Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

viernes, 24 de enero de 2020

Palabras que flamea al viento.

   
   

UN CÓDIGO MUY PLÁSTICO.

Si hay un código de comunicación especialmente fascinante es el código de banderas náuticas mediante el que pueden comunicarse visualmente barcos en la lejanía del mar. Formado por 26 banderas que se corresponden con letras del alfabeto, 10 correspondiente a los números y 7 más para otros usos. Aparte de que con tales letras se pueda componer cualquier mensaje  cada una de ellas expresa un mensaje completo, por ejemplo  la V que es un aspa roja sobre fondo blanco  indica "necesito auxilio". Ni que decir tiene que en estos tiempos hay formas de comunicarse entre barcos mucho más eficaces, pero no han caído totalmente en desuso, supongo que debido a su estética tan acentuada y suele utilizarse para engalanar embarcaciones y lugares náuticos en fiestas.

A mí me interesa el tema por la fuerte estética implícita, como le interesó al pintor Eduardo Sanz en una época en la que pintaba cuadros que eran cartas de marineros a sus novias en las que las letras eran las correspondientes banderas, y el resultado era muy estético y misterioso porque los significado de esas letras-banderas no son del dominio público, o sea que no se reconocen espontáneamente.

Por eso me dieron ganas de urdir una instalación compuestas por las letras-banderas de dicho código pero tuneadas de tal modo que fueran comprensible por la gente, que como yo, no está versada en tales significados.

Estuve madurando la idea y haciendo series sucesivas de bocetos hasta que por fin llegué a una conclusión que me pareció satisfactoria.

Pero las letras-banderas definitivas aún no las he hecho, y no pienso hacerlas mientras no surja la ocasión de exponerlas ¡porque me cansa almacenar tantas cosas!

De todos modos os enseño los bocetos. a ver qué os parece.



























































lunes, 20 de enero de 2020

Un asunto medular.



SER O NO SER.

¡Hay que mojarse ¿Eres creyente?

No creo que haya que mojarse necesariamente. De todos modos, no soy creyente.

Entonces qué ¿Eres ateo?

No, no soy ateo.

¿Agnóstico?

Tampoco soy agnóstico.

¿Qué eres entonces?

Soy místico.

¿Como Santa Teresa y San Juan de la Cruz?

No. A mí esos santos no me parecen místicos. Me parecen hipercreyentes. Pero eso es otra cosa.

Y ¿qué es para ti la mística?

La sublimación de la metafísica.


Y ¿qué es para ti la metafísica?

Lo relativo al ser. A lo que es y a lo que no es. Siempre que se emplea el verbo ser se está haciendo metafísica. Y cuando interesa solo el ser despojado de toda fenomenología se está en plan místico. Lo cual no tiene nada que ver con el arrobo teológico.

Hay un esquema que explica esto muy bien, un círculo o una esfera con su centro. En la circunferencia o en la superficie esférica están los fenómenos. Es el reino de la fenomenología. Por ejemplo, yo y tú somos dos fenómenos absolutamente distintos fenomenológicamente. Un poco más dentro está un punto, el de la humanidad del que salen dos líneas, una hacia ti y otra hacia mí. Más dentro aún hay otro punto el de los antropoides del que sale una línea hacia la humanidad y otras líneas hacia los chimpancés, los gorilas, los orangutanes...Más adentro aún está el punto de los vertebrados...Habrá puntos interiores que nos relacione con las patatas. Otros más profundos que nos relacione con las bacterias.Otro más profundos que nos relaciona con los virus y otro más profundo aún que nos relaciona con los minerales... Y habrá un punto centralísimo que relacione todo con todo pero que no tiene ninguna particularidad fenomenológica ¡ese es el reino de la mística!

Me ha dicho mi amigo Pedro, que es un filósofo acreditadísimo, que estoy en lo cierto, o sea que...

Los creyentes-místicos ponen a Dios en ese punto central, como Santa Teresa y San Juan de la Cruz. Pero hay místicos como lo sufíes que tienen dos corrientes contrapuestas. Una es la de los panteístas que no deben creer en este esquema ni en que se pueda separas el ser de ser algo y la otra que piensa que Dios es la primera fenomenología y lo del centro mismo es innombrable y carece de cualidades. 

Algo así pasa con Brahma, el "dios padre" de la "trinidad" indú. Los otros dos son Shiva y Visnú. Pero encomendarse a Brahma ¡es perder el tiempo! porque no hace nada, ni favores, ni nada. Haría el mundo, pero como ya lo terminó hace mucho pues está eternamente jubilado. Tiene un solo templo en toda la India en Púskar, que visitamos y le hicimos una ofrenda, en una larguísima cola, consistente en unos pocos panchitos y bolitas de anís. Es que nos dijeron que  era su cumple ¡mira qué casualidad! Lo que no nos dijeron es que cuantos cumplía.

Otros místicos que no lo parecen son los taoísta. Estos ¡pasan de todo! También del esquema redondo. Y ¿por qué son místicos? Por eso, por pasar de toda particularidad y singularidad. 

Por pasar pasan de toda doctrina y de todo sistema. Por ejemplo dice Lao Tse en el Tao Te King que basta que una doctrina se sistematice para que quede invalidada.

Ergo si soy algo, soy taoísta porque ni tengo que ir a misa, ni a la mezquita, ni a la sinagoga, ni creer en ninguna doctrina ¡En nada de eso!

¡Hombre! ¡En nada no!

¡¡¡En la mística!!!



martes, 7 de enero de 2020

¡El mejor día del año!



LOS PADRES SON LOS REYES.

Hoy 7 de enero ¡acaba de pasar el gran día!

El Día de Reyes.

El día más mágico del año.

El tópico correspondiente, que los Reyes  son los padres, es la gran mentira.

Porque la gran verdad es que los Padres son los Reyes.

Por lo menos todo el mundo es hijo. Y muchos además son padres ¡el gran honor!

Padres y madres, madres y padres presiden las familias.

¡La familia es la gran institución ante la que todas las demás instituciones palidecen! Por lo menos esa es mi convicción.

Cada uno lo celebra a su modo. Y el nuestro es disfrutar de la gran comilona y recibir los regalos debidamente tuneados.

Cada año les muestro a mis amigos y conocidos de "la red" los regalos de reyes.

¡Aquí van los de este año! 






















¡Hasta el año que viene y salud para todos!










martes, 24 de diciembre de 2019

Habrá que dejarlos por imposible.



LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO.

España para Cataluña es (o quizás era) la gallina de los huevos de oro.

Porque favorece su economía suministrándole mano de obra, materias primas, clientes y ralentizando competidores.

Porque la considera cosa propia.

Pero en esto no hay reciprocidad.

Vienen a decir ¡Cómo vamos a tener compatriotas tan zarrapastrosos! ¡Nos abrimos!

Lo que pasa es que la amenaza tiene fuerza. Y tanta amenaza favorece el favoritismo (valga la redundancia).

Pero al pasar de la amenaza a los hechos la amenaza se desinfla y la fuerza desaparece.

Porque los independentistas que son muchos, pero menos de la mitad ¡y no tienen de donde!

Por ejemplo, los venezolanos, colombianos, ecuatorianos, peruanos, argentinos, chilenos y otros pueblos del "cono sur" contaron para independizarse con generales rebeldes como Bolívar y San Martín. Y ¿dónde están los generales rebeldes catalanes? ¿Se ha pasado algún honorable por capitanía general a ver cómo está el cotarro? ¿Les siguen los mosos? La verdad es que en la milicia no han conseguido adeptos, pero sí entre los descendientes del proletariado emigrante, v. g. Rufian ¡vivir para ver!

Los nacionalistas y los indepes están en el papel del pariente pijoleto que vive a costa de los pobretones de la familia desmarcándose todo lo que puede. Pero no saben que si se desmarcan del todo se les acabará el chollo.

Lo que quieren los indepes ya lo he dicho,

lunes, 23 de diciembre de 2019

Lo que es bueno para unos...y viceversa.


Mediante este post celestial el Salterio felicita navideñamente a los seguidores de su blog.

TITÁN.

Titán es el mayor satélite de Saturno. Su diámetro es algo mayor que el de la Luna y más o menos la mitad que el de la Tierra.

Dicen que es el astro conocido más parecido a la Tierra. Tiene atmósfera, con una consistencia semejante a la terrestre y en su superficie hay llanuras, montañas, lagos y también llueve.

Pero hay diferencias, como una temperatura de 180 grados bajo cero, la ausencia de oxígeno libre en la atmósfera y la presencia abundante en la misma de metano y en los mares y en los ríos mucho chapapote, mucho hidrocarburo, también en la lluvia.

¡Qué diferencia!

Bueno, relativa...

Relativa al tiempo.

Echemos cuentas.

La Tierra tiene 4.467 millones de años. Titán parecido, 4.003 millones de años. Y la vida en la Tierra se supone que surgiría hace 4.000 millones de años.

Hasta que hace aproximadamente 2.400 millones de años en que se calcula que empezó el "gran evento de la oxidación" o la "catástrofe del oxígeno" o sea la catástrofe ocasionada por el oxígeno, los paisajes y la vida en la Tierra y en Titán debieron ser idénticos.

O sea que ¡nada menos que durante casi dos mil millones de años la vida en la Tierra sería idéntica a la que se supone que hay hoy en Titán!

Porque en contra de lo que pudiera parecer a primera vista se supone con todo fundamento que en Titán hay vida. Vida microscópica, pero vida. Básicamente bacterias y arqueas.

Como es sabido, e ignorado, ya no se habla tanto de Reinos de la Naturaleza, sino de "dominios". Y se han establecido tres Dominios de la Naturaleza: Bacterias, arqueas y eucariotas.

Las bacterias y las arqueas son células procariotas, sin núcleo, y la células eucariotas con núcleo.

De las arqueas proceden por evolución las células eucariotas y los organismos pluricelulares.

Pues bien, tanto en Titán, todavía, como en la Tierra, hace 2.400 millones de años, la energía necesaria para la vida se obtiene de la fotosíntesis anoxigénica en la que no interviene el oxígeno.

Y no es solo que no intervenga el oxígeno, sino que este es un gas venenoso que termina con la vida anoxigénica. Y lo que ocurrió con la catástrofe del oxígeno fue que unas bacterias evolucionaron de tal modo que inventaron la clorofila por lo que fueron capaces de descomponer el anhídrido carbónico dejando oxígeno libre. A continuación surgieron las plantas, seres pluricelulares con clorofila  que produjeron oxígeno libre masivamente ¡y la catástrofe entre las arqueas  y muchas clases de bacterias sería de garabatillo!

El caso es que Titán debe ser el paraíso de los microbios, con mucho CO2,  y nada de oxígeno libre, donde no tenemos cabida porque no se puede respirar, hace un frío de cojones, no crecen las lechugas ni otros vegetales y por culpa del metano ¡huele a pedos!