Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

sábado, 8 de julio de 2017

La gramatical ambigüedad.

EL GÉNERO NO MARCADO.

Esta mañana hemos acompañado a nuestra hija, que está embarazada, al médico ¡todo perfectamente! y en primer lugar la recibió un sanitario que le pasó un cuestionario. Me fijé en el cartelito que lucía bajo su clavícula izquierda que ponía "MATRONA".

No se trataba de una mujer, sino de un hombre. Regordete, calvo y con poblado bigote.

El cartelito es perfecto, porque lo que indica es lo que debe indicar: que esa persona ejerce la profesión de matrona. Y el que sea hombre o mujer no viene al caso. Si uno tiene curiosidad no hay que mirar el cartelito, sino el bigote.

Esto nos lleva a un memorable artículo de El País del 8 de marzo de 2012, cuyo autor es el académico de La Española D. Pedro Álvarez de Miranda, titulado "El género no marcado".

En dicho artículo dice el autor que la economía es esencial en la lengua. Por lo que basta decir, por ejemplo: "Hay hombres que son muy cultos y otros menos", y con ello quedan abarcados hombres y mujeres.

Y que en este caso, y en muchos más "hombre" no es del género masculino, sino del género "no marcado". O sea, neutro verdaderamente.

¿Y cómo se puede diferenciar que una palabra es de género masculino o de género no marcado?

Pues por el contexto.

¿Hay que inferir que en la lengua castellana el género no marcado, o sea el neutro, tiene la misma forma que el género masculino?

Pues no necesariamente como se deduce del empleo de la palabra matrona, que tiene la terminación característica del género femenino para indicar tal oficio. Que ejercen tanto mujeres como hombres.

Cabe preguntarse ¿a qué se debe que lo más frecuente el género no marcado sea igual que el género masculino?

Pues seguramente se deba a que históricamente las mujeres se dedicaban mayoritariamente a trabajos doméstico y los hombres a trabajos extra-domésticos.

No obstante hay excepciones, como matronas y enfermeras. Por lo que lo suyo sería que los géneros no marcados de tales profesiones fueran "matrona" y "enfermera". Lo que pasa es que "enfermero" no suena mal y ha prosperado, mientras que "matrono" suena de pena, por lo que el cartelito del que estamos hablando me parece de perlas.

Mucho me temo que el tema este del "género no marcado" no sea del dominio público, por lo que la gente poco versada en cultura gramatical vea machismo donde no hay tal, sino economía. Por lo que políticos y sindicalistas buscan conservar puestos, y los emolumentos correspondientes, con la cantinela de "ciudadanos y ciudadanas, españoles y españolas" etc. 

Es claramente más económico "ciudadanos" que "ciudadanos y ciudadanas", por lo que en semejantes casos ser "políticamente correctos" supone ser "gramaticalmente incorrectos".

Pero claro, para ser cultos hay que esforzarse y estudiar mucho , mientras que para ser incultos no hay que tomarse tanto trabajo.


O sea que, contradiciéndome, tengo que admitir que es más económico ser inculto que culto, y por ello preferible...

Preferible no, pero para quien quiera conseguir más votos es preferible comerle la oreja a los incultos, porque hay más, y los votos valen todos lo mismo. 

¿No?




lunes, 3 de julio de 2017

Ni más ni menos.

IGUALITARISTA.

No soy feminista ni, mucho menos, machista. Soy igualitarista.

¿Qué es eso?

Partidario de que todo el mundo, mujeres, hombres y hermafroditas tenga igualdad de derechos básicos, esenciales o fundamentales y de respeto por su condición genérica de hombre, mujer o hermafrodita. Y de cualquier condición más particular.

Lo masculino, lo femenino y lo neutro son modos de ser de las personas que implican modos culturales. Modos que son respetables.

Y por encima de las culturas femenina, masculina y neutra tiene que imperar una cultura humana común a toda persona humana. Con la que otras formas culturales más particulares no deben entrar en conflicto, como son las de género, ideología,  nación, etnia, religión, profesión, afición deportiva, etc.

¿Es que somos iguales?

Pues no. Somos diferentes. Cada individuo es único e irrepetible, distinto de todos los demás. De cuantos hayan existido y de cuantos existirán. Y hasta de sí mismo, porque uno ya no es lo que era ni será lo que es ahora.

Pero abundar en esto conduce al solipsismo. Por lo hay que socializarse.

De modo que hay un conflicto que hay que resolver: cada uno es distinto de todos, pero igual en eso: en que es distinto.

Y que para que cada uno sea como es, distinto, tiene que desarrollar un recurso paradójico: la igualdad.


En realidad no hay más que dos opciones: o igualitarista o naufrago. 

Solo o acompañado de otros náufragos.


miércoles, 21 de junio de 2017

Provisional supervivencia.

MUERTOS.

La lista de direcciones y teléfonos se va llenando de muertos.

Van avanzando, poco a poco, pero no llegan a compactarla completamente, porque nadie vive tanto como para ver su lista totalmente llena de muertos. Pero, pasados un par de siglos, por ejemplo,  si alguien encontrara una lista antigua podría comprobar que los muertos habrán compactado la lista completamente.

¡Pero no pasa nada!

Es un hecho tan obvio, tan normal, que entristecerse por ello carece de sentido. Y revelarse es ridículo.

Lo que hay que hacer es estar al loro. Disfrutar de la vida y de los vivos. Ser consciente de que uno está vivo y obrar en consecuencia. Y recordar a sus muertos con ternura, con simpatía. con alegría incluso, por lo que se le debe a algunos de ellos y por los buenos ratos compartidos.


Pero la realidad no deja de ser por ello  profundamente surrealista.


martes, 13 de junio de 2017

Teología geométrica.

DIMENSIONES.

Estoy releyendo Planilandia de Abbott y me encanta de nuevo. Verdaderamente ese libro, esa novela, plantea el tema de las dimensiones, que es un asunto que me fascina.

¿Existen la dimensiones?

Pues las dimensiones, como Dios, existen en la medida en que se crea en ellas. Y se organice la vida en torno a ellas.

Cuando se plantea la existencia de Dios creo que se hace un planteamiento impropio. Porque la existencia de Dios está determinada por los creyentes y por los ateos. Porque para los creyentes existe y para los ateos no existe.

Pero ¿existe o no existe más allá de lo que crean o no crean los creyentes y ateos?

Creo que esa pregunta no tiene sentido.

Volviendo a las dimensiones. Resulta que hay culturas con dimensiones y, probablemente, culturas sin dimensiones. Culturas en las que "se cree" que existe lo largo, lo ancho y lo alto, como la nuestra y, supongo, culturas en las que se apañan estupendamente sin esas creencias.

Pero ¡ojo! que la geometría, como la teología, tiene sus complicaciones.

¿Cuántas dimensiones hay?

Se dice que tres: largo, ancho y alto.

Si, por ejemplo, uno se asoma a un huerto y ve un pepino en su mata y lo "dimensiona" obtiene el resultado que sea. Pero si vuelve con la misma operación al cabo de una semana observa sorprendido que ¡las dimensiones han cambiado!

¡Porque no se ha tenido en cuenta la "cuarta dimensión", que es el tiempo! que condiciona las otras tres.

Porque las dimensiones son referencias que posibilitan las anotaciones de los fenómenos. y con tres anotaciones no basta ¡hacen falta cuatro!

Pero cuatro como máximo, porque a veces no hacen falta tantas.

Hasta aquí se ha hablado de "dimensiones" pero aún no se ha sacado a relucir un elemento esencial: el espacio.

Pues el espacio es el ámbito dimensional.

Y cabe pensar que los espacios tengan dimensiones. Se habla de espacios unidimensionales, bidimensionales, tridimensionales, tetradimensionales y enedimensionales...

¡Pero si no hay más que tres dimensiones!

Hay las que se necesiten. Con esto vuelve a pasar como con los dioses, porque hay religiones con un dios, como la judía, la cristiana y la musulmanas (aunque hay judíos y musulmanes que echan en cara a los cristianos que parece que tienen tres). Hay religiones con muchos dioses como el Induísmo, pero con tres principales: el espiritual, el económico y el bélico. Las hay con infinitos dioses como el Panteísmo. Las hay sin ningún dios, como el Budismo y el Taoísmo. Y como el "Ateísmo", que no figura oficialmente como religión pero que me parece que en muchos casos es dogmática como la que más...

A las dimensiones también se les llama "grados de libertad"

Hay espacios nulidimensionales, carentes totalmente de libertad, como las mazmorras o las tumbas.

Hay espacios unidimensionales, como el tren que circula en una sola dimensión, o dirección, con dos sentidos, donde se puede avanzar, retroceder pararse acelerar, decelerar ¡y nada más!

Hay espacios bidimensionales, como una hoja de papel en la que se puede escribir y dibujar a derecha, izquierda, hacia el borde superior, hacia el inferior ¡pero no se puede dibujar o escribir ni por encima ni por debajo del papel!

Hay espacios tridimensionales ¡que es el nuestro! y del que huelga que diga algo.

Pero no hemos tenido en cuenta esa cuarta dimensión que es el tiempo.

Que probablemente no afecte al espacio nulidimensional, aunque no es seguro, porque no es igual acabar de entrar en una mazmorra que llevar treinta años en ella. Pero en cambio habrá poca diferencia entre el día del entierro y treinta años después para una tumba.

Para un espacio unidimensional, como es el tren, el tiempo es un factor importantísimo, porque es la "dimensión" que rige el tráfico ferroviario. Luego el espacio unidimensional es verdaderamente bidimensional: largo y tiempo. Igual ocurre con el bidimensional que verdaderamente es tridimensional si contamos con el tiempo. Y el tridimensional ¡el nuestro! que con el tiempo es tetradimensional ¡Qué emoción! Moramos en un espacio tetradimensional!

Pero la cosa se complica aún más. Porque como queda expresado divinamente en Planilandia, los espacios de X dimensiones ocupan un espacio X+1. porque, por ejemplo, un tren es una línea, una dimensión, pero una red ferroviaria ocupa una superficie, dos dimensiones.

Y lo que es más importante, para poder ver lo que ocurre en un espacio de X dimensiones hay que encaramarse en un mirador con una dimensión más. Porque los seres bidimensionales del mundo bidimensional de Planilandia, que era principalmente polígonos, no se podía ver como tales seres bidimensionales, sino unidimensionales, porque se veían de perfil, como vemos una escuadra o un cartabón totalmente de perfil, como un línea, en la que se percibe con dificultad los ángulos. Mientras que desde fuera se muestra ese espacio con su verdadera fisonomía.

Moraleja: Hemos visto que nuestro espacio no es tridimensional sino tetradimensional ¡y no lo podemos ver ni tan siquiera tridimensinalmente! porque tendríamos que encaramarnos en un mirador con una dimensión más.

¿No me creéis? Los habitantes de Planilandia ven los polígonos como segmentos rectilíneos, aunque con accidentes visuales, brillos y oscuridades mediantes los que infieren que no son segmentos los que ven sino polígonos ¡A nosotros nos pasa igual! con los cuerpos tridimensionales de nuestro mundo tridimensional, que los vemos aplastados, la parte delantera tapando la trasera y cosas por el estilo. Una esfera (3D) la vemos como una circunferencia (2D) solo que brillos y sombras con lo que inferimos que vemos lo que no vemos


¡Pobre de nosotros! Que con los ojos de la cara no tenemos bastante ¡Necesitamos el tercer ojo! el imaginador.


viernes, 2 de junio de 2017

El legítimo fin de la política.

OBRAS SON AMORES.

Mi casa da a dos calles. En una de ellas muchas losetas de la acera estaban rotas. Sobre todo las que rodeaban dos tapas de hierro del Canal de Isabel II y un par de alcorques. Y en la otra se habían secado las yerbas con sus flores, que aquello parecía esta primavera una pintura de Benjamín Palencia, y ahora estaba  hecho un secarral camino de ser pira.

Y yo venga a deshojar durante años la margarita, que si llamo o que si no llamo al 010 y pedir que arreglaran la acera. Por fin el lunes pasado me decido y llamo a eso de la una de la tarde, y me atienden adecuadamente.

A eso de las nueve de la tarde-noche del mismísimo día oigo ruidos ¡y es que ya están arreglando la acera! Pero son los del Canal. Y yo me pregunto ¿los habrán conminado los del Ayuntamiento para que arreglen su parte o es pura coincidencia. O sea ¿es un acto casual o causal? ¡Nunca lo sabremos!

Emplean los del Canal un par de días en arreglar su parte. Y a continuación ¡vienen los del Ayuntamiento y arreglan los alcorques! O sea, que avisé el lunes y el miércoles ¡ya habían terminado!

Pero es que además segaron los yerbajos de la otra calle, que presagiaban incendio y los retiraron.

¡Pues muy bien Carmena! y Cifuentes por la parte que le corresponde.

Procediendo tan diligentemente están de más los mítines, los carteles (exhibiendo la mejor de las sonrisas) y toda esa pasta que afanan, no siempre rectamente, para organizar todos esos circos y decir tan colosales bobadas que no sé cómo no se les cae la cara de vergüenza cuando en la tele tiran de moviola.

A mí tanto despliegue doctrinal me aburre y alimenta mi escepticismo. O sea que lo dicho:

¡Obras son amores y no buenas razones!


domingo, 28 de mayo de 2017

La reiterativa realidad.

TAN SOLO SE VIVE UN DÍA.

Dicen que las moscas del vinagre tan solo viven un día.

Si se pone uno en su lugar ¡le da el telele! ¡Un solo día! Qué horror!¡Qué espanto!


Pero si se piensa bien, uno vive un día, pero muchas veces. Aunque un solo día cada vez.

Pero claro, son tantas veces que se pierde la cuenta. Y se agrupan en conjuntos de 365, a los que llamamos años. Y uno de cada cuatro tiene un día más. Los días son como cuentas de un collar y los años como collares. Y como no son tantos los collares que se pueden formar, es más fácil llevar la cuenta.

¡Pero eso no es así! Porque nadie puede llevar cuenta de su vida anual ¿Qué hice, o qué pude hacer, hace 25 años? ¡Y yo qué sé! Pero sé qué hice, o qué pude hacer, a las 11 de la mañana de cualquiera de los días vividos. Mirar el reloj, como veremos.

¿Qué hago yo, por ejemplo, cada uno de los días vividos y, probablemente, de los que viviré?

Levantarme a la 8 de la mañana. Porque si, por ejemplo, me despierto a la 7 me quedaré achantado en la cama hasta las 8. Ir al baño, hacer mi verónica diaria, que consiste en abrir el grifo del agua caliente, mojarme los ojos y pegar sobre ellos un trozo doblado de papel higiénico, que desprenderé súbitamente con lo que me libraré de las legañas formadas durante la noche. Que es una práctica higiénica de mi invención que me parece muy recomendable.Luego iré a desayunar y después volveré al cuarto de baño a completar mi higiene diaria y afeitarme. Con lo que me siento a punto de acometer mis faenas cotidianas. Que antes estaban pautadas por mi viva laboral y hoy por mi vida post-laboral, como pintor libérrimo, y la interminables tareas en el jardín y otras labores de mantenimiento. A las 11, más o menos, miro el reloj ¡No sé para qué, porque siempre son las 11! Sigo lo que trajera entre manos y a las 12 y pico hago mi segunda ingesta, que es como la repetición del desayuno. Sigo con lo mío y en torno a la 3 almuerzo, veo el telepeñazo y saber y ganar y vuelta al tajo o lo que sea. A la 7 la 4ª ingesta. Sigo con lo que trajera entre manos y. a las 10 y pico cenamos, tele, recogida de la cacharrería y a las 12 a la piltra.

Esa es mi vida: "nazco" a las 8 de la mañana, "muero" a media noche, y mañana, si procede, "renazco".

Es mi vida ¡y la de todo el mundo! Si no es como la de la mosca del vinagre ¡que venga dios y lo vea!

Llevo vividas más de 28.000 vidas diarias. Y aun me quedarán muchas, espero. No tantas ¡pero qué más da! Y cuando no me queden no estaré para lamentarlo...

Me diréis: ¡Que fantasía la tuya!

Pues no, fantasía la de los que cuentan años. Pensando que tienen los que ya no tienen, porque han pasado, y angustiados al pensar que le quedan menos. O sea, pocos.

Panta Rhei ¡no hay más!


domingo, 14 de mayo de 2017

Entretelas.


TOMASSO IL GAMBERRO.

Hace unos 55 años le pinté a mi amigo J L 10 un retrato, que volví a ver hace, más o menos, una década.

Tendríamos, el modelo y el pintor, poco más de 20 años. Era verano y el cuadro fue discurriendo en casa de mi amigo, creo que en un chalet de protección oficial en el barrio del Matadero de Huelva.

Mientras mi amigo posaba y yo pintaba tomábamos berdigones abiertos al vapor y vino del Condado (los berdigones son los berberechos) y además de pintar, posar, comer y beber, charlábamos, de lo divino y de lo humano.

Lucía el modelo una amplia frente, quizás demasiado extensa para su edad y vestía una camisa blanca.

Me dijo: ¿Por qué no me pones una Cruz de Malta?

¿Por qué no? Esencial en la pintura es "pintar como querer", de modo que le pinté sobre la blanca camisa una roja Cruz de Malta, que es como la de las farmacias.

Como digo hablábamos de todo. Y un tema de nuestra conversación fue ese asunto misterioso de los rayos X aplicados a la pintura, que permiten ver lo que está pintado y oculto por repintados posteriores. De modo que se me ocurrió escribir una inscripción, que luego tapé con pintura, como un guiño a la posteridad.

Lo que escribí y luego oculté fue lo siguiente:

"Maricón el que lo lea"

A pesar de que mi amigo es un prestigioso científico no tenía rayos X en casa cuando vi el cuadro más recientemente, como dije, por lo que no pude comprobar si persistía el mensaje oculto, pero el retrato estaba como lo recordaba con su Cruz de Malta.


Cuando pinté la inscripción me dijo mi amigo: "Si llegan a mirar con rayos X el cuadro dentro de algunos siglos pasarás a la posteridad como "Tomasso il gamberro"


viernes, 28 de abril de 2017

La sagrada urna.

MÁS DEMOCRÁTICO.

No caben grados en la democracia. Ergo no se puede ser ni más democrático ni menos democrático.

Se es democrático si se procede con arreglo a un sistema democrático. Y no se es democrático si no se procede con arreglo a un sistema democrático.

Y un sistema es democrático cuando se ha adoptado libremente por la mayoría de los ciudadanos de una comunidad según un método que garantice la voluntad mayoritaria.

Votar oportunistamente no es más democrático. Simplemente no es democrático. Es demagógico. Que es distinto.

Los sistemas asamblearios que afectan a personas que no están presentes en la asamblea no son democráticos. Como no son democráticas las votaciones que no se ajustan a un sistema democrático. Las votaciones por sí mismas no legitiman las decisiones. Las legitiman si pertenecen a un sistema democrático con los condicionantes antes descritos.

Es que continuamente nos la quieren meter doblada con votaciones ad hoc los que apelan al sentimiento democrático. Que son hábiles, o no tan hábiles, manipuladores.


No puede dejarse uno llevar por sofismas, sentimientos o impresiones momentáneas. Porque o hay garantías legales o te la dan con queso. El derecho natural a votar cualquier cosa, en cualquier circunstancia e imponer inexorablemente el resultado de tal votación es un sofisma inadmisible y responde a un dogmatismo totalmente tranfullero.


viernes, 21 de abril de 2017

Aprender.


EN CONTRA DE LA EDUCACIÓN FORMAL.
.
He vivido de ser profesor de dibujo. Primero en instituto y luego en la facultad de Bellas Artes hasta mi jubilación. Y sigo viviendo de ello como pensionista. No obstante estoy en contra de la educación en centros docentes.

En más de 40 años de docencia jamás he educado a nadie, y he dado clase a cientos de alumnos, y, salvo excepciones, jamás me han educado a mí mis profesores y he tenido muchos.

A mí me educaron en mi casa, que es donde hay que educar. Y como no le eduquen a uno en casa ¡mala burra hemos comprado! Digo, como muchos compañeros profesores: "Aquí se viene educado". Y conozco muchos casos desastrosos de gente educada en el colegio y no en su casa.

Me han educado mis padres, y nadie más. Salvo unos años en un prestigioso colegio, pero, creo que con poco efecto.

Mi formación se ha ido configurando en la enseñanza primaria, en el instituto, y en la Escuela de Bellas Artes principalmente.

Y ¿qué hacías? me diréis.

Aprender.

En el colegio, en el  Instituto, no con el debido celo por mi parte, no obstante aprendí muchísimo, y en Bellas Artes,

Entiendo que los centros docentes están para formarlo a uno. Y la formación se adquiere aprendiendo cosas: lengua, matemáticas, ciencias, etc. Y para poder aprender todo eso tiene uno que aprender a organizarse: su tiempo, sus recursos etc., acometer tareas: plantearlas, desarrollarlas y concluirlas. En un instituto aprende uno mucho más de lo que teóricamente aprende, porque no hay una asignatura de organización, no obstante aprende uno a organizarse, por imitación o por lo que sea.

Estoy en contra de la "educación formal" porque, si se fija uno bien, tal educación consiste en un entrenamiento para mandar o para obedecer. Para configurarse como patricio o como plebeyo. Y, francamente, no me gusta ni lo uno ni lo otro.

En los centros docentes que conozco desde dentro no se educa a nadie, pero, verdadera y misteriosamente la gente resulta educada.

¿Cómo?

Como resulta que se redondean los cantos rodados. Por el roce entre ellos impulsados por la corriente.

¡Paradojas de la vida!





domingo, 16 de abril de 2017

Miopía.

E. U. DE A DEL N, DEL C. Y DEL S.

Se dice que los países americanos de habla hispana se independizaron de España ¡pero no es eso exactamente! Veamos:

Brasil se independizó de Portugal, pero los países de habla hispana no eran tales países cuando pertenecían a la Corona Española. Sino que según se iban independizando esos territorios se fueron constituyendo en países, o en países separados ¡que es otra cosa!

Eso no fue una independencia ¡fue una desbandada!

Independencia hubiera sido que cada Virreinato hubiera formado un gobierno independiente del de España. Y mejor aún que todos los antiguos virreinatos se hubieran reunido en confederación, o en federación, para formar los Estados Unidos de América del Norte, del Centro y del Sur.

No es exacto que por vivir los reyes de España en un caserón madrileño fuera España la metrópolis y América de habla hispana fuera su colonia. Eso fue lo que ocurrió muy tarde, en época de Carlos III y supuso el quebrantamiento de esa unidad política confederal, no colonial.

América llegó a manejarse bastante bien por su cuenta. Por ejemplo la expansión por Filipinas y la Polinesia no fue una empresa trazada y realizada desde España, sino desde el Virreinato de Nueva España, lo que luego sería México. Y la comunicaciones con esos territorios también eran por México.

Porque Las Españas formaban un gran estado confederal y multicentral, gobernados por virreyes y estos sometidos a la autoridad del rey.

Como he adelantado lo que pasó es que ese gran monarca, Carlos III, la cagó completamente. Porque aquel Borbón impuso un estado centralista y verdaderamente colonialista, al colocar por encima de los virreyes sus delegados personales. Y, claro; los virreyes se incomodaron y se fue larvando la sublevación.

En cambio los monarcas de la Casa de Austria vivían y dejaban vivir. Y es que parece que los gabachos no sirven para gestionar imperios, no los consiguen por sí mismos y si se agencian uno, como es el caso que nos ocupa, lo echan a perder, porque matan la gallina de los huevos de oro.

Ya digo, eso no fue una independencia, fue un desmenbramiento. Bolívar se declaró partidario de no desmembrar aquel estado, o por lo menos los virreinatos, y a la vista está que fracasó.

Además de Brasil, quienes se independizaron verdaderamente en América fueron las Trece Colonias de Inglaterra. Y esos territorios se unieron y se extendieron por ese gran territorio de América del Norte, mediante conquistas militares y compras de territorio a las naciones poseedoras de tales territorios. Y, para mayor inri, la independencia de los Estados Unidos de Inglaterra la favoreció el monarca español Carlos III, con lo que la carambola terminó golpeándole en la cabeza.

De no haber habido desbandada hoy en día existirían unos pocos países, grandes y fuertes, de habla hispana, o uno solo, porque la unión hace la fuerza y la desunión la debilidad. Y no pasaría lo que pasa ahora, que estos queridos hermanos andan como puta por rastrojo y chuleados por los gringos.


¿O no?


viernes, 14 de abril de 2017

Más allá de la lógica.

LA BASE INCIERTA.

Hace unos días hablaba con un amigo nuevo de lo divino y de lo humano. Y comentaba yo que la religión que conozco bien se basa en aseveraciones totalmente increíbles. Y no obstante los fieles se las creen. Y de las que conozco menos ¡Pues parece que igual! Salvo el taoísmo que habla del Cielo como el plan perfecto según está trazado el Mundo, que es manifiestamente imperfecto. Que no tiene por que ser así obligatoriamente, pero resulta menos difícil de tragar.

Ponía yo como ejemplo de doctrina increíble la resurrección de los muertos ¡Quién puede creerse eso! A nada que se detenga uno a pensar en ello resulta increíble: Si resucitaran los millones y millones de fallecidos ¿dónde se van a meter? ¡no cabrían en todo el mundo!

Mi interlocutor, que es creyente, trató de rebajar la tensión. Argumentando la conveniencia de creer en principios elevados que faciliten la convivencia...

No estaba yo en ese momento por extraer corolarios disolventes, sino tan solo por enjuiciar tal paradoja.

Y le comenté cual es mi sospecha:

La lengua utiliza "signos inmotivados", es decir signo que no tienen relación con los referentes designados. Por ejemplo el signo correspondiente a una mesa no tiene forma de mesa, sino la sucesión de cuatro letras: M, E, S, A.

Y al ser inmotivado no es opinable, no es discutible, no es perfectible. Y al no ser discutible no se discute, ni se modifica. Por lo tanto es DURADERO. Y en la lengua la durabilidad es esencial.

Mi sospecha es que con la religión pasa lo mismo. Al tener una base irracional no se razona, no se cuestiona, y por ello no se modifica durante mucho tiempo. Con lo que se preserva la durabilidad.

Mi amigo dijo: "Nunca había oído eso".

Pero de lo que no habíamos hablado es de que sobre esa base irracional se ha desarrollado en el Escolasticismo una lógica riquísima. Con la que se ha pretendido explicar lo inexplicable. Y, no obstante, ese núcleo irracional ha permanecido incólume.

¿Trabajo inútil?

No. Porque se ha perfilado una lógica muy útil para otros asuntos. Por ejemplo: Linneo pudo clasificar tan racionalmente las especie vivas gracias a su formación religiosa. Porque había sido fraile antes que cocinero.




lunes, 10 de abril de 2017

La perversísima trinidad.


EL TERCER SEXO.

No hay solo dos sexos, hay tres: hombre, mujer y hermafrodita.

Como no hay solo dos géneros, sino tres: masculino, femenino y neutro.

Pero parece que tenemos fijación con el dos. De modo que en materia de sexos hay hombres y mujeres, entre los hombres algunos son afeminados y entre las mujeres las hay machotas. Pero hombres y mujeres, al fin y al cabo.

Para los hombres afeminados el paradigma es ser mujer, y algunos logran un gran parecido y se declaran por fin mujeres. Y entre las mujeres masculinizadas lo mismo.

Y yo me pregunto ¿por qué no se le da carta de naturaleza al hermafroditismo?

Creo recordar que la famosa presentadora de televisión Anne Igartiburu se declaró alguna vez hermafrodita, pero se tiene por mujer.

En cuanto a los géneros la confusión es aún mayor, si cabe. Porque en la lengua española el género neutro está soterrado bajo la forma masculina. De modo que el artículo neutro "lo" apenas si se usa. Y en cualquier caso es "lo", no "la" ni algo distinto de lo y de la. Y es que el género verdaderamente neutro es el "género no marcado" que tiene la misma forma que el masculino. De modo que si se habla de alumnado, por ejemplo, se dice "los alumnos de esta clase" y con ello se alude tanto chicos como a chicas. Y si se quiere distinguir a las chicas solo, se dice "las alumnas de esta clase" empleando un "género marcado". Lo malo es cuando se quiere distinguir a los varones ¡que no hay modo!. Porque no hay género marcado para varones. Ahí hay una veta victimista, a la que ningún varón acude ¡porque es muy complicado de explicar!

Me dice mi amigo Felipe Martínez, que es muy de fiar, que cuando se topan con un recién nacido con atributos sexuales masculinos y femeninos el dilema lo resuelve el cirujano siguiendo la indicación de los padres ¡mal hecho! Aunque seguramente obren con la mejor de las intenciones, pero ya se sabe: "de buenas intenciones está empedrado el infierno".

Parece que importa mucho el sexo de la gente, es lo primero que figura en la filiación. Pero no es algo indudable ¡Pues estaría clarísimo si no se guardaran con tanto celo los atributos! Tendría que estar al descubierto la zona de la bragueta ¡Pero no! A ver si les va a parecer que la tengo muy corta dirían unos. O demasiado grande, dirían otras...

Se recurre a rasgos secundarios, que son de más equívocos. Y sobre todo se recurre a la ropa, al pelado y al maquillaje ¡Y allí es donde se puede dar gato por liebre y liebre por gato con la mayor facilidad.

Yo no digo que la cosa esté mal, ni que esté bien. Lo que digo es que si hay tres ¡por qué empeñarse en que solo hay dos!



domingo, 2 de abril de 2017

Antigüedad de pegolete.


NO HAY MÁS CERA QUE LA QUE ARDE.

La que ardió ya no arde. Ya no es, ya no existe.

Digo esto para insistir en una idea que ya he defendido antes:

Que el arte antiguo no existe, porque no hay más arte que el actual.

¿Y qué pasa con el arte antiguo?

Que, hablando con propiedad, se trata de un arte "llamado antiguo", no verdaderamente antiguo.

Porque es un arte producido "antiguamente", pero reutilizado, con esa etiqueta, actualmente.

El artículo de El País: 
http://cultura.elpais.com/cultura/2017/03/31/actualidad/1490989682_844665.html
versa sobre el conflicto que producen algunas obras de arte antiguas, que expresan situaciones actualmente inadmisibles, como la imagen de Santiago Matamoros.

Que salga un santo cabalgando con su atuendo de peregrino machacando moros ¡es inadmisible! ¡Es que es inadmisible hasta que se haga referencia a sus víctimas como "moros"!

¿Que implica esto?

Pues que no se trata de una imagen de arte antiguo, sino de arte actual. Y es inadmisible porque actualmente ¡cosas así son inadmisibles!

Si tales piezas se consideraran de arte antiguo, se considerarían piezas históricas antiguas, fósiles salvados de la extinción a la que suele someter el tiempo ¡a las que nadie se le ocurriría enmendar la plana!

Ergo el llamado "arte antiguo" no es más que la reutilización y la readaptación de piezas antiguas conservadas o rescatadas de la destrucción del tiempo, con lo que se incrementa el acervo del "arte actual".

Y ocurre que se reutiliza un antiguo hospital para el Parlamento Andaluz y les sobra la imagen de un Cristo Crucificado, que ocultan tras una repostero de gran tamaño.


Y cuando se "restauran" obras antiguas no es por "restablecer" el aspecto que se supone tuvieron antiguamente sino para "adaptarlas" al uso actual. O a lo que actualmente se cree que sería lo antiguo. O para lograr algo actual, con las ventajas de lo actual, pero con apariencia antigua. Es lo que ha ocurrido con la cafetería "Viena Capellanes" de Arguelles, el restaurante "Edelvais" o el "Café Comercial" ¡que están más antiguos que en la antigüedad, antes de que le metieran mano!


domingo, 26 de marzo de 2017

Aquellos polvos...


COLONIZAR DE CUALQUIER MODO.

Hoy he leído en El País el artículo de Moises Naím "Los americanos blancos se están muriendo" 

http://elpais.com/elpais/2017/03/25/opinion/1490464530_033332.html 
que verdaderamente es muy interesante.

En el que se dice que según un estudio de unos prestigiosos sociólogos en los Estados Unidos se están muriendo los blancos con pocos estudios a un ritmo superior y creciente respecto a épocas anteriores y al ritmo actual de negros y de hispanos con el mismo nivel de estudios. Que sospechan que eso es debido a que esos blancos se ven acorralados, sin perspectivas, acuciados por el desempleo y refugiados en la bebidas y en las drogas legales de los medicamentos antidepresivos y son presa de la obesidad.

Los negros y los hispanos con idéntico grado de escasa educación no son presa de ese exterminio, porque el futuro es esperanzador para ellos al presagiar progreso, mientras que el de los blancos presagia decadencia.

Lo primero que se me ocurre es lamentar el sufrimiento de esta gente ¡porque no hay que ser racista! Racista es el que va contra los negros por ser negros, contra los chinos por ser chinos, contra los indios por ser indios ¡y contra los blancos por ser blancos!

También se dice en ese artículo que esa población desesperada pone su esperanza en Donald Trump ¡Pues van de cráneo!

Viene al pelo un fandanguillo, que es la copla más terrible que he oído en mi vida.

Acompañá del dolor
camina la confianza.
Mientras tengamos ilusión
mantendremos la esperanza
¡La que siempre nos perdió!

Remontémonos a finales del XVIII con la independencia de los Estados Unidos y al XIX cuando se construyó ese gran país.

¿Cómo colonizaron ese país?

Conquistando militarmente o adquiriéndo mediante compras  territorios que antes era de España, de Francia y sobre todo de México. Territorios poco poblados o despoblados. Cultivaron masivamente parajes silvestres. Luchando contra las poblaciones nativas, diezmándolas  y recluyeron a los supervivientes en "reservas" marginales. Para luego repoblar masivamente el nuevo y gigantesco país con europeos "blancos" en descomunales migraciones desplazando y reduciendo la población nativa.

¡Los blancos a mandar y los negros y los hispanos a obedecer!

¡Buenos salarios y buenas condiciones laborales para todos los americanos!

Pero esa mano de obra tan bien tratada resultaba demasiado gravosa para los empresarios americanos y buscaron "sucedáneos".

Un ejemplo: Cuando yo era joven y vivía en Huelva, nunca vi atracado en el puerto ningún barco con bandera de los Estados Unidos ¿Es que no había tráfico marítimo con los Estados Unidos? Sí que lo había, y muy frecuente, en barcos con bandera de conveniencia. Todos los días se podían ver barcos con banderas de Panamá y de Liberia.

Eso en Huelva, pero en los Estados Unidos mucho más, naturalmente. Porque la mano de obra del sur de los Estados Unidos tiene la espalda mojada. Los hispanos no se cuelan ¡los empleadores los llaman! y se les acoge en condiciones de trabajo ínfimas. Revientan las condiciones de trabajo tan óptimas, sobre el papel, y unos de los principales damnificados son los obreros blancos. Porque lo pactado era que los blancos mandaran y los negro y los hispanos obedecieran y sufrieran el rigor de los desajustes. Y claro, los blancos que no han estudiado y no han podido escalar a puestos de mando van de cráneo. Por eso el futuro reserva diferentes condiciones a blancos, que cada vez será más negro, y a negros e hispanos, que cada vez será más claro.

Ergo después de dos siglos completos y trozos de otros dos más de colonización americana, que es de corte anglosajón, se muestra desastrosa ¡catastrófica! porque es excluyente, mientras que la hispana es incluyente ¡Y a pesar de la Leyenda Negra la civilización hispana es ascendente y la gringa descendente!

La recuperación de norteamerica para los hispano, para los negros y para los blancos que no sean racistas ¡está en marcha!

La fusión gana y la confusión pierde.




martes, 21 de marzo de 2017

Pringuis.

CATALUÑA ES DIFERENTE.

España cada vez es menos diferente, pero Cataluña cada vez lo es más.

Hace unos día Javier Sardá discutía con Paco Meriendas en la sexta y le echaba, según lo veo yo, un tremendo capote a la "cosa catalana" diciendo que las corrupciones de los Pujol de Convergencia, del Palau etc. eran como las corrupciones del PP.

Pues para mí que no es lo mismo. Para mí el PP en Madrid, en Valencia etc. lo que hace o ha hecho, es abusar de su posición en los gobiernos regionales y saquear a gogó. Y cuando se vayan vendrán otros que también saquearán o que no saquearán.

En Cataluña no es así. Sino que lo que me parece es que hay un caciquismo enquistado campando por sus respetos y capitaneado por el clan Pujol que ha venido para quedarse. Y ese quedarse pasa por instaurar la república catalana que esté a salvo del control del estado. De un Estado. Porque un Estado tiene que estar incluso por encima de sus autoridades. De lo contrario no es un estado, sino una cueva de alí babá.

Como yo lo veo es que están en el establecimiento de una república bananera con la complicidad de esquerra, de los antisistema y otros oportunistas como Podemos

¿Tengo algo que criticar a todos estos? ¡Nada! porque yo lo veo así y ellos puede que lo vean de otro modo.

Según los veo ellos van a lo que van. Y son lo que son ¿Tienen que ser de otro modo? ¡Pues no sé! Porque ya digo: los veo de un modo y seguramente ellos se ven de otro.

A los que critico es a los que ven las cosas como yo las veo, y no son independentistas pero con ser tan pusilánimes les hacen el caldo gordo a los independentistas y a los que tienen un modo de pensar radicalmente distinto al suyo ¡Y por pura cobardía no se atreven a decir nada! Les tienen comida la moral y se dejan llevar al matadero como borregos.

Me parece que con tal independencia Cataluña sería verdaderamente una colonia. Y en los envases de los diversos productos aparecería un renglón en catalán como hoy aparece en portugués, con lo que sería mucho más dependiente de lo que es ahora.

Pero claro, mientras los independentistas tengan mayoría en el parlamente regional, con legitimidad o sin ellas, tendrán de dónde para hacer lo que están haciendo. Ergo, los que no sean independentistas, lo primero que tendrían que hacer es aguantar como sea hasta las próximas elecciones y luego votar a partidos no independentistas! Porque de lo contrario se van a ver en un lío del que no van a poder salir.

Y si los independentistas consiguen llevarse el gato al agua ¡Pues a quien Dios se la dé San Pedro se la bendiga!

Pero que por cagarse uno vivo se deje comer la merienda...¡Vamos! ¡Que eso tiene mucho delito!




viernes, 3 de marzo de 2017

Aquí no entra nadie...


¡POR FIN!

El galerista José De La Mano dio en el clavo en su debut en ARCO. 

Porque los comisionados del Museo Reina Sofía le han comprado para ese museo obras de Lugán, Gómez Perales, Alexanco y García Asensio, o sea yo, para montar un espacio dedicado a esa experiencia artística tan singular dada en el tránsito de los 60 a los 70 en el Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, hoy UCM ¡Estoy encantado! por lo que a mí respecta, porque estarán en ese museo cuatro piezas mías.

Como la mayoría de los artistas de C. de C. son geométricos, es de esperar que con esto se les dé un respiro al arte geométrico español, estilo tan lozano en otros países de habla y cultura hispana y tan denostado en este.

Y José De La Mano, que es cocinero antes que fraile, como historiador sabe del pecado que supone sepultar con premeditada ignorancia un hecho histórico: que la realidad del arte contemporáneo de nuestro país tiene un abultado capítulo que es de naturaleza geométrica. Y está dispuesto a remover ese túmulo ¡que cubra algo que está vivo! y desvelar esa realidad oculta con su labor como galerista. Y contribuye a que por fin se reconozca el interés del primer intento de incorporar la técnica informática a las técnicas artísticas. Hoy por hoy, casi medio siglo más tarde, es un hecho tan palmario que ni se piensa en ello, pero entonces produjo desconfianza y rechazo.

Hay un tópico muy arraigado en nuestra sociedad por el que se considera que la geometría, la lógica y las máquinas son frías y deshumanizadas, mientras que es cálido y muy humano el expresionismo abstracto. Yo no lo veo así. Porque si, por ejemplo, se ve una foto aérea con rocas y árboles es difícil saber si se trata de una obra humana, un jardín, o no. Pero si se ve el rectángulo de una cancha deportiva o el trazado lineal de una carretera o de una vía férrea, no cabe la menor duda de que se trata de una obra humana. Por eso para mí la geometría como las obras de Mondrian o de Max Bill, destilan calidez y humanidad.


¡No se puede dejar la geometría fuera de los predios del arte! Más bien habría que poner en el frontispicio el lema de la Academia de Platón: "Aquí no entra nadie que no sepa geometría"


sábado, 11 de febrero de 2017

La perspectiva común.


COMO SI NO FUERA MÍA.

Ayer tuve la gran satisfacción de asistir a una inauguración en el museo Francisco Sobrino de Guadalajara. De la exposición titulada "de la A a la Z 29 sonidos pintados" Consistente en 29 letras pintadas con acrílico, como si fuera acuarela, en lienzos de 70 por 70 y 2 de 150 por 150 que al modo de Robert Indiana, y como homenaje a este pintor, tenían escritas la palabra AMOR.

Con la misma distancia con que he redactado el párrafo anterior entré a ver esa exposición, compuesta por cuadros que había pintado yo ¡y me encantó!

Parece de una inmodestia inadmisible. Pero es que se me da mucho esa especie de esquizofrenia etimológica y benigna. La esquizofrenia es un grave desorden mental ¡Dios nos libre! pero la etimología del nombre no es tan alarmante. Literalmente es "escisión de la mente". Y yo suelo "escindir mi mente" con gran facilidad. Y como la exposición no la monté yo, sino los del museo según una detallada maqueta que hice para concebirla, pues cuando la vi estaba totalmente montada y pasé de la nada al todo inmediatamente. Y entré en una sala donde había una exposición, conocida en todos sus detalles pero que superaba con mucho la idea que había preconcebido.

Como algunos sabréis, pinto según la estética geométrica, o mejor dicho "estética concreta" en oposición a "estética abstracta".

La "estética abstracta", según lo veo, es la que produce pinturas y esculturas "abstrayendo" de la realidad visual circundante. De modo que si la realidad inspiradora se reconoce sin ninguna dificultad constituye la "estética figurativa". Si además resulta muy evidente sería la "estética realista". Y, por el contrario, de ser totalmente irreconocible sería la llamada universalmente "abstracción".

La "estética concreta" nada tiene que ver con la realidad circundante, suele tener un aspecto geométrico, y se le suele llamar por eso "abstracción geométrica".

En resumidas cuentas, que prácticamente en el plano profesional me he mostrado casi siempre como un ortodoxo pintor concreto "sin mezcla de realismo alguno". Pero en este ocasión no me he resistido a la tentación de "apuntar fuera del tiesto". Y con mis cuadros me he puesto a flirtear y a hacerle guiños a la figuración. Y sin dejar de ser geométrico, y colorista, que de eso hablaré luego, me he puesto en plan figurativo, y, como ya he dicho,  en estos cuadros represento, es un decir, letras y palabras, acercándome al Pop Art, estilo que siempre me ha producido una secreta atracción (o puede que no sea tan secreta).

En cuanto al cromatismo también presentan novedades esta exposición respecto a mi trayectoria habitual, porque generalmente aplico inflexiblemente un esquema que me he inventado, y en este caso doy rienda suelta a la imaginación.

Los cuadros de esta exposición datan de hace un par de años, pero más recientemente saltó la noticia de que ¡la Academia de la Lengua ha proscrito dos letras! La "che" y la "elle". Doctores tiene la Iglesia pero me parece una pena que dos fonemas, sonido portadores de significado, queden sin expresión gráfica específica. Y se diga que no son letras sino meros "dígrafos" ¿Y no es un dígrafo la "W"? ¿no son dos uves pegadas? La "Ñ" es un caso parecido a la "Ch" y a la "Ll". pero tuvieron el acierto en su día de ponerle una tilde en vez de adosarle otra letra o repetirlas para alargarlas como hicieron con la "che" y con la "elle".

Tales circunstancias hicieron replantearme la exposición ¿Elimino la "Ch" y la "Ll"? ¿Las exhibo?

Opté por exponerlas, como había pensado, y además añadir otras dos. Y haciendo uso del poder omnímodo que se nos ha conferido a los artistas pinté una "Che" y una "Elle" como C y L con tildes.

En cualquier caso todo esto no es más que la maquinaria interna de esta exposición. Como la tienen los relojes. Pero propio de los relojes es dar la hora y lo propio de las exposiciones es producir sentimientos artísticos inefables en los espectadores.

Lo gratificante en esta ocasión ha sido experimentar la visión del espectador sin que me perturbe mi papel de autor ¡Lo cual es un privilegio! porque el espectador es el rey y el autor su siervo.






jueves, 12 de enero de 2017

Incitación al dibujo.

INICIACIÓN AL DIBUJO 2.

En el post anterior os presenté las imágenes del cuaderno de modelos que le había dibujado a mi sobrina Ángela y os anunciaba que más adelante os presentaría las imágenes de un cuaderno análogo que le dibujé a mi sobrino Gonzalo. Tales imágenes están aquí.

Cuando yo era pequeño me regalaban cuadernos para colorear, pero no me gustaban nada, porque notaba que eso era una misión imposible, ya que por más que me afanara nunca saldría igual mis dibujos a los modelos. De mayor me he dado cuenta que llevaba toda la razón del mundo, porque, para empezar, no se puede copiar exactamente con lápices Alpino un impreso, cuyo original estaría pintado con guaches, acuarelas o vaya usted a saber. Por eso estos cuadernos que hice para mis sobrinos con unas páginas pintadas con acuarelas y otras en blanco no tienen la finalidad de rellenarlos con dibujos iguales a los míos ¡sino mejores! Yo les doy la ocasión y ellos la aprovecharán para hacer dibujos hermosos ¡estoy seguro!

Digamos que hice la primera parte y ahora viene la segunda que es la más interesante.








































martes, 10 de enero de 2017

¡Pintar como querer!


INICIACIÓN AL DIBUJO 1

Les pregunto a mis sobrina Sara que qué le regalo a Ángela, su hija de dos años y a mi sobrino Fernando para su hijo Gonzalo que tiene 4. Y me dicen que algo para iniciarlos en la pintura y en el dibujo.

Supongo que eso se deba al éxito alcanzado desde hace un par de años con Fernando, que es hijo de mi sobrina Mónica, que tiene 8 años, al que le hice un bestiario elemental ¡y no podéis haceros ni idea del partido que Fernando le ha sacado a esos dibujos, copiándolos y haciendo versiones mejoradas de ellos! Y es que cuando Dios otorga sus dones ¡Salamanca es que se sale!

Hoy os muestro los dibujos que le hice a Ángela, y otro día los que le hice a Gonzalo.

Y me diréis ¿Para qué los enseñas? ¿Para tirarte el moco?

No es por eso, sino para emular al Divino Maestro en el episodio de los panes y los peces. Y a tal fin os sugiero lo siguiente:

Compráis un bloc de papeles en TIGER o donde queráis.

En el mismo sitio, o en otro compráis unas ceras de colores, mejor si son "acuarelables", o un set de pastillas de acuarelas o de temperas o guaches y un pincel con cargador de agua, eso tiene que comprarse en una tienda de pinturas para artistas, o en una buena papelería. Luego ponéis a vuestro zagal, o a vuestros zagales, ante el moritor con una de las imágenes que mostraré a continuación ¡¡¡y vais a flipar!!! con los resultados.

Y luego, por favor, ponéis en pantalla lo que hayan pintado para júbilo del respetable.


Lo digo porque mi sobrino Fernando se puso a versionar, en un bloc que le proporcioné, los modelos que había hecho para sus primos ¡y tela!