Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 4 de enero de 2009

Peor que blasfemar.

Este primer post del año, precedido de este dibujo que no es del Salterio, se lo dedico a Elena y a Alejandro que forman una pareja de ases. ATEISMO POSITIVO.


A pesar de que en estos días navideños se puede comprobar que el rescoldo religioso tiene mayor alcance del que se suele pensar, es indudable que vivimos una era de fervor ateo.

Pero se trata, sobre todo, de un ateismo por omisión. No es que haya una anti-teología, sino que como muchas personas no sienten la evidencia de la existencia divina no la afirman. Esta es la modalidad de los agnósticos, que no llegan a negar la existencia de Dios ni tampoco la afirman, por lo que para el caso, son ateos.

Otros se atreven a negar la existencia divina. Y la niegan a pesar de no haber alcanzado la evidencia necesaria, sino por razones morales. Porque, en la práctica, la divinidad manejada por la jerarquía religiosa, legitima el poder de los tiranos. Y creen los ateos confesos que desacralizando la sociedad, se terminaría con la tiranía.

Yo me tengo que alinear con los agnósticos, con los no creyentes, es decir, con los incrédulos. Pero es que me resulta muy violento tener que creer lo que, a todas luces, me parece increíble. Además me ahorro ir a misa los domingos y fiestas de guardar, y rezar el rosario. Prácticas piadosas que siempre me han parecido un coñazo. Ahora tan solo voy a misa en las bodas y los funerales. Y me paso toda la ceremonia temiendo que llegue el momento en el que el cura diga: “daos la paz” y tener que saludar sonriendo a los de delante y los de al lado ¡que no los conozco! Y que me da un corte horrible, porque soy muy tímido.

Por otra parte he perdido totalmente el sentido del pecado. No tengo ocasión de pecar ¡Ya me gustaría!, salvo en lo referente al cumplimiento religioso, que incumplo totalmente ¡Qué razón tenía aquel cura! cuando dijo en unos ejercicios espirituales, de los que se hacían en primavera cuando uno era niño. “como perdáis la fe, hijos míos, nunca más la recuperareis”. Efectivamente, una vez perdida es imposible recuperarla.

No estoy por volver al redil ni tampoco por apostatar, como hacen algunos. Es que ¡soy muy cómodo! Mi posición, lo reconozco, no es seria. Lo suyo sería que buscara, hasta encontrar, razones para ser creyente o para ser ateo. Aunque me parece que las estoy encontrando. Me la está dando cierta obra arquitectónica.

La arquitectura religiosa puede llegar a ser muy bella. Y cuando desde el XIX esa belleza está viniendo a menos, paralelamente también viene remitiendo la fe de la población. No se si hay correlación o mera coincidencia entre ambos fenómenos, pero el caso es que los templos bellos hacen respetable la religión, y los feos la desacreditan.

No es que afirme que la belleza arquitectónica sea una prueba de la existencia de Dios, pero contribuye a que se acepte ¡porque se trata de una convicción fruto de la aceptación, no del razonamiento!

Consecuentemente la fealdad de los templos puede avivar el ateismo. Sobre todo cuando se trata de una fealdad extrema. Como ocurre cerca de mi casa, en el barrio de Tres Olivos donde están haciendo una iglesia jodidamente fea. Y pienso: De existir Dios, del que se dice que es todopoderoso, ¿Cómo iba a consentir que le hicieran un templo tan horrible?

Y es que: el que ese párroco y ese arquitecto no hayan caído fulminados por rayos providenciales ¡es una prueba irrefutable de la inexistencia de Dios!





17 comentarios:

fashion jewelry dijo...

lol,so nice

rubensan dijo...

Jeje, tienes razón en lo de la fase de la misa esa de "daos la paz", resulta bastante ridículo, al mismo tiempo que un poco vacío. Porque darse la paz con un completo desconocido es muy fácil, lo que sería más complicado sería hacerlo con tus enemigos, o al menos con gente que te cae mal. Y en todo caso sería una falsedad, porque te darías la mano y luego seguramente todo seguiría igual...

En cuanto al tema de la fe, yo tampoco me creo mucho la existencia de dios y todo eso. Lo que pasa es que esta tendencia al descreímiento resulta un poco peligrosa, porque resulta tentador una vez negada la fe, renegar de todo lo que la religión conlleva. Y además del hecho religioso, el cristianismo va acompañado de un sistema de valores y una forma de ver la vida que son esencialmente positivos, y que de hecho son la base de la sociedad occidental. Si al cargarnos la fe nos cargamos también por el camino esos valores podemos estar tomando un camino peligroso.

También es peligrosa la pérdida de la fe porque mucha gente necesita tener algo así como un liderazgo espiritual. Una vez que renuncia al liderazgo de la iglesia, puede abrazar otro tipo de liderazgo, y, quien sabe, lo mismo es peor. Quizá resulte que que ese liderazgo legitime más a los tiranos que lo que lo hace la jerarquía de la iglesia...

Saltes dijo...

¡Feliz año socio!

Efectivamente darse la paz con enemigos es jodido, pero dársela con amigos es peligroso.

Las mayores putadas las suelen hacer los amigos, que le trincan a uno con la guardia baja.

Si ya sé que luego se vuelven enemigos al final de la faena ¡pero el peligro está al principio! se hacen enemigos cuando el daño está hecho, pero mientras se hace son amigos.

A mi la libertad fruto de la carencia de paradigmas me escama un poco. Y a lo mejor la sociedad laica tiene más paradigmas de los exibidos. Y esa sospecha me tranquiliza.

La fe no es más que la confianza en los paradigmas, y el cristianismo, efectivamente, ofrece resultados.

Pero vamos, el cristianismo es un racimo de paradigmas distinto. y todos tienen sus pros y sus contras. Como lo tiene el judaismo, el mahometismo, el induismo, el budismo. y no se hay muchos más.

El tema este de los credos lo aboprdaré en un próximo post.

edu dijo...

Yo creo que se vive muy bien sin religión. Los valores que te pueda ofrecer el cristianismo te los da igualmente una eduacion cívica con la ventaja de carecer de dogmas raros. No creo que la perdida de religion induzca a una perdida de valores. Ahora, si eso pasa con la educación ahí la cosa se pone más fea. En todo caso propongo que si hay que creer en algo que sea en el cine, en las películas, es algo asi como creer en la vida, la mejor religión del mundo!

Saltes dijo...

¡Edu! Tu comentario me obliga a poner en el próximo post algo que acabo de sacar del horno ¡Ya me dirás!

rubensan dijo...

Edu, la cuestión es que para llegar a un sistema de valores tienes dos maneras: currártelo por tu cuenta pensándolo, o aceptar algo que te dan hecho. Evidentemente, es más deseable la primera opción, pero la realidad es que la mayoría de las personas no están dispuestas a realizar ese esfuerzo, o lo hacen de una manera bastante superficial, y terminan adoptando valores prestados, sin cuestionarlos demasiado.

La religión es una de las fuentes de las que se puede obtener ese sistema de valores prefabricado, y tiene la ventaja de que el producto es sólido y bien rematado. En realidad, ese sistema de valores no tiene demasiado que ver con la creencia religiosa, y se podría aceptar uno sin la otra, o viceversa, pero el hecho es que cuando se rechaza una cosa hay una cierta tendencia, quizá inconsciente, a rechazar la otra también.

Si alguien que no está dispuesto a currárselo demasiado rechaza ese sistema de valores, entonces lo que va a hacer es adoptar otro que pueda encontrar por ahí, y es probable que ese sea peor.

Mi experiencia personal es que una vez que abandoné la creencia religiosa, cosa que costó lo suyo porque es difícil derribar un dogma, empecé a cuestionar todo lo demás, en un proceso de deconstrucción de todas mis convicciones. Después tocó construir un armazón nuevo, y como para esto no soy perezoso, me comí bastante el coco y no acepté nada prestado sin haberlo cuestionado bastante. La sorpresa que me he llevado en los últimos años es que cuanto más sigo pensando y sigue evolucionando mi manera de pensar, más me acerco al sistema de valores que me habían dado hecho junto con la creencia religiosa. Mi impresión ahora es que es como cuando en una clase de matemáticas te explican un teorema y no lo demuestran, y te queda una especie de duda... ¿será esto verdad? Luego te pones a pensar en el tema, y si encuentras una demostración, o al menos una justificación intuitiva piensas ¡coño, ya podían haber dicho esto!

La sociedad occidental es producto de la religión cristiana, pero la parte importante aquí es el sistema de valores, no la creencia, que al fin y al cabo es un ornamento bastante irrelevante. Y ese sistema de valores nos ha llevado a ser lo que somos; indudablemente la sociedad más próspera del planeta, y yo creo que también la más decente (con nuestros defectos). Además, generalmente la gente que sigue ese modelo de vida tiende a ser feliz. Por tanto, es un sistema de valores que ha demostrado ser exitoso, tanto a nivel colectivo como individual. Si nos lo cargamos, estamos destruyendo el motivo de nuestro éxito, y quizá sustituyéndolo por algo que no ha demostrado dar buenos resultados.

Con esto no quiero decir que no se pueda cuestionar todo eso. Seguramente en ese sistema de valores hay aspectos erróneos, y otros innecesarios. Pero hay que tener cuidado, porque hay cosas que parecen no tener mucho sentido, pero si lo piensas en profundidad terminas dándote cuenta de que son importantes.

Saltes dijo...

Socio: te digo lo que a Edu, mañana sabreis mi opinión.

Los sistemas de valores no creo que se los puede currar uno sólo porque son códigos colectivos de entendimiento y de convivencia.

Pero la tendencia social es la de arrollar a los individuos y que no piensen por su cuenta. Y eso que en nuestra era es insoportable es lo que lleva a mucha gente, en mi opinión, a salirse de los chiringos religiosos.

A mi, en contra de lo que pueda parecer, la religión católica, que es la de este país, me importa más bien poco. El hecho religioso y el papel que juega en la sociedad si me interesa mucho. Y el que se pase tanto de eso me parece frívolo y peligroso.

Pero volviendo al catolicismo, Juan XXIII "abrió puertas y ventanas" y eso le fué al catolicismo muy favorable en lo referente a la aceptación. Los que vinieron más tarde se apresuraron a cerrarlo todo, echar el freno y dar marcha atrás ¡y así les va!

rubensan dijo...

Socio, los sistemas de valores no son colectivos, son individuales. Cada uno tiene el suyo, que tiene que hacerse, pudiendo tomar prestado más o menos parte de él. Le dicen a uno como debe comportarse con respecto a los demás y con respecto a sí mismo, pero ese código no es compartido.

Lo que sí es cierto, es que dentro de una cultura esos sistemas tienden a ser más o menos parecidos, y hay algo así como un promedio que se puede considerar el código imperante en esa sociedad, pero el de cada individuo diferirá en cierta medida de ese.

En cuanto a los chiringos religiosos, efectivamente se dedican a pastorear a la gente que no piensa por su cuenta. La cuestión es que muchos se salen de eso, y en lugar de seguir por su cuenta, siguen siendo pastoreados, de manera más o menos consciente, por otros chiringos. Y se produce el fenómeno de que en nuestros días el lugar que antes ocupaba el clero en cuanto a adoctrinamiento lo están ocupando otros, como, principalmente, la prensa. Y lo mismo que antes el clero aprovechaba esa situación ventajosa para influir en la situación, y, por ejemplo, como decías, apoyar a tiranos, ahora lo hacen esos otros chiringos. Y ahora la gente en lugar de ser de la religión católica, es de la religión de El País, o de El Mundo, o de La Cope, o vete a saber...

Saltes dijo...

Sigo pensando, socio, que los sistemas de valores son colectivos. Aunque reconozco que puedas considerar que son indivuales pero se conjuntan. Como se puede considerar que no hay mosaico sino conjunto de teselas, ni tren sino conjunto de vagones. Esta discusión lleva pronto al bizantinismo.

Que la indoctrinación no es exclusiva de las iglesias está claro ¡pero se niega! y la prensa que dice que informa OBJETIVA y lealmente. Pero el caso es que informa poco y conforma mucho, demasiado. Siempre hay caciques que manipulan a la basca so pretexto de mantenerla informada.

isa dijo...

Interesante discusión!

Suscribo completamente el comentario de Edu. No me convence la aceptación de que estamos mejor con religión por miedo a lo que la gente haría (en realidad, lo que sí conocemos son las burradas que se han hecho, y se siguen haciendo, en el nombre de la religión católica).

Por otra parte, no creo que abandonada la religión esté "la Nada", ni que los valores de nuestra sociedad procedan exclusivamente del cristianismo...creo que Rubensan está olvidando a los gloriosos filósofos europeos (griegos, alemanes, ingleses...). No es necesario inventárselo todo desde cero, hay ideas extraordinarias que datan de varios siglos antes de Cristo.

Es cierto que la gente tiende a ser más bien perezosa a la hora de pensar por si misma, pero precisamente por eso, creo que la peor recomendación posible es decirles que se entregue al dogmatismo. En los tiempos que corren (completamente de acuerdo en lo de la manipulación mediática) me parece esencial promocionar que la gente haga funcionar sus neuronas!!

rubensan dijo...

Isa, yo no digo que sea mejor mantener la eligión por lo que poría pasar sin ella. Lo que digo es que la religión está acompañada de unos valores que son positivos, y que hay que tener cuidado de si la abandonas no cargarte de paso también esos valores. También creo que hay una serie de oportunistas que aprovechan el rebufo de que la religión no está de moda para atacar también a estos valores. Y también que mucha gente que abandona el dogmatismo de la religión lo hace para entregarse a otro dogmatismo diferente, con lo que no se gana nada, o incluso se pierde.

isa dijo...

Hola Rubensan!

Estoy de acuerdo (y lo estaba también antes, claro) con lo que recalcas en tu último comentario. Salvando que no tengo un conocimiento profundo de los valores teóricos del cristianismo (digo teóricos porque en ocasiones no veo alineadas la teoría y la actuación de los que se llaman cristianos), creo que comparto con ellos muchos de esos valores. Así que estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, pero mi comentario estaba centrado en la parte con la que discrepo... probablemente he pecado de falta de diplomacia ; )

rubensan dijo...

Jaja, falta de diplomacia no, en un debate lo que menos hace falta es diplomacia...

Saltes dijo...

Isa y socio ¡cuánto me encanta la calidez de este debate!

Lo que creo es que los estereotipos religiosos que venían expresando los paradigmas de nuestra sociedad han caido en un descrédito amplio y profundo.

Habría que saber por qué, pero eso -con todo- es otro asunto.

Y nos encontramos que si bien nos hemos librado de unos estereotipos que nos repugnan, -y eso nos satosface- también vemos que los paradigmas han quedado desenfocados ¡y qué hacer!

Es lo que me gusta decir que se ha tirado al niño con el agua sucia del baño ¡¿cómo recuperar al niño?!
¡¡¡ Es jodido !!!

El que vengan los autobuses a decir que probalemente Dios no exista y en vista de lo cual ¡viva la pepa! es una estultez. Más bien hay que plantearse cómo explicar bien lo que con la mediación divina se explica tan mal.

rubensan dijo...

Socio, no es que con la mediación divina se explique mal; ¡es que no se explica!

El problema es que a veces determinadas cosas tienen una explicación compleja, que no está al alcance de quien no esté dispuesto a discurrir un buen rato. Con este tipo de público tienes dos opciones; o no explicarlo en absoluto, que es lo que hace la religión, o dar una explicación edulcorada que se queda a medias y no resuelve nada.

Creo que ese es un poco el problema; deshechos los dogmas, la gente demanda explicaciones, pero explicaciones facilitas, no vaya a haber que pensar mucho. Y en este caldo de cultivo florece una especie de pseudopensamiento que se vale de unos argumentos pueriles para sostener determinadas ideas disparatadas.

materials dijo...

Although from different places, but this perception is consistent, which is relatively rare point!
nike dunk

Saltes dijo...

Socio: con la mediación divina no se explica nada porque es pura tautología: el reloj lo hizo el relojero/el mundo lo hizo Dios/ no hay reloj sin relojero/ni mundo sincreador /din, don/ din, don.

Tampoco explican los ateaos cuando dicen que el mundo se hizo por pura casualidad.

Ni los agnósticos cuando dicen que NPI. Pero por lo menos no aventuran teorías que no son nada o que son disparatadas.

Tampoco es verdad, socio, que los creyentes nunca digan nada en serio, porque Linneo que era o había sido fraile, pretendía con sus estudios desvelar el plan divino de la creación.

Como tampoco creo que se hayan deshecho los dogmas, porque en el plano laico los hay verdaderamente cojonudos.

Hemos pasado de "doctores tiene la iglesia a doctores tiene la ciencia". V.g. el calentamiento global ¡con el biruji que está haciendo en estos días! O eso del big bang ¡que coño se puede saber del origen y del final del universo!

¡Hay vendedores de motos con tonsura y sin ella!