Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

sábado, 2 de enero de 2010

El eco napolitano.

Este post nº 147 del Salterio se lo dedico a todos los amigos que tan sigilosamente siguen este blog y a los que lo hacen visiblemente, deseándoles mucha felicidad en el colofón de esta primera década del siglo XXI VULCANISMO NAVIDEÑO.


Como todos los años les preparo el belén a mis nietos. Básicamente es el mismo, con las figuras con que mi madre y mi primo Julio nos lo preparaban a mi hermana y a mí. Figuritas que tienen del orden de 65 años ¡pero no pasa el tiempo por ellas!

Como ya os he dicho hace unos años estuvimos en Nápoles por estas fechas y como es sabido esa ciudad es un hervidero de belenes. Salvo los majestuosos belenes reales, principescos y nobiliarios que están totalmente fuera de nuestro alcance, los belenes populares napolitanos han dejado su influencia en el nuestro. La diferencia principal entre los napolitanos y los españoles es que aquellos están en la falda de una colina, mientras que estos están en el llano. El de casa tiene una parte que es colina, por cuya ladera baja un río, cuyo manantial mueve un molino, que más bien parece noria. Y en parte es llano. Y en homenaje a Nápoles la loma de nuestro belén está rematada por el Vesubio. Esto que en principio es un guiño se ha convertido en un elemento principal.

Cada año hacemos pequeñas mejoras, o mejor dicho resolvemos deficiencias.
Estos años pasados nuestro río perdía agua que lo empapaba todo, destruía las figuras más finas que están moldeadas con barro sin cocer. Bueno, un desastre. Y el volcán fatal. En primer año puse el mecanismo de echar humo de los trenes de juguete ¡pero no funcionó! El año pasado me gasté una pasta en un mecanismo para sacar vapor de las fuentes de mesa y lo empapaba todo, acentuando en poder destructor del río.

Este año calafeteé debidamente el cauce del río ¡y no deja escapar ni una gota! Pero quedaba por resolver el tema del volcán ¡Y se me ocurrió la solución! Poner esos conos de incienso que producen bastante humo. No es incienso de Semana Santa que provocaría una confusión de fechas y celebraciones, sino de ese que más bien sirve para disimular el olor de los canutos. Sería preferible que oliera a azufre ¡tiene fácil solución pegándoles polvo de azufre, pero no es plan porque el olorcito del incienso ya resulta bastante insoportable!

Resolví el tema de la combustión poniendo como brasero una chapa de una botella de cava con su alambre correspondiente ¡No hizo falta! Porque llegó Nico con un volcán de juguete que tiene.

Lo que ocurre es que en el belén predomina el estilo realista y en volcán es de estilo constructivista.

Si parte del encanto de los belenes reside en la incoherencia en las escalas ¡Cómo no se van a tolerar las incoherencias en los estilos!

Y aprovecho que aún estamos en este barullo navideño para desearos Felices Fiestas y un Año Nuevo Feliz, pero todo entero, hasta que se consuma en la Noche Vieja del 210.

video

12 comentarios:

Ana dijo...

¡Qué bueno el video, Saltés! ¡Qué dominio de las nuevas tecnologías, cada vez eres más cyber-artista!
:-)
¡¡¡Feliz 2010 a ti y a todos tus fans!!!

Saltes dijo...

Muchas gracias Ana. El video es una ful ¡pero no veas lo q me ha costado!

Pablo dijo...

Celebro Saltés tu afición al mundo belenístico. Mi padre fue uno de los dos únicos suscriptores alicantinos a la gran publicación por fascículos semanales (1 año de esfuerzo y dedicación) "El Belén". Este año compró su enésimo conjunto de figuras, esta vez vestida con típicos trajes regionales biarenses...¡para verlo!.
Vamos, que el belén ha sido compañero de viaje en cuantas navidades recuerdan mi memoria (supongo que unas 30). Por cierto, el tuyo... y como dicen en Biar (provincia de Alicante) ¡una dotoría! (més qu'una monería)

Enhorabuena!!!

Saltes dijo...

Muchas gracias Pablo. Me encantan los belenes porque son como maquetas de sitios.

También me gustan los soldaditos de plomo o de marcianos y superheroes, pero eso no lo practico.

Lo más parecido a un belén son los trenes eléctricos cuando están ambientados con puentes montañitas, ríos, estaciones, etc. De eso tampoco tengo. Pero había pensado poner en el belén un tren eléctrico, porque anima y la cosa anacrónica también mola. Pero me han dicho ¡que no! De todos modos no lo he consultado aún con mis nietos ¡A ver q dicen!

rubensan dijo...

Muy chulo el belén, socio.

Hablando de belenes y anacronismos, recuerdo una vez en el colegio, cuando era bastante pequeño, que nos hicimos un belén de plastilina. Nos dijeron que llevásemos cada uno alguna figura. Yo no caí en que en aquella época la gente iba vestida de otra forma, e hice un paleto con su boina, sus pantalones... Era algo así como Macario. Luego cada uno que pasaba a ver el belén se descojonaba de mi figurita, mientras yo me moría de vergüenza esperando que no preguntaran quien la había hecho.

Rafol dijo...

Nosotros también hacíamos belenes de arcilla todos los años en el colegio. Yo me convertí en el experto en camellos y todos, absolutamente todos los años yo me ocupaba de los camellos. Recordándolo ahora bajo el prisma de la nostalgía he de reconocer que no se parecían una mierda a un camello, si no más bien a un caballo sentado en una postura imposible.

A mi me molaría un belen siendo atacado por dinosaurios en plan Parque Jurásico.

Saltes dijo...

Gracias socio.

A mi el cateto estilo Macario me parece muy propio. En realidad visto desde ese punto de vista los pastores son catetos ¿no? Pero es q claro un paleto con turbante mola más q con boina ¡Es q no parece paleto! Y la cachaba parece un báculo.

Rafol, íbamos a poner algún dinosaurio en el belén ¡no atacando! sino en plan pacífico como corresponde, como las ovejas, los pavos, etc.

Pero para las mejoras del año q viene incliremos algún Macario y Doña Rogelia como la de la fabada Litoral y algunos dinosaurios. Si no los encontramos los hacemos. Como tenemos un lago podemos poner un mostruo.

edu dijo...

En mi casa ya no hay belenes ni nada y lo peor de todo es que no los echo de menos. Si te descuidas por el camino olvidas muchas cosas que antes te hacían feliz. Por eso me admira tu belen, te lo sigues pasando igual de bien que cuando eras un crio.
Feliz 2010 a ti y a toda tu tribu!

Saltes dijo...

Muchas gracias Edu y muchas felicidades también para tí en el 2010.

Podría decir que no es q me guste el belén sino q es por mis nietos y antes por mis hijas. Es verdad q es por ellos y sin ellos no lo pondría. Pero si q me gusta ponerlo y si no tuviera coartada lo echaría de menos.

Por otra parte siempre he sospechado y ahora lo estoy confirmando q mi natural inmadurez será mi salvación.

sanaysaxo dijo...

hostia, jefe, pedazo de belén!! a mi este año me ha dado por los roscones, y también me han quedado pelotudos!
feliz año a ti también!!

Saltes dijo...

Es q, jefa, si a los roscones les pudiera, como a los belenes, ir añadiendo cada año cosas: + frutas confitadas, + sorpresas, + azucar glasé, + agua de azaar, + nata, + crema pastelera, + de todo ¡no veas el rosconazo q T iría quedando!

Saltes dijo...

Ah! jefa ¡¡¡¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!!!!