Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 8 de marzo de 2009

Teología de la vacuidad.

Este post nº 106 del Salterio se lo dedico a Isa. ¡VIVAN SAN ANSELMO Y SAN MATEO!


Como os decía en el post anterior LA NADA ES PRINCIPIO Y EL FIN DE TODAS LAS COSAS. Ya que, aparentemente al menos, de la nada surge cuanto existe. Que se mantiene durante un tiempo, corto o largo. Para volver a la nada.

De lo que se desprende un argumento a favor de la existencia de Dios de naturaleza parecida al argumento ontológico de San Anselmo:

Dicen los creyentes: “Dios es principio y fin de todas las cosas”.

Dicen los ateos: “Dios no existe”. De lo que se infiere que es nada.

De ser ciertas ambas afirmaciones: Dios = Nada = Principio y fin de todas las cosas, se colige que:

Gracias al pensamiento conjunto de creyentes y ateos, Dios existe. Aunque es nada, o no es nada, o no es más que nada (que cuando se anda con negaciones se traban las palabras y las ideas).

Pero ¡cuidado! Que es una nada fértil que lo crea todo, lo construye, al salir todo de ella. Y lo “descrea”, o lo destruye, al volver todo a ella.

Aunque no sabemos si alguna vez todo estuvo reducido a la nada a la vez y si alguna vez todo estará reducido a la nada simultáneamente.


¿Os ha gustado?

Todo esto que os digo, ya lo sé, no es más que una paja mental.

Lo que pasa es que me parece que el big bang también lo es. Sólo que esa es una “big–paja mental”. Que te la tienes que creer porque Doctores tiene la Ciencia, como antes que te creías lo increíble porque Doctores tiene la Iglesia.

¿Hemos dejado de creer en Dios creador para creer pendejadas?

¡Venga ya hombre!

Es que yo ya:

“si no lo veo no lo creo
Almacenes San Mateo”.

Es por eso que digo que viva San Anselmo y que viva San Mateo.



Esta ilustración es un graffity en la calzada del Soho de NY.

9 comentarios:

isa dijo...

Muchas gracias por la dedicatoria, Saltes!

Yo opino que sigo prefiriendo la ciencia a la iglesia. Básicamente porque creo que la ciencia es más honesta en sus métodos y me genera más confianza. Es evidente que también hay que andarse con mucho ojo con los científicos (o con los que se hacen llamar así aunque no lo sean), porque a veces intentan dar gato por liebre.

rubensan dijo...

Hombre, socio, si dices que Dios es el principio y fin de todas las cosas, entonces está claro que existe; ¡algún principio tendrá que haber! Yo creo que a lo que nos referimos cuando discutimos si existe o no es si se trata de un ser con conciencia e intencionalidad. Luego, además, de que exista un ser así (o varios) a que sea como lo describen alguna religión hay un trecho también...

El problema con la ciencia es que a mucha gente se le olvida que las teorías científicas evolucionan, a veces se descubre que son completamente inexactas, a veces que hay que matizarlas, y que esa evolución no ha terminado ni mucho menos. Una cosa es que la ciencia dé algunas respuestas, y otra que tenga la respuesta a todo. Y como no tiene respuesta a todo, ese vacío cada uno lo rellena con lo que le parece; religión, fe "científica", o simple escepticismo.

Saltes dijo...

Lo q yo opino Isa es que lo q no pueda comprobar no me lo creo.

No es q lo niegue, es q no me lo creo. Está en un limbo suspendiodo.

Y como muchas de esas cosas es imposible q pueda comprobarlas ¡pues en el limbo se quedan!

Se podría decir que soy yo el que está en el limbo ¡pudiera ser!

Hay cosas q me creo. Porque me consta que son verdad.

Hay cosas q no me creo porque:

a/ Me consta que son mentira.

b/No me costa q son verdad.

Y desde luego reconozco q en todo esto puedo estar engañado.

Por lo que lo prudente es NO CREERSE CASI NADA.

Eso q me atribuyes, socio, no lo digo yo, lo dicen los creyentes, y yo soy bastante incrédulo.

Y cuando dices "entonces está claro que existe" creo que estás definiendo con toda perfección el argumento ortológico de sal Anselmo. Por lo q te felicito siceramente, porque es un argumento muy redondo, y por lo tanto resbaloso.

Lo q creo q está muy claro es q Dios es un concepto con significados variables según el código (religión) de q se trate.

A todas las religiones hay q añadir ahora el Ateismo que afirma que dicho concepto está vacío al carecer de significado real.

Ya se socio q lo peor q se puede ser en este mundo es escéptico.

Pienso q no es lo peor, sino q es lo mejor. O lo menos malo.

Y la ciencia está muy bien ¡PERO ESTOY EN CONTRA DE LOS PUTOS DOGMAS! tanto de los religiosos como de los científicos.

isa dijo...

El que la ciencia no se puede nunca afirmar como cierta es algo de lo que mucha gente no es consciente, pero no creo que sea el caso de los comentaristas que estamos participando en este debate... y precisamente a eso me refiero con lo de "más honesta en sus métodos". La perfección no existe (o dicho en terminología religiosa: los milagros no existen), pero ¿quién la quiere?!

Saltes dijo...

Está claro Isa q los comentaristas q hasta ahora participamos en este debate no somos dogmáticos y sí prudentes relativistas ¿no?

rubensan dijo...

Yo no tengo muy claro aún lo que significa la palabra relativista, pero tengo la intuición de que quizá no sea la más adecuada. Dejémoslo en no dogmáticos. Una cosa es decir que no conoces cuál es la verdad absoluta, y otra afirmar que no existe esa verdad absoluta, ¿no?

Saltes dijo...

¡Muy buena socio! haces muy bien en no fiarte de palabros dudosos.

Y yo muy mal de recurrir a ellos tan a la ligera.

Desde luego con ser adogmáticos ya vamos bien servidos.

No creo que sea muy aventurado negar la verdad absoluta.

Verdad absoluta, digo yo que será verdad infalible.

Y ¿q es la verdad?

Yo diría q es un retrato de la realidad.

Y la realidad ya sabemos lo q es, pero es inapreciable. Tenemos noticias de ella a través de los retratos q logramos mediante los sentidos.

Y ¿cómo vamos a estar seguros de q los retratos son fieles representaciones de algo q no se puede conocer más q por los retratos?

¿Con q morrazo se puede sostener q haya verdad absoluta? Sobre todo cuando muchas realidades ya no existen al ser históricas y otras están por venir.

¿Cómo lo ves, socio?

rubensan dijo...

Pues veo que puede que haya una verdad absoluta, o puede que no la haya, no lo sé. Hilando con lo anterior, ya el hecho de decir que no hay verdad absoluta, o que sí la hay (aunque no la conozcas) es en sí mismo un dogmatismo.

Puede ser que haya una verdad absoluta, pero que sea imposible llegar a conocerla, lo que casa bastante bien con lo que dices de que no puedes llegar a fiarte de ella porque es un retrato.

Todo esto me trae a la cabeza el teorema de incompletitud de Gödel, que revolucionó la matemática, y que me da la impresión de que puede ser válido también fuera de ella.

Lo que viene a decir el teorema es que hay cosas que son ciertas pero que es imposible demostrarlo. Para muchos matemáticos esto fue un shock, porque su visión de las matemáticas era que dada cualquier afirmación podías diseccionarla hasta encontrar una demostración de su veracidad, o refutarla con un contraejemplo.

Entonces dijeron, "bueno, si hay cosas que son ciertas pero no se pueden demostrar, al menos vamos a contentarnos con demostrar que de ser verdad sería indemostrable". Pero entonces llegó la segunda parte del teorema, que decía que había cosas que eran ciertas, pero que no se podían demostrar, y que además no se puede demostrar que no se puedan demostrar. ¡Tócate los cojones!

Saltes dijo...

No creo, socio, q decir q no haya verdades absolutas sea 1 dogmatismo. En realidad "le parece a 1 q no hay verdades absolutas".
Como tampoco lo es creer q no hay burros voladores, salvo los transportados por avión.

¡Mucho nivel lo del teorema de Gödel! es un buen ejemplo de q los comentarios pueden ser lo mejor de este blog.

Las verdades matemáticas (y las geométricas)son una clase de verdades muy interesantes, porque son apodícticas (en román paladino: por cojones)

Pero en el fondo me parece q son tautológicas. P. e. definidos ángulo y triángulo queda implícito q la suma de los 3 ángulos de 1 triángulo = 2 rectos. Aunque no se de 1 cuenta. Y aunque tanden siglos en demostrarlo lógicamente