Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

jueves, 31 de julio de 2014

El fin no justifica los medios.


UNA MASACRE DEMOCRÁTICA.

Sí, es así como suena. Israel está cometiendo en la Franja de Gaza una masacre que es democrática, que tiene el apoyo mayoritario del pueblo de Israel.

Parece que van 1.300 muertos palestinos, la mayoría civiles y muchos de ellos niños, terriblemente mutilados y asesinados masivamente y daños materiales incalculables que arruínan a una parte importante de la población

Y hace pocos días bombardearon un refugio en una escuela de la ONU, ya lo habían hecho con otro refugio escuela de la ONU, y un mercado lleno de gente que cometían el terrible delito de ir a la compra ¡hay que tener agallas! o mejor dicho ¡hay que ser hijoputa!

Y todo democráticamente, con apoyo mayoritario de la población.

¿Cómo es posible que ocurra tal cosa?

Porque tienen miedo. Todos esos asesinatos se cometen por prevención. Porque los milicianos palestinos podrían causar mucho daño a la población israelí. No lo han producido aún, pero lo podrían producir, como lo prueba los pocos muertos que han tenido que lamentar ¡y más vale prevenir que curar!

Argumentan que "tienen derecho a defenderse" ¡claro que tienen derecho a defenderse! No es eso lo que se cuestiona, sino la manera en que lo hacen y el apoyo infame de esa población.

El mecanismo es claro. Si los guerrilleros palestinos se emboscan en su población, masacrando esa población se impide el camuflaje.


Es lógica, pero no es buena técnica. Primero porque se hace pagar a justos por pecadores. Segundo porque no parece que sirva de mucho. Y tercero porque el desprestigio que están alcanzando en todo el mundo es una mancha indeleble que les va a costar mucho borrar al pueblo de Israel. Tanto como le está costando a pueblo alemán borrar la suya, por las masacres cometidas por los nazis contra los judíos.


domingo, 20 de julio de 2014

Una de espías.



EL ESPÍA BONDADOSO.

Gracias a un espía estoy vivo.

No quiero decir por eso que en caso contrario hubiera muerto.

Lo que quiero decir, y digo, es que si estoy vivo es gracias a un espía.

Y que en caso contrario, de estar vivo sería por otro motivo.

Nací en Huelva en el año del hambre, en 1940. Aquello debió ser la muerte. La escasez debió ser casi absoluta. Y la supervivencia de los recién nacidos ¡verdaderos milagros!

Trabajaba mi padre en el Puerto de Huelva. Y entre este puerto y el de Ayamonte había mucha relación. Y ente este y el de Vila Real de Santo Antonio en Portugal también la había. El caso es que mi padre tenía un compañero y amigo en el de Ayamonte que a su vez era amigo del vicecónsul honorario del Reino Unido en ese puerto portugués. Y enterados de mi nacimiento decidieron facilitarme la vida, este último le facilitaba al anterior leche en polvo de dieta infantil, que este enviaba a mi padre y que terminaba por ingerirla yo. Y así transcurrió no sé cuánto tiempo ¡ yo chupando del bote!

Por fin un día vicecónsul pasó una gran remesa de latas de leche con un mensaje que, más o menos, venía a decir que ese era el último envío porque habían descubierto que era espía de los aliados y lo expulsaron de su cargo por ese motivo.

A mí esta feliz circunstancia, trivial en el fondo, siempre me había resultado emocionante y romántica. Y el otro día me acordé y se la conté a mis nietos. Que, como esperaba, les gustó mucho.

¡Pues ya veis! Gracias a un espía estoy vivo.

¡Y mami!

¡Y nosotros también!


Dijeron. 


jueves, 17 de julio de 2014

Cainismo.


CONVERGER. NO DIVERGER.

Vi en Face Book a un rabino, con su alto sombreo y con sus tirabuzones, echando pestes de los sionistas. Diciendo que estos no son sinónimo de judíos, sino que son diametralmente opuestos.

En otro sitio, también de F.B., veo una imagen espeluznante: El cadáver de una niña pequeña, con la caja craneal abierta, de la que se había salido el cerebro. No lo habrían hecho con idea, sería un accidente bélico, un "daño colateral" (cruel eufemismo). Pero parecía más obra de nacis que de judíos.

¡¿Qué está pasando allí?!

En el 48 del XX el gobierno inglés, dueño- por lo que se ve- de Palestina, los palestino- por lo que se ve- no eran los dueños, dejan que fabriquen allí un estado sionista ¿Un estado teocrático? ¡Qué raro!

Queda muy antiguo eso de los estado teocráticos. Los hay con abrumadora mayoría de una o de otra religión, y eso cuenta, pero no exclusivo, salvo los más carcas. Pero los sionistas no son así. Son como nosotros, democráticos, "europeos".

Pues ese es el problema ¡que son europeos! que no son mediorientales como el común de aquella población ¡y no pegan! Son europeos, con la conducta avasalladora de los europeos, mirando a aquella gente altivamente, queriendo colonizarla. Pero el drama es que no pueden, Y eso genera un conflicto permanente. Que después de 66 años sigue candente, sin visos de solución. En la Unión Sudafricana que tienen un problema semejante, parece que han llegado a un entendimiento. aquí parece que no.

Me decían unos amigos que vivieron varios años en la Unión Sudafricana en pleno apartheid que al único sitio de África que iban de turistas los surafricanos era a Israel. Porque era el único sitio con el que sintonizaban, porque como ellos eran europeos residentes en África rodeados de nativos hostiles.

Pero en la Unión Sudafricana se han dado cuenta que a las bravas no se resuelve el problema, Que tienen que aceptar la convivencia con esa "población nativa". Pero los sionistas no aciertan a ponerse las pilas, basan su supervivencia en aterrorizar a sus vecinos. Y a la vista está que ese es un mal procedimiento.

Y el caso es que los musulmanes sean enemigos de los judíos es nuevo. Cuando expulsaron a los judíos de España se refugiaron en países musulmanes, como Marruecos, Turquía o Palestina, donde vivían en paz muchos judíos. Porque los judíos y musulmanes siempre se habían entendido bien. Hasta que llegaron los sionistas a Palestina y fundaron el Estado de Israel. 

Los sionistas son de religión judía, pero de mentalidad europea, con maneras europeas y aprovechando su tecnología se impusieron a la fuerza, intransigentemente.

Lo malo para ellos es que hasta ahora no han podido, y a este paso no van a poder nunca. No podrán hacer lo que hicieron los norteamericanos en Norteamérica. Que unas pequeñas colonias del este colonizaron todo ese continente hasta llegar al Pacífico, repoblando ese gigantesco espacio con emigraciones de europeos marginales. Porque los judíos no son proselitistas, no quieren conversos. A lo más, quieren recuperar descendientes de judíos que fueros convertidos a otras religiones. Y no hay tantos judíos ni tantos criptojudíos.

Dicen que el pueblo judío está pegado con goma arábiga, porque a lo asquenazis (judíos de origen alemán) y a los sefardíes (judíos de origen español) lo único les une el enemigo árabe común, que si no estarían como el perro y el gato. Y dominan los asquenazis, los más centroeuropeos. Mientras que los sefardíes, que tienen más entrenamiento en el trato con los musulmanes, están marginados.

Tendrían que abandonar esa conducta "divergente", que resalta los factores diferenciadores  y adoptar una conducta convergente. Resaltando lo que esas poblaciones tiene en común. Son, como dicen los musulmanes las "Religiones del Libro", cuyo núcleo es la Biblia. Y deberían tener a Jerusalén como la capital común de judíos, musulmanes y cristianos y dejar de empeñarse en arrojar de esa Ciudad Santa a todos los que no sean judíos.


Si no se avienen a una cosa así, es, como dicen Einstein y la Peire , "cuestión de tiempo". El necesario para que tengan que salir de mala manera, una vez más, de esa tierra tan deseada. 


miércoles, 9 de julio de 2014

Para no creérselo.


LA CHAPUZA NACIONAL.

¡Es para no creérselo!

Que un país como España. Que, sin la menor duda, es uno de los países más importantes del mundo. Con una de las más importantes e influyentes historias de mundo. Tenga una constitución aprobada en 1978, que, entre otras cosas, estimula la organización del Estado en Comunidades Autónomas. Que tal organización autonómica se concrete en pactos de 1981 y 1992. Y que ingrese en 1985 en la Unión Europea, con la cesión de soberanía que ello comporta  ¡Y que ninguno de esos hechos esenciales de la entidad nacional, producidos en fechas posteriores a la aprobación de la Carta Magna, se refleje en modificaciones de  la Constitución para albergar la nueva estructura del Estado!

¡Es para no creérselo!

¿Se deberá esto a que se le quiera reconocer a la Constitución el rasgo de la inmutabilidad?

Pues no parece, porque lo desmiente la única reforma, hasta el momento, ocurrida por la presión extranjera para proteger los intereses de los prestamistas, de modo furtivo y vergonzante.

Todo eso es una chapuza de dimensiones inconmensurables.

La Constitución tendría que ser  "el libro de familia de la Nación" donde quede anotada, como referencia determinante, la configuración real y verdadera de la Nación. Y no, como es, un código difuso y confuso que tiene que ser interpretado constantemente por el Tribunal Constitucional que viene a ser un oráculo cuyos veredictos se aceptan a veces de mala gana o no se aceptan. Y en cualquier caso resulta un organismo misterioso. La Constitución tendría que ser clara y terminante, iluminada por la evidencia.

Por ejemplo, los redactores de la Constitución han inventado el palabro "nacionalidades" ¿Qué es eso? Como naciones pero sin serlo completamente ¡Eso es sembrar la confusión!

¿Es que nuestras autoridades son tontas?

No son tontas, son pusilánimes, por decirlo suavemente. Prefieren meter la cabeza bajo el ala antes de encarar la realidad francamente.

¿Y eso es mejor? No. Es mucho peor.

Vivimos en un enredo permanente, en una turbidez y una indefinición que impide que se aclare el panorama y se reaccione eficazmente, por ejemplo, ante los problemas de soberanía que plantean los nacionalistas de algunas regiones. Como también impide que impere la equidad.

La reforma de la Constitución para esto y para estructurar debidamente nuestro país es tan urgente, tan indispensable, que el que no se esté pensando en darle curso inmediatamente...

¡Es para no creérselo! 


domingo, 6 de julio de 2014

Quien parte reparte...


DE LO PÚBLICO Y LO PRIVADO.

La SOCIEDAD CIVIL está gobernada por el APARATO DEL ESTADO que, más o menos, está sujeto a una estructura compuesta por los siguientes elementos:

PARTIDOS POLÍTICOS, que son entidades privadas que están compuestos por AFILIADOS. Que son individuos que aceptan voluntariamente una ideología y unas reglas. Y que INGRESAN tras superar un proceso restrictivo de admisión.

De los partidos políticos salen CANDIDATOS  para las ELECCIONES que de serles favorables devienen en servidores públicos temporales, llamados AUTORIDADES POLÍTICAS.

Ergo EL GOBIERNO, QUE ES PÚBLICO, VIENE DETERMINADO POR UNOS ORGANISMOS QUE SON PRIVADOS.

Los servidores públicos, por su parte, son, además de las mencionados autoridades políticas, los que han sido reclutados por el estado mediante CONCURSOS PÚBLICOS. Son los FUNCIONARIOS. Que pueden ejercer sus funciones durante toda su vida laboral, desarrollando una carrera profesional, por lo que se les llama FUNCIONARIOS DE CARRERA. Además de esto hay EMPLEADOS PÚBLICOS que son interinos. Con contratos limitados en el tiempo que pueden renovarse.

Las autoridades políticas, investidas de la autoridad que les confiere el PUEBLO SOBERANO mediante las elecciones, MANDAN sobre funcionarios y empleados públicos.

Además del APARATO DEL ESTADO gravita sobre la SOCIEDAD CIVIL el APARATO RELIGIOSO, que tiene su estructura jerárquica. Y en los estados que, como el nuestro, no son TEOCRÁTICOS, existe la SEPARACIÓN DE IGLESIA Y ESTADO. De modo que el plano religioso afecta de modo privado y particular a los creyentes y no al conjunto del estado.

Todo esto es, digamos, lo que tendría que ser. Pero no es siempre lo que es.

Porque frecuentemente los partidos políticos, que son privados, intervienen directamente en la cosa pública. Las autoridades política se ponen en el lugar de los funcionarios públicos ejerciendo sus funciones, y a veces se aprovechan de su situación de poder para pasar a ser funcionarios vitalicios. Colocan militantes en el lugar de los empleados públicos interinos. O reclutan ASESORES correligionarios que hacen el trabajo de funcionarios e interinos, a los que dejan sin funciones aumentando el gasto indebidamente. O legislan y promueven normas en favor de ellos mismos.

Por otra parte funcionarios públicos, como, por ejemplo, jueces y militares  asumen abusivamente funciones propias de los políticos.

Y desde luego no siempre se respeta la separación iglesia y estado.


De ahí el creciente desprestigio de nuestros gobernantes. Auténticos "antisistema" que favorecen que la excepción sea la regla.


lunes, 30 de junio de 2014

Hídrica transubstanciación.


GRAN HONOR, GRAN SATISFACCIÓN, GRAN FELICIDAD.

En los días pasados he tenido el gran honor de ser propuesto padrino de mi ya ahijada Pilar, honor ex aequo con mi chica, que es la padrina de esta criatura.

Ser padrino es lo siguiente a padre, y padre es lo más satisfactorio que cabe ser en este mundo, más aún que diputado, por lo que siento una gran felicidad.

El hecho se ha consumado este domingo pasado. Y es una gran responsabilidad, que no se acaba en el día del bautizo, sino que dura toda la vida, como me ha recordado -no hacía falta- mi compadre, mi querido sobrino Alvarito (Alvarito ya tiene buenos espolones, pero sigue siendo Alvarito) También agradezco vivamente tan alta distinción a su esposa, mi comadre y querida sobrina María.

Tiene esta niña también naturalmente una madrina que es su abuela y tía materna Ángeles, por lo que tiene madrina, padrina y padrino.

Todo eso ha ocurrido, naturalmente, en una iglesia. Situación que puede parecer rara dado que no soy un espejo de católicos. Tampoco me he dado nunca de baja propiamente. Pero eso da igual. Porque el cura va a lo suyo y yo a lo mío. Y lo mío es ser casi padre de una niña preciosa y más pariente aun de lo que venía siendo de su papá, de su mamá y de sus hermanitos, Pedro, Sol y Luís.

Pero la cooperación de un cura en una iglesia es condición sine qua non porque los curas en las iglesias tienen el poder de la transubstanciación. Facultad discutida a veces, pero no en este caso, ya que es evidente que pueden convertir verdaderamente una sobrina en ahijada y un tío en padrino ¡no creo que haya nadie que se atreva a discutir esto!

Como yo veo la cosa es que la Iglesia está para servir a la gente y no al revés, y en esto concretamente ha funcionado impecablemente. Porque en un marco medieval precioso -la capilla bautismal de la Iglesia burgalesa de San Gil, coronada con una bóveda gótica hermosísima y con un retablo muy bello, y mucho más- estábamos reunidos una muchedumbre de parientes, de amigos y un enjambre de niños revoloteando y metiendo ruido.

La liturgia aquella me era un poco ajena ¡pero tampoco pasa nada! Algo mentí, piadosamente, pero no engañé gravemente a nadie.


¡El caso es que tenemos una ahijada, casi una hija, que es un encanto! Y eso es, como digo, motivo de gran felicidad.


martes, 24 de junio de 2014

El funambulismo necesario.


SI YO FUERA EL REY.

Si yo fuera el rey, cosa que puedo imaginar perfectamente puesto que lo soy de mi casa, hubiera aceptado ese discurso, que alguien habrá escrito, pero le habría añadido una parte, para evitar que quedase, como ha quedado, cojo. Y es que lo disimula, pero cojea cosa fina.

Más o menos sería como sigue:

Por último quisiera decir algo, difícil de explicar y de entender, no obstante espero que se me comprenda debidamente:

Muchos de nuestros ciudadanos son monárquicos. Pero también hay muchos que son republicanos. Y otros muchos que no son ni una cosa ni la otra, pero que exigen, como los otros, una jefatura del estado justa y acertada.

Pero lo malo es que no hay más que una silla para ese puesto y se impone el pacto responsable.

Es fácil para un monárquico aceptar un pacto en virtud del cual el Jefe del Estado sea el Rey. Tampoco revestirá dificultad para los que no sean ni monárquicos ni republicanos ¡Pero para los republicanos supone sin duda un amargo trago! Y es de agradecer, y bien que lo agradezco, la lealtad de los republicanos, que en virtud del pacto vigente apoyan a esta monarquía en la Jefatura del Estado.

Se oyen voces que reclaman un Referéndum para determinar si tiene que haber monarquía o república. Voces de muchas edades, pero principalmente de la mía, de los que como yo no tuvimos, en razón de nuestra edad, ocasión de votar la Constitución que hoy nos ampara. Me parece una opinión aceptable, como me parece aceptable otra distinta: que uno nazca en marco legal democrático que le sobreviva.

Pero yo, ni siquiera siendo el rey, soy nadie para decidir en esto. Decide el pueblo soberano a través de sus representantes en estas Cámaras. 

Lo que puedo decir es que siempre seré obediente al mandato de ese pueblo, del que formo parte, en lo que determinen sus legítimo representantes en estas Cámaras.


Queridos conciudadanos republicanos: os agradezco de corazón vuestro leal respeto a los pactos en virtud de los cuales, como Rey desempeño la Jefatura del Estado. Por lo que me cabe el honor de ser el primero de los Servidores Públicos.

Al no decir el nuevo rey algo así, que no lo ha dicho, una parte importante de la población queda desairada ¡Es  que hay que estar en todo!