Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

viernes, 27 de febrero de 2015

Ontología secreta.


HISTORIA DE LA ESPAÑA ISLÁMICA.

Me acabo de leer "Historia de la España islámica" del escocés W Montgomery Watt. Un libro pequeño de 250 páginas de Alianza que me ha encantado.

A mí lo de Al Ándalus es un tema que me fascina. Cuando visité la Colección Gulbenkian en Lisboa me quedé impresionado con las joyas musulmanas que esa colección alberga, como las cerámicas, el cristal, las encuadernaciones y las alfombras, procedentes de muchos países musulmanes. 

Las alfombras, pongo por caso, están vinculadas a países, y no tienen que ver las de uno con las de otro, ni las de una región con las de otra de un mismo país, ni las de épocas distintas. Pero aunque la cultura antigua de un país tenga poco que ver con la moderna, el país por lo menos se mantiene ¡pero no es el caso de Al Ándalus, que es un país que ya no existe! y en Gulbenkian hay alfombras, con su peculiar estilo, de un país inexistente. Si a eso le añadimos que ese país ocupaba un territorio que hoy ocupa el mío, comprenderéis que alucine.

¿Ha desaparecido totalmente Al Ándalus? No es seguro. Lo que ha desaparecido sin duda es el nombre. Pero seguramente perdura camuflado en el Magreb. Y no solo eso, puede que también en la Península Ibérica, en lo que ahora es España y Portugal.

Pero para saber si hay al-andaluces en España hay que poder reconocerlos, porque puede que esté lleno este país, pero que sean irreconocibles al no saber cómo son. Porque de haberlos, ni ellos mismos lo sabrían. Es algo así como los marcianos ¿hay marcianos? No como los de la guerra de los mundos, sino bacterias marcianas , o semejantes. Para saber si hay no basta con que haya, además hay que poder reconocerlos.  Y eso solo es posible si se sabe cómo podrían ser, o como modificarían el ambiente. En tal caso se podrían identificar ¡Puede que hasta a simple vista! Una posibilidad es el color rojo de ese planeta. Si es que la fijación en ese terreno de óxido de hierro se debe a un agente biológico. Puede que ocurra como en la tierra. Que montañas tremendas como los Picos de Europa y todas las montañas calizas tengan su origen en depósitos calcáreos debidos a la acción de microorganismos en los fondos marinos, que más tarde fueron elevados por la orogenia.

"Quien tuvo retuvo..." Dicen que hasta hace tan solo 10.000 años lo que hoy es el desierto del Sahara no era un desierto, sino una sabana, con mucha agua ¿y dónde está esa agua? ¡Pues allí mismo! debajo de la arena. Y se puede sacar y se saca. Dicen que en Libia llevaron con tubería el agua fósil del desierto a la costa mediterránea para regar los cultivos. En Egipto venden agua fósil embotellada ¡que he bebido! Si damos crédito a lo que ponía en la etiqueta de la botella.

En la Península Ibérica estuvieron demasiado tiempo los moros como para que no haya quedado ninguna traza en su descendencia. No estuvieron 8 siglos, como se dice. Sería así si se cuenta los más de dos siglos que permanecieron tan solo en el Reino de Granada cuando el resto de la península ya era cristiana. Verdaderamente Al Ándalus era un territorio considerable desde el 711 en que comenzó a implantarse la civilización musulmana hasta que en 1.248 Fernando III de Castilla conquistó Sevilla.

Muchos españoles musulmanes expulsados de España  marcharon al Magreb. Territorio unido a España durante bastante tiempo de la historia de Al Ándalus ¡eran exiliados españoles!

Cuando se dice que echaron de España a musulmanes y judíos se oculta lo más terrible de todo. Porque no eran extranjeros que se habían colado ¡no! eran españoles de religión musulmana o judía. Pero ante todo y sobre todo, eran españoles. Por lo que la putada es muchísimo mayor.

Y muchos musulmanes españoles evitaron el exilio "convirtiéndose de boquiilla". Y muchos españoles actuales son sus descendientes, y a lo mejor ni lo saben. Y puede que mantengan costumbres y modos de ser y de pensar más morunos de lo que podamos sospechar.


Por eso, ese prolongado episodio de la historia de nuestro país tendríamos que contemplarlo con más simpatía. Y muchos de nuestros grandes personajes se ignoran completamente. Y eso supone un empobrecimiento de nuestra historia y de nuestra cultura que dice bien poco de nosotros.




sábado, 21 de febrero de 2015

Recuerdos del paraíso.


EL MISTERIO DESVELADO.

Hace unos días nos invitaron a cenar Carmen y Enrique, y también invitaron a Mª Victoria y Paco y anduvimos repasando tiempos remotos. Salió a relucir ¡cómo no! Puerto Rico, donde vivimos mi chica, nuestra hija Isa y yo felicísimamente del 70 al 73. También salió a relucir nuestro casero Fredy en Villagrillasca.

Fredy es un hombre interesantísimo del que algún día contaré algo más. Es arquitecto pero no ejercía como tal en aquella época, porque estaba ocupado a tiempo completo en una industria de mármoles funerarios que tenía en Ponce, donde vivíamos. Hacía lápidas y tenía un stock de figuras en mármol blanco de ángeles de tamaño natural que eran una belleza. Las había comprado en Italia. Y en nuestro viaje a la Toscana, hace unos años, entramos de refilón en un cementerio y vimos estatuas de ese porte.

El caso es que Fredy es un hombre que, como yo, valora la gente en su estado natural y no la encopetada que va por ahí mirando a todo el mundo por encima del hombro. Había vivido en la casa que puso en alquiler cuando se fue a vivir a otra más aristocrática y más conforme con su posición social adinerada. En esa antigua casa suya vivimos nosotros.

La casa en cuestión propiamente era una especie de dado de hormigón diseñada para resistir huracanes. El techo era una gruesa placa de hormigón que pensé que estaría ardiendo, calentado como estaba por el sol tropical en su cara exterior. Un día me subí en una mesa para comprobar ¡y efectivamente ardía! Eso no constituía ningún problema, porque en la casa entrábamos solo para dormir, cocinar y poco más. La vida la hacíamos en el patio ajardinado que la rodeaba que además tenía una hamaca donde solía tumbarme para leer o sestear. Colindaba este patio con los tres de las casas vecinas.

Tenía ese patio o jardín un mobiliario de hormigón compuesto por una mesa fija al suelo y cuatro banquetas, casi fijas y una flora interesante con yucas de agudas púas que María, nuestra predecesora en aquella casa, había cortado inmisericordemente como quien corta las uñas por las falanges. Tenía también una misteriosa planta suculenta que echaba unas flores en forma de estrellas perfectas, como las de mar. Una planta de navidad que era un pequeño árbol frecuentemente florido, y muchas más que nosotros incrementamos sensiblemente con nuestras capturas por las montañas, como bromélias, orquídeas enanas y amor de hombre que colocábamos en recipientes hechos con corteza de palma helecho y vainas de las flores y frutos de las palmas reales.

De toda aquella flora destacaba un mangó, en otros sitios llamado mango. Ese palo de mangó, no estaba propiamente en nuestro patio sino en el de Doña Pilar, nuestra vecina ya viuda. Mujer enérgica, entrada en años que pronosticaba en mí un mal carácter circunstancial, aunque nunca me vio cabreado, que tampoco me cabreo tanto. Y es que encontraba mí un carácter alegre y vivaz, y le recordaba el de su difunto marido, que a veces debió enfogonarsearse -como dicen allí- de lo lindo, pero no le guardaba por eso ningún rencor. El caso es que nos llevábamos muy bien.

Aquel mangó no sé si le daba fruto a su dueña, pero a nosotros nos inundaba. Aunque casi no los comíamos porque eran de los de hebra y sabor a gasolina. Además esa pelambrera tan abundante en la pipa se metía entre los incisivos y costaba un rato librarse de ella. Pero en cambio era la delicia de nuestros amigos, porque a esa fruta tan bravía le encontraban el verdadero sabor. Mejor que las mangas y los mangós cubanos que son como melocotones grandes dulces y suaves, que más bien parecen tocino de cielo. Y es que debido a su crudeza casi nadie cultivaba los de hebra ¡y eran muy escasos!

Fredy y su esposa venían por casa de vez en cuando. Saludaban efusivamente a doña Pilar y a otros vecinos, y encontraban ese barrio popular acogedor y cálido, y no el aristocrático que habitaban, llamado La Alhambra. Porque ¡nobleza obliga! y el peso de la púrpura puede llegar a ser muy ingrato para la gente sensible.

Un día nos invitaron a su casa de La Alhambra, y pasamos la tarde con su mujer y con él. Estuvieron muy amables ¡y nos deleitó tocando el piano! Tocó un bolero cuya música he recordado durante casi medio siglo ¡pero olvidé el nombre! y por supuesto la letra.

En la cena con nuestros amigos, a la que me referí al principio, traté de recordar, una vez más, el título de ese bolero, pero, también una vez más, inútilmente. Me dijo Enrique que tenía un programa que tarareando una música la reconoce ¡pues no!

A la mañana siguiente me puse a desvelar una vez más ese misterio, y conseguí recordar un par de palabras. Busqué en Google y ¡eureka!


Se trata de "Desvelo de amor" de Rafael Hernández. El genial autor puertorriqueño de "piel canela". Lo podéis oír si queréis, pero difícilmente tendrá para vosotros la resonancia que tiene para mí.


Fe de erratas. Me indica mi tocayo G. Muñiz que el autor de "Piel canela" no es Rafael Hernaández sino el también puertorriqueño Bobby Capó, seudónimo de Roberto Rodríguez Capó.


miércoles, 18 de febrero de 2015

Ver para creer.


EL VERDADERO CONOCIMIENTO ES SUBJETIVO.

Tan solo se sabe lo que se conoce por uno mismo. Lo que se experimenta, lo que se ve, lo que se degusta o saborea, lo que se huele, lo que se toca, lo que se oye. Y todo ello cotidianamente. O muchas veces al menos.

El conocimiento transmitidos oralmente o por escrito no es verdadero conocimiento. Puede ser verdad, pero hay que comprobarlo sensiblemente. Mientras no se experimente no se tiene constancia de ello y no constituye verdadero conocimiento.

No constituyen verdadero conocimiento tan solo los relativos al ámbito natural. También los correspondientes al artificial. Porque la música, y el arte en general deparan conocimiento verdadero. Como las matemáticas y las ciencias en general.

Ergo no se adquiere conocimiento solo experimentando ingenuamente. Sino que frecuentemente son necesarias las teorías, pero los resultados hay que experimentarlos para que puedan constituir verdadero conocimiento. No basta con que te lo digan, te lo aseguren o te lo juren.

De lo que se deduce que el verdadero conocimiento es subjetivo. Y por ende no es objetivo, como se suele decir y creer.

Pero hay cosas cuya experiencia no está al alcance de cualquiera, como la teoría del Big Bang o la del Calentamiento Global no constituyen verdadero conocimiento. Ambas tienen autoridades defensoras y detractoras, y suelen convencer las que llegan más insistentemente a los oídos del público pasivo.

No hemos podido estar en el momento inicial del Big Bang. Ergo no podemos tener conocimiento verdadero de eso. Ni siquiera conozco de primera mano las observaciones de las que se infieren esas sospechas. Ni el entramado teórico que las sustentan. Ergo ni para mí ni para mucha gente eso puede ser conocimiento verdadero.

Respecto al Calentamiento Global tampoco constituye para mí un conocimiento verdadero. El planeta se calienta y se enfría parcialmente muchas veces a lo largo del año y hasta del día. Si a pesar de todo hay un calentamiento global es algo que se escapa a mi experiencia. Puede que se caliente o que se enfríe, como parece que ha ocurrido muchas veces, pero es algo que no puedo conocer con certeza. Puede que no pueda negarlo, pero tampoco afirmarlo.


¡No hay más cera que la que arde! Y para saber que arde hay que verla arder.


viernes, 13 de febrero de 2015

¡La vista del ciego para vender los cupones!


GUERRERO

En la Casa de las Alhajas de Cajamadrid hay ahora una exposición de Guerrero ¡que no os podéis perder por nada del mundo!

No es muy grande. Ocupa la planta baja de ese patio, el primer piso de ese balcón corrido que circunda ese espacio, y una sala menor del enrevesado interior.

La primera parte es sencillamente acojonante. Son los cuadros que el pintor granaino pintó en el más brillante periodo de su carrera, en América, cuando formó parte del movimiento "Action painting" en su segundo tramo. Destaca un cuadro en el predominan el amarillo en diversos tonos, que le compró el Guggenheim  para la exposición inaugural. Son cuadros bellos, seguros, potentes.

Subo las escaleras y veo unos cuadros parecidos ¡pues me gustan más los de abajo! Y según continuo veo que no es lo mismo enero que febrero.

Leo un cartelillo, a mí no me gusta leer cartelillos porque se entera uno de cosas que no vienen al caso, porque en una exposición de pintura lo interesante son los cuadros ¡y nada más que los cuadros! y si lo que ponen los cartelillos resulta más interesante que los cuadros ¡malo! Y me entero de que el hombre, coincidiendo con el fin de la "action painting" devorada por el pop, cae en una depresión y lo atrapan con el psicoanálisis, que debe ser la puntilla, se vuelve a España y la caga definitivamente.

A Guerrero, como a cualquiera, las cuestas arriba, los inicios, le sientan DPM. Cuando vi la colección en Granada, en el museo de Guerrero (que algo oí que la habían desparramado por cuestiones hereditarias) no había ningún "Guerrero" -de los que yo conocía- y sí muchos guerreros de cuando aún no era "Guerrero" me quedé entusiasmado de la belleza y de la calidad de aquellas obras. Sobre todo en relación con la época en la que fueron pintadas. Pero, claro, las pintaría antes del cenizo de la guerra civil, porque en mi infancia y juventud la capa de caspa que lo ocultaba todo era mucho más espesa que la de nieve en el norte de este crudo invierno.

Debió sufrir mucho ese hombre ¡pero que le quiten lo pintao!

Eso de ser artista no sé como resulta tan atractivo, porque suele ser una putada de mucho cuidado. Puede ocurrir, y ocurre, que a artistas que están currando como cabrones no les hacen el menor caso. 

Porque es muy jodido estar a merced de los demás, sobre todo si son poderosos. De modo que si no entronizan a un artista, lo cual es extremadamente raro. es como si no existe. Y lo peor es que a las menores de cambio destronan al entronizado. Lo que le pasó a Guerrero le pasa a muchos. Que van navegando viento en popa, a toda vela. Y abren las compuertas ¡y al triunfal navegante lo dejan en seco! Porque la vida de los artistas es más larga que la vida de los estilos. Y el cambiar de estilo, aparte de lo difícil que es, está muy mal visto.

Total, que como diría Sumers ¡hay muchos juguetes rotos!


Moraleja: uno artistea si le da la gana pero ¡pasando que es gerundio! 


martes, 10 de febrero de 2015

¡A dónde hemos llegado!


CON LA IZQUIERDA EN CABESTRILLO.

Hasta ahora vengo siendo votante incondicional del PSOE, pero ya me lo están poniendo muy difícil. En Madrid ya me resulta imposible. Y para las generales ¡como no se enmienden! Porque este partido va de mal en peor.

Primero ponen a Rubalcaba para apuntalar el chiringo. Pero se viene abajo. Y ahueca el ala.

Luego vienen las primarias y Susana hace lo que al sapo del chiste:

¿Salto a la otra orilla?

No salto, que me puedo mojar.

Sí salto.

No salto...

Y pasa el tiempo y sigue en ese plan.

Cuando por fin salta se cae al agua y exclama ¡Las jodías prisas!

Pues eso, a las primarias no se presentó. Y a falta de Susana, entre Madina y Pedro, para mí es más adecuado el primero, pero sus partidarios se dividen entre él y Pérez Tapias, mientras que los barones apoyan a Pedro ¡y ahora no les gusta! Y Susana no se decide a dar el salto. Si espera a que Pedro fracase, que fracasará, en las próximas elecciones para sacar pecho y dar el paso ¡se le habrá pasado el arroz! Y a este paso el PSOE puede terminar en el grupo mixto.

De IZQUIERDA UNIDA ¿para qué voy a hablar?

Y a PODEMOS no lo acabo de ver claro. Diagnostican admirablemente, pero a nivel terapéutico, francamente, no lo veo. O mejor dicho ¡no me creo lo que veo! En el programa de Wyoming sacan Pablo Iglesias en un mitin haciendo que sus feligreses entonen "tic-tac, tic-tac" simbolizando la cuenta atrás del fin del gobierno de Rajoy. Y por si fuera poco luego sacan a Antonio Miguel Carmona candidato del PSOE al ayuntamiento de Madrid entonando enfáticamente¡pin- pan- propuesta, pin-pan- propuesta para indicar que son más diligentes y más izquierdosos que los de PODEMOS!  ¡Hasta dónde hemos llegado!

A UPyD por lo menos no se le ha visto en situaciones tan increíblemente ridículas, aunque lo veo medio cruo.

La verdad es que una izquierda así no me cautiva.

viernes, 6 de febrero de 2015

Difícil elección.


¡ANCHA ES CASTILLA!

Los líderes de Podemos habla de "la casta" y llevan razón. Nuestra sociedad está, aunque no se reconozca, estratificada en castas. Cuando se piensa y se dice "pobres indios" que están cautivos en ese sistema clasista de las castas ¡pues a nosotros nos pasa lo mismo!

Un sistema de castas no está compuesto de una sola casta, sino de muchas, de innumerables castas, que comprenden la sociedad entera. No es que haya una casta superior y el resto de la población esté en un régimen igualitario inferior. No. El resto de la sociedad es una milhoja de castas, castejas y castillas.

Lo que pasa es que los de "la casta" superior son los que parten, reparte y se llevan la parte del león. Pero esa estructura se repite, en tono menor, en todo el sistema, que es de castas.

¿Cuál es el "error" de Podemos? Afirmar que eso de las castas es algo que no va con ellos. Y sí que va. Y eso se va notando, y es de suponer que se notará cada vez más.

La razón de ser de las castas es asegurarse privilegios ¡Grandes privilegios para las grandes castas y pequeños para las pequeñas! Y los descastados, como los desclasados,  son los que traicionando a su estrato ascendiendo a castas superiores disimuladamente. 

La clase única universal es una asíntota, un ideal al que se tiende pero nunca se alcanza. En sociedades tan horizontales como llegó a ser la soviética también había una clase superior, la "nomenclatura".

¿Cuál es el remedio a esta situación? Pues hombre, remedio, lo que se llama remedio, no hay.

A lo único a lo que se puede aspirar en este sentido es a un sistema democrático. De modo que los que tienen mucho aporten recursos a los que tienen poco. Y sea el Estado el que arbitre en ese sistema compensatorio. Y que el sistema sea totalmente legal, que esté respaldado por la voluntad popular mayoritaria y que se persiga judicialmente a los tramposos, sin que el "tú más y el yo menos" sean atenuantes.

Eso y cierto altruismo y ausencia de profesionalidad en la política. Porque la política es cada vez más la cueva de Alí Babá. Y, todavía, el "ábrete Sésamo" sale de las urnas. Y todos los predadores andan como locos a la captura de la voluntad popular. Los de la casta superior para dirigir los recursos a las arcas de los empresarios amigos y a las propias. Y los de las castillas a los bolsillos de los amiguetes y parientes de medio pelo y a los propios ¡Ya sabemos que el botín y el botijo son de distinta cuantía ¡Pero la corrupción se extiende como mancha de aceite!

¿Qué rasgo habría que buscar entre los candidatos en las elecciones?


Creo que la inteligencia y la probidad. No tanto en ser de derechas o de izquierdas, según los gustos. Porque ¡hombre! eso son castas.


viernes, 30 de enero de 2015

Faunos.


MISOGINIA.

No soy feminista, y mucho menos machista.

No soy feminista porque no milito en el feminismo. Y mucho menos machista, porque estos defienden el predominio de los hombres sobre las mujeres y no encuentro eso ni justo ni razonable. Además tengo dos hijas, por lo que estoy en contra que se coarten los derechos de las mujeres.

Es evidente que los humanos somos masculinos, femeninos y también, más o menos, neutros. Rasgos muy influyentes en algunos aspectos de la vida. Y poco o nada en otros, diría que en ninguno de los de importancia general.

Es cierto que ser hombre, mujer o intermedio constituye culturas. Hay una cultura masculina, una cultura femenina y culturas neutras, depende de la variedad. Y eso, mientras no se haga daño a nadie, es respetable.

Se habla de igualdad. Así, a pelo, no hay tal, puesto que son grupos diferentes. Pero si se entiende por igualdad la igualdad de derechos básicos, entonces sí.

Lo que no estaría de acuerdo es en el derecho al despotismo femenino, dado que existe el despotismo masculino ¡Nadie tiene derecho a ser déspota!

La igualdad entre hombres y mujeres en los puestos de más alta dirección en las empresas y en el estado es algo que tendría que caer por su peso. En cuanto a privilegios ¡para nadie!

Creo que en esta sociedad hay que ocupar todos los cargos y desempeñar todos los papeles, desde los más altos a los más bajos, pasando por los intermedios. Pero creo que hay que ocuparlos calderonianamente: "Sueña el rey que es rey, y vive con este engaño mandando, disponiendo y gobernando".

Creo firmemente que todos somos igual de corrientes, y, paradójicamente, es corriente que unos tengan habilidades que otros no tienen. Por lo que está al alcance de la gente corriente hacer todo lo necesario para organizarse eficazmente, incluidas proezas.

Se ven a tipos con chisteras y parecen más altos, o en pedestales ¡Pero no es así! veíamos a Rato rozándole la cabeza la más alta bóveda de nuestra sociedad. O a Blesa, cazando fieras en África. Pero luego ha resultado que no son tan guais. Todo lo contrario, son comparables al electricista de la catedral de Santiago, o a rateros que se apropian del dinero ajeno depositado en la caja o en el banco ¡No necesitaron palanquetas, ni ganzúas, ni pasamontañas, ni armas! Porque robaban desde dentro, Desde los despachos de dirección. Cuando estaban obligados a guardar y a proteger esos bienes ajenos y no apropiarse de ellos.

Que en el esperanzador gobierno griego no haya ninguna mujer no me parece algo indudablemente injusto. Si el presidente no encontró a ninguna mujer que le viniera bien como ministro ¡pues qué iba a hacer! 

Injusto no, lo encuentro extraño. Dado que para ser ministro no es indispensable la polla, ni tener chichi es un obstáculo insalvable¡¿Qué pasa en Grecia?! ¿Cómo se ha alejado tanto a las mujeres del entrenamiento necesario para ser ministro? ¿O es que son unos machistas?

Puestos a arreglar entuertos ese es fundamental. No se puede tener a la mitad de la flota en el dique seco.


¡Qué fue de Palas Atenea!