distinto de todos, pero igual en eso: en que es distinto.

Y que para que cada uno sea como es, distinto, tiene que desarrollar un recurso paradójico: la igualdad.


En realidad no hay más que dos opciones: o igualitarista o naufrago. 

Solo o acompañado de otros náufragos.


miércoles, 21 de junio de 2017

Provisional supervivencia.

MUERTOS.

La lista de direcciones y teléfonos se va llenando de muertos.

Van avanzando, poco a poco, pero no llegan a compactarla completamente, porque nadie vive tanto como para ver su lista totalmente llena de muertos. Pero, pasados un par de siglos, por ejemplo,  si alguien encontrara una lista antigua podría comprobar que los muertos habrán compactado la lista completamente.

¡Pero no pasa nada!

Es un hecho tan obvio, tan normal, que entristecerse por ello carece de sentido. Y revelarse es ridículo.

Lo que hay que hacer es estar al loro. Disfrutar de la vida y de los vivos. Ser consciente de que uno está vivo y obrar en consecuencia. Y recordar a sus muertos con ternura, con simpatía. con alegría incluso, por lo que se le debe a algunos de ellos y por los buenos ratos compartidos.


Pero la realidad no deja de ser por ello  profundamente surrealista.


martes, 13 de junio de 2017

Teología geométrica.

DIMENSIONES.

Estoy releyendo Planilandia de Abbott y me encanta de nuevo. Verdaderamente ese libro, esa novela, plantea el tema de las dimensiones, que es un asunto que me fascina.

¿Existen la dimensiones?

Pues las dimensiones, como Dios, existen en la medida en que se crea en ellas. Y se organice la vida en torno a ellas.

Cuando se plantea la existencia de Dios creo que se hace un planteamiento impropio. Porque la existencia de Dios está determinada por los creyentes y por los ateos. Porque para los creyentes existe y para los ateos no existe.

Pero ¿existe o no existe más allá de lo que crean o no crean los creyentes y ateos?

Creo que esa pregunta no tiene sentido.

Volviendo a las dimensiones. Resulta que hay culturas con dimensiones y, probablemente, culturas sin dimensiones. Culturas en las que "se cree" que existe lo largo, lo ancho y lo alto, como la nuestra y, supongo, culturas en las que se apañan estupendamente sin esas creencias.

Pero ¡ojo! que la geometría, como la teología, tiene sus complicaciones.

¿Cuántas dimensiones hay?

Se dice que tres: largo, ancho y alto.

Si, por ejemplo, uno se asoma a un huerto y ve un pepino en su mata y lo "dimensiona" obtiene el resultado que sea. Pero si vuelve con la misma operación al cabo de una semana observa sorprendido que ¡las dimensiones han cambiado!

¡Porque no se ha tenido en cuenta la "cuarta dimensión", que es el tiempo! que condiciona las otras tres.

Porque las dimensiones son referencias que posibilitan las anotaciones de los fenómenos. y con tres anotaciones no basta ¡hacen falta cuatro!

Pero cuatro como máximo, porque a veces no hacen falta tantas.

Hasta aquí se ha hablado de "dimensiones" pero aún no se ha sacado a relucir un elemento esencial: el espacio.

Pues el espacio es el ámbito dimensional.

Y cabe pensar que los espacios tengan dimensiones. Se habla de espacios unidimensionales, bidimensionales, tridimensionales, tetradimensionales y enedimensionales...

¡Pero si no hay más que tres dimensiones!

Hay las que se necesiten. Con esto vuelve a pasar como con los dioses, porque hay religiones con un dios, como la judía, la cristiana y la musulmanas (aunque hay judíos y musulmanes que echan en cara a los cristianos que parece que tienen tres). Hay religiones con muchos dioses como el Induísmo, pero con tres principales: el espiritual, el económico y el bélico. Las hay con infinitos dioses como el Panteísmo. Las hay sin ningún dios, como el Budismo y el Taoísmo. Y como el "Ateísmo", que no figura oficialmente como religión pero que me parece que en muchos casos es dogmática como la que más...

A las dimensiones también se les llama "grados de libertad"

Hay espacios nulidimensionales, carentes totalmente de libertad, como las mazmorras o las tumbas.

Hay espacios unidimensionales, como el tren que circula en una sola dimensión, o dirección, con dos sentidos, donde se puede avanzar, retroceder pararse acelerar, decelerar ¡y nada más!

Hay espacios bidimensionales, como una hoja de papel en la que se puede escribir y dibujar a derecha, izquierda, hacia el borde superior, hacia el inferior ¡pero no se puede dibujar o escribir ni por encima ni por debajo del papel!

Hay espacios tridimensionales ¡que es el nuestro! y del que huelga que diga algo.

Pero no hemos tenido en cuenta esa cuarta dimensión que es el tiempo.

Que probablemente no afecte al espacio nulidimensional, aunque no es seguro, porque no es igual acabar de entrar en una mazmorra que llevar treinta años en ella. Pero en cambio habrá poca diferencia entre el día del entierro y treinta años después para una tumba.

Para un espacio unidimensional, como es el tren, el tiempo es un factor importantísimo, porque es la "dimensión" que rige el tráfico ferroviario. Luego el espacio unidimensional es verdaderamente bidimensional: largo y tiempo. Igual ocurre con el bidimensional que verdaderamente es tridimensional si contamos con el tiempo. Y el tridimensional ¡el nuestro! que con el tiempo es tetradimensional ¡Qué emoción! Moramos en un espacio tetradimensional!

Pero la cosa se complica aún más. Porque como queda expresado divinamente en Planilandia, los espacios de X dimensiones ocupan un espacio X+1. porque, por ejemplo, un tren es una línea, una dimensión, pero una red ferroviaria ocupa una superficie, dos dimensiones.

Y lo que es más importante, para poder ver lo que ocurre en un espacio de X dimensiones hay que encaramarse en un mirador con una dimensión más. Porque los seres bidimensionales del mundo bidimensional de Planilandia, que era principalmente polígonos, no se podía ver como tales seres bidimensionales, sino unidimensionales, porque se veían de perfil, como vemos una escuadra o un cartabón totalmente de perfil, como un línea, en la que se percibe con dificultad los ángulos. Mientras que desde fuera se muestra ese espacio con su verdadera fisonomía.

Moraleja: Hemos visto que nuestro espacio no es tridimensional sino tetradimensional ¡y no lo podemos ver ni tan siquiera tridimensinalmente! porque tendríamos que encaramarnos en un mirador con una dimensión más.

¿No me creéis? Los habitantes de Planilandia ven los polígonos como segmentos rectilíneos, aunque con accidentes visuales, brillos y oscuridades mediantes los que infieren que no son segmentos los que ven sino polígonos ¡A nosotros nos pasa igual! con los cuerpos tridimensionales de nuestro mundo tridimensional, que los vemos aplastados, la parte delantera tapando la trasera y cosas por el estilo. Una esfera (3D) la vemos como una circunferencia (2D) solo que brillos y sombras con lo que inferimos que vemos lo que no vemos


¡Pobre de nosotros! Que con los ojos de la cara no tenemos bastante ¡Necesitamos el tercer ojo! el imaginador.


viernes, 2 de junio de 2017

El legítimo fin de la política.

OBRAS SON AMORES.

Mi casa da a dos calles. En una de ellas muchas losetas de la acera estaban rotas. Sobre todo las que rodeaban dos tapas de hierro del Canal de Isabel II y un par de alcorques. Y en la otra se habían secado las yerbas con sus flores, que aquello parecía esta primavera una pintura de Benjamín Palencia, y ahora estaba  hecho un secarral camino de ser pira.

Y yo venga a deshojar durante años la margarita, que si llamo o que si no llamo al 010 y pedir que arreglaran la acera. Por fin el lunes pasado me decido y llamo a eso de la una de la tarde, y me atienden adecuadamente.

A eso de las nueve de la tarde-noche del mismísimo día oigo ruidos ¡y es que ya están arreglando la acera! Pero son los del Canal. Y yo me pregunto ¿los habrán conminado los del Ayuntamiento para que arreglen su parte o es pura coincidencia. O sea ¿es un acto casual o causal? ¡Nunca lo sabremos!

Emplean los del Canal un par de días en arreglar su parte. Y a continuación ¡vienen los del Ayuntamiento y arreglan los alcorques! O sea, que avisé el lunes y el miércoles ¡ya habían terminado!

Pero es que además segaron los yerbajos de la otra calle, que presagiaban incendio y los retiraron.

¡Pues muy bien Carmena! y Cifuentes por la parte que le corresponde.

Procediendo tan diligentemente están de más los mítines, los carteles (exhibiendo la mejor de las sonrisas) y toda esa pasta que afanan, no siempre rectamente, para organizar todos esos circos y decir tan colosales bobadas que no sé cómo no se les cae la cara de vergüenza cuando en la tele tiran de moviola.

A mí tanto despliegue doctrinal me aburre y alimenta mi escepticismo. O sea que lo dicho:

¡Obras son amores y no buenas razones!


domingo, 28 de mayo de 2017

La reiterativa realidad.

TAN SOLO SE VIVE UN DÍA.

Dicen que las moscas del vinagre tan solo viven un día.

Si se pone uno en su lugar ¡le da el telele! ¡Un solo día! Qué horror!¡Qué espanto!


Pero si se piensa bien, uno vive un día, pero muchas veces. Aunque un solo día cada vez.

Pero claro, son tantas veces que se pierde la cuenta. Y se agrupan en conjuntos de 365, a los que llamamos años. Y uno de cada cuatro tiene un día más. Los días son como cuentas de un collar y los años como collares. Y como no son tantos los collares que se pueden formar, es más fácil llevar la cuenta.

¡Pero eso no es así! Porque nadie puede llevar cuenta de su vida anual ¿Qué hice, o qué pude hacer, hace 25 años? ¡Y yo qué sé! Pero sé qué hice, o qué pude hacer, a las 11 de la mañana de cualquiera de los días vividos. Mirar el reloj, como veremos.

¿Qué hago yo, por ejemplo, cada uno de los días vividos y, probablemente, de los que viviré?

Levantarme a la 8 de la mañana. Porque si, por ejemplo, me despierto a la 7 me quedaré achantado en la cama hasta las 8. Ir al baño, hacer mi verónica diaria, que consiste en abrir el grifo del agua caliente, mojarme los ojos y pegar sobre ellos un trozo doblado de papel higiénico, que desprenderé súbitamente con lo que me libraré de las legañas formadas durante la noche. Que es una práctica higiénica de mi invención que me parece muy recomendable.Luego iré a desayunar y después volveré al cuarto de baño a completar mi higiene diaria y afeitarme. Con lo que me siento a punto de acometer mis faenas cotidianas. Que antes estaban pautadas por mi viva laboral y hoy por mi vida post-laboral, como pintor libérrimo, y la interminables tareas en el jardín y otras labores de mantenimiento. A las 11, más o menos, miro el reloj ¡No sé para qué, porque siempre son las 11! Sigo lo que trajera entre manos y a las 12 y pico hago mi segunda ingesta, que es como la repetición del desayuno. Sigo con lo mío y en torno a la 3 almuerzo, veo el telepeñazo y saber y ganar y vuelta al tajo o lo que sea. A la 7 la 4ª ingesta. Sigo con lo que trajera entre manos y. a las 10 y pico cenamos, tele, recogida de la cacharrería y a las 12 a la piltra.

Esa es mi vida: "nazco" a las 8 de la mañana, "muero" a media noche, y mañana, si procede, "renazco".

Es mi vida ¡y la de todo el mundo! Si no es como la de la mosca del vinagre ¡que venga dios y lo vea!

Llevo vividas más de 28.000 vidas diarias. Y aun me quedarán muchas, espero. No tantas ¡pero qué más da! Y cuando no me queden no estaré para lamentarlo...

Me diréis: ¡Que fantasía la tuya!

Pues no, fantasía la de los que cuentan años. Pensando que tienen los que ya no tienen, porque han pasado, y angustiados al pensar que le quedan menos. O sea, pocos.

Panta Rhei ¡no hay más!


domingo, 14 de mayo de 2017

Entretelas.


TOMASSO IL GAMBERRO.

Hace unos 55 años le pinté a mi amigo J L 10 un retrato, que volví a ver hace, más o menos, una década.

Tendríamos, el modelo y el pintor, poco más de 20 años. Era verano y el cuadro fue discurriendo en casa de mi amigo, creo que en un chalet de protección oficial en el barrio del Matadero de Huelva.

Mientras mi amigo posaba y yo pintaba tomábamos berdigones abiertos al vapor y vino del Condado (los berdigones son los berberechos) y además de pintar, posar, comer y beber, charlábamos, de lo divino y de lo humano.

Lucía el modelo una amplia frente, quizás demasiado extensa para su edad y vestía una camisa blanca.

Me dijo: ¿Por qué no me pones una Cruz de Malta?

¿Por qué no? Esencial en la pintura es "pintar como querer", de modo que le pinté sobre la blanca camisa una roja Cruz de Malta, que es como la de las farmacias.

Como digo hablábamos de todo. Y un tema de nuestra conversación fue ese asunto misterioso de los rayos X aplicados a la pintura, que permiten ver lo que está pintado y oculto por repintados posteriores. De modo que se me ocurrió escribir una inscripción, que luego tapé con pintura, como un guiño a la posteridad.

Lo que escribí y luego oculté fue lo siguiente:

"Maricón el que lo lea"

A pesar de que mi amigo es un prestigioso científico no tenía rayos X en casa cuando vi el cuadro más recientemente, como dije, por lo que no pude comprobar si persistía el mensaje oculto, pero el retrato estaba como lo recordaba con su Cruz de Malta.


Cuando pinté la inscripción me dijo mi amigo: "Si llegan a mirar con rayos X el cuadro dentro de algunos siglos pasarás a la posteridad como "Tomasso il gamberro"


viernes, 28 de abril de 2017

La sagrada urna.

MÁS DEMOCRÁTICO.

No caben grados en la democracia. Ergo no se puede ser ni más democrático ni menos democrático.

Se es democrático si se procede con arreglo a un sistema democrático. Y no se es democrático si no se procede con arreglo a un sistema democrático.

Y un sistema es democrático cuando se ha adoptado libremente por la mayoría de los ciudadanos de una comunidad según un método que garantice la voluntad mayoritaria.

Votar oportunistamente no es más democrático. Simplemente no es democrático. Es demagógico. Que es distinto.

Los sistemas asamblearios que afectan a personas que no están presentes en la asamblea no son democráticos. Como no son democráticas las votaciones que no se ajustan a un sistema democrático. Las votaciones por sí mismas no legitiman las decisiones. Las legitiman si pertenecen a un sistema democrático con los condicionantes antes descritos.

Es que continuamente nos la quieren meter doblada con votaciones ad hoc los que apelan al sentimiento democrático. Que son hábiles, o no tan hábiles, manipuladores.


No puede dejarse uno llevar por sofismas, sentimientos o impresiones momentáneas. Porque o hay garantías legales o te la dan con queso. El derecho natural a votar cualquier cosa, en cualquier circunstancia e imponer inexorablemente el resultado de tal votación es un sofisma inadmisible y responde a un dogmatismo totalmente tranfullero.


viernes, 21 de abril de 2017

Aprender.


EN CONTRA DE LA EDUCACIÓN FORMAL.
.
He vivido de ser profesor de dibujo. Primero en instituto y luego en la facultad de Bellas Artes hasta mi jubilación. Y sigo viviendo de ello como pensionista. No obstante estoy en contra de la educación en centros docentes.

En más de 40 años de docencia jamás he educado a nadie, y he dado clase a cientos de alumnos, y, salvo excepciones, jamás me han educado a mí mis profesores y he tenido muchos.

A mí me educaron en mi casa, que es donde hay que educar. Y como no le eduquen a uno en casa ¡mala burra hemos comprado! Digo, como muchos compañeros profesores: "Aquí se viene educado". Y conozco muchos casos desastrosos de gente educada en el colegio y no en su casa.

Me han educado mis padres, y nadie más. Salvo unos años en un prestigioso colegio, pero, creo que con poco efecto.

Mi formación se ha ido configurando en la enseñanza primaria, en el instituto, y en la Escuela de Bellas Artes principalmente.

Y ¿qué hacías? me diréis.

Aprender.

En el colegio, en el  Instituto, no con el debido celo por mi parte, no obstante aprendí muchísimo, y en Bellas Artes,

Entiendo que los centros docentes están para formarlo a uno. Y la formación se adquiere aprendiendo cosas: lengua, matemáticas, ciencias, etc. Y para poder aprender todo eso tiene uno que aprender a organizarse: su tiempo, sus recursos etc., acometer tareas: plantearlas, desarrollarlas y concluirlas. En un instituto aprende uno mucho más de lo que teóricamente aprende, porque no hay una asignatura de organización, no obstante aprende uno a organizarse, por imitación o por lo que sea.

Estoy en contra de la "educación formal" porque, si se fija uno bien, tal educación consiste en un entrenamiento para mandar o para obedecer. Para configurarse como patricio o como plebeyo. Y, francamente, no me gusta ni lo uno ni lo otro.

En los centros docentes que conozco desde dentro no se educa a nadie, pero, verdadera y misteriosamente la gente resulta educada.

¿Cómo?

Como resulta que se redondean los cantos rodados. Por el roce entre ellos impulsados por la corriente.

¡Paradojas de la vida!





domingo, 16 de abril de 2017

Miopía.

E. U. DE A DEL N, DEL C. Y DEL S.

Se dice que los países americanos de habla hispana se independizaron de España ¡pero no es eso exactamente! Veamos:

Brasil se independizó de Portugal, pero los países de habla hispana no eran tales países cuando pertenecían a la Corona Española. Sino que según se iban independizando esos territorios se fueron constituyendo en países, o en países separados ¡que es otra cosa!

Eso no fue una independencia ¡fue una desbandada!

Independencia hubiera sido que cada Virreinato hubiera formado un gobierno independiente del de España. Y mejor aún que todos los antiguos virreinatos se hubieran reunido en confederación, o en federación, para formar los Estados Unidos de América del Norte, del Centro y del Sur.

No es exacto que por vivir los reyes de España en un caserón madrileño fuera España la metrópolis y América de habla hispana fuera su colonia. Eso fue lo que ocurrió muy tarde, en época de Carlos III y supuso el quebrantamiento de esa unidad política confederal, no colonial.

América llegó a manejarse bastante bien por su cuenta. Por ejemplo la expansión por Filipinas y la Polinesia no fue una empresa trazada y realizada desde España, sino desde el Virreinato de Nueva España, lo que luego sería México. Y la comunicaciones con esos territorios también eran por México.

Porque Las Españas formaban un gran estado confederal y multicentral, gobernados por virreyes y estos sometidos a la autoridad del rey.

Como he adelantado lo que pasó es que ese gran monarca, Carlos III, la cagó completamente. Porque aquel Borbón impuso un estado centralista y verdaderamente colonialista, al colocar por encima de los virreyes sus delegados personales. Y, claro; los virreyes se incomodaron y se fue larvando la sublevación.

En cambio los monarcas de la Casa de Austria vivían y dejaban vivir. Y es que parece que los gabachos no sirven para gestionar imperios, no los consiguen por sí mismos y si se agencian uno, como es el caso que nos ocupa, lo echan a perder, porque matan la gallina de los huevos de oro.

Ya digo, eso no fue una independencia, fue un desmenbramiento. Bolívar se declaró partidario de no desmembrar aquel estado, o por lo menos los virreinatos, y a la vista está que fracasó.

Además de Brasil, quienes se independizaron verdaderamente en América fueron las Trece Colonias de Inglaterra. Y esos territorios se unieron y se extendieron por ese gran territorio de América del Norte, mediante conquistas militares y compras de territorio a las naciones poseedoras de tales territorios. Y, para mayor inri, la independencia de los Estados Unidos de Inglaterra la favoreció el monarca español Carlos III, con lo que la carambola terminó golpeándole en la cabeza.

De no haber habido desbandada hoy en día existirían unos pocos países, grandes y fuertes, de habla hispana, o uno solo, porque la unión hace la fuerza y la desunión la debilidad. Y no pasaría lo que pasa ahora, que estos queridos hermanos andan como puta por rastrojo y chuleados por los gringos.


¿O no?


viernes, 14 de abril de 2017

Más allá de la lógica.

LA BASE INCIERTA.

Hace unos días hablaba con un amigo nuevo de lo divino y de lo humano. Y comentaba yo que la religión que conozco bien se basa en aseveraciones totalmente increíbles. Y no obstante los fieles se las creen. Y de las que conozco menos ¡Pues parece que igual! Salvo el taoísmo que habla del Cielo como el plan perfecto según está trazado el Mundo, que es manifiestamente imperfecto. Que no tiene por que ser así obligatoriamente, pero resulta menos difícil de tragar.

Ponía yo como ejemplo de doctrina increíble la resurrección de los muertos ¡Quién puede creerse eso! A nada que se detenga uno a pensar en ello resulta increíble: Si resucitaran los millones y millones de fallecidos ¿dónde se van a meter? ¡no cabrían en todo el mundo!

Mi interlocutor, que es creyente, trató de rebajar la tensión. Argumentando la conveniencia de creer en principios elevados que faciliten la convivencia...

No estaba yo en ese momento por extraer corolarios disolventes, sino tan solo por enjuiciar tal paradoja.

Y le comenté cual es mi sospecha:

La lengua utiliza "signos inmotivados", es decir signo que no tienen relación con los referentes designados. Por ejemplo el signo correspondiente a una mesa no tiene forma de mesa, sino la sucesión de cuatro letras: M, E, S, A.

Y al ser inmotivado no es opinable, no es discutible, no es perfectible. Y al no ser discutible no se discute, ni se modifica. Por lo tanto es DURADERO. Y en la lengua la durabilidad es esencial.

Mi sospecha es que con la religión pasa lo mismo. Al tener una base irracional no se razona, no se cuestiona, y por ello no se modifica durante mucho tiempo. Con lo que se preserva la durabilidad.

Mi amigo dijo: "Nunca había oído eso".

Pero de lo que no habíamos hablado es de que sobre esa base irracional se ha desarrollado en el Escolasticismo una lógica riquísima. Con la que se ha pretendido explicar lo inexplicable. Y, no obstante, ese núcleo irracional ha permanecido incólume.

¿Trabajo inútil?

No. Porque se ha perfilado una lógica muy útil para otros asuntos. Por ejemplo: Linneo pudo clasificar tan racionalmente las especie vivas gracias a su formación religiosa. Porque había sido fraile antes que cocinero.