Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 21 de septiembre de 2008

El sinuoso amigo.

Este post, precedido de este dibujo del Salterio se lo dedico a Virgi, porque ella tuvo la idea.
LA SERPIENTE DEL PARAISO.


Ya hemos quedado que todo jardín, por modesto que sea, es una representación del Paraíso. Siempre que tenga Feng Shuí, es decir armonía, buena orientación y una imagen divina.

Nuestro jardín tiene todo eso. Y no es como los de los hoteles, palacios y palacetes que siempre están verdes y relucientes. El nuestro si llueve mucho está realmente verde, y si no llueve tanto el verde es más bien pajizo. O sea que es un jardín-calendario que nada más verlo se sabe en qué estación se está. Tenemos vecinos con jardines perfectos, con un césped verde esmeralda durante todo el año.

Como ya os dije, la imagen divina de este paraíso doméstico es la de Shiva. Aunque el signo de Shiva se aprecia menos que el de Parvati, que es muy ostentoso*. También tenemos un casi imperceptible Ganesa, donde otros tienen el Corazón de Jesús.

No quisiera resultar presumido, porque ni estaría justificado ni es cosa de hacer el ridículo, pero este jardín con su huerto tiene una virtud indudable: es cero hortera.

Como en el bíblico hay árboles, pero vamos, no es El Retiro. Y tiene su fauna. Compuesta de aves que nos visitan o anidan en la madreselva de la valla. Bastantes mirlos, algunas urracas y unas palomas fondonas que no se si no son okupas del tejado. También hay otros pájaros más pequeños, como gorriones y un petirrojo que siempre está por el mismo sitio. El caso es que yo de pájaros entiendo poco. Pero cuando viene el maestro Amancio, lo escudriña todo y encuentra muchos nidos.

De los mamíferos hemos recibido la visita de un ejemplar en dos ocasiones que nos tiene alucinados ¡una ardilla fenomenal! Pelirroja y con una cola fastuosa ¡no sabemos si querrá venir más veces. Como no tenemos perros ni gatos, los únicos mamíferos permanentes somos nosotros mismos.

La fauna reptiliana está representada principalmente por unas aceleradas lagartijas y por unas ralentizadas salamanquesas que se pegan por la pared y el techo del porche.

Pero a este remedo de paraíso le faltaba algo esencial ¡la serpiente! ¡no teníamos serpiente!

Y hablo en tiempo pretérito porque el miércoles pasado, cuando abría la cancela de entrada del coche, veo como algo parecido a un cordel se animaba y salía serpenteando y se escondía en la hojarasca ¡Fantástico! Ya tenemos Serpiente del Paraíso.

Las serpientes son mágicas y misteriosas, son el alma de la tierra. Para los antiguos simbolizaban la inmortalidad ya que sobreviven a su propia muerte, como indica su piel muerta y abandonada: La sabiduría al carecer de párpados y no parar nunca de observar y aprender. Y la fertilidad al manifestarse como tierra animada (o porque parecen pichas tremendas). El caso es que son muy terreras y por ello criaturas predilectas de Gea o Gaya.

Estoy encantado de haberla visto. Porque aunque no se deje ver sé que está y eso me tranquiliza y contribuye eficazmente a mi felicidad.

*Cliqueando en la palabra en rojo sale el post correspondiente.


10 comentarios:

Ayuda al Teatro Albéniz dijo...

Hola Tomás, soy tu compañera de fatigas -en el puro sentido andaluz de la palabra- de Selectividad. Te escribo porque te he mandado un mail a tu correo normal, pero he aprovechado para entrar en tu blog maravilloso, que cada vez se difunde más, y ya verás por qué te lo digo, cuando leas mi mail.

Un abrazo Tomás

Eva

El teórico hindú tan maravilloso, que viene muy bien con esta entrada tuya, se llama: COOMARASWAMY, Anandas, y tiene muchas ideas revolucionarias sobre Arte

eva aladro

moliva dijo...

Hola Tomás,
como siempre me divierto mucho curioseando en tu blog. Pero esta vez, me animo a escribirte, porque el paraíso, es mi mito preferido. Te invito a que eches un vistazo a "Un mito de tres". Ya me contarás...
molivalozano.blogspot.com

Saltes dijo...

Eva, me encanta que nos encontremos aquí ademas de en ese calvario de la selectividad. veré esos libros. Un abrazo.

Mónica ¡es fantástico encontrarse en el paraiso! Enseguida le echo un ojo a tu blog. Un abrazo

edu dijo...

de prestado disfruto tambien de un jardin con serpientes, tomates y bichos.a las serpientes las voy a tener mas cariño a partir de ahora.
el jardin, la verdad, siempre ha estado hecho un desastre,mi padre coge hierros, traviesas o alguna cosa que se encuentra por ahi y pasa todo el verano buscandoles las vueltas para colocarlos como contención, banco, cerco... el resultado es raro. yo no acabo de estar agusto en ese jardin, siempre le ha faltado algo. ¿seran las deidades?

Saltes dijo...

¡Claro Edu! Las deidades son para eso. Te tienes que buscar una que sea presentable. Las pichas de Shiva están muy bien. Ah! y una cosa que nuestro jardín aún no tiene ¡hay que enterrar un tesoro! No tiene que ser muy caro, un anillo de oro, o chapado también vale. Supongo.

Ana dijo...

Jo, Edu, si tu no tienes una serpiente sino varias, ¡eso ya es un paraiso confirmado! Nosotros tenemos paraiso solo desde la semana pasada, y ya no hemos vuelto a ver la serpiente, así que no sé yo...
Ayer te perdiste jornada en el círculo de Bellas Artes... y ya tenemos compi nueva: ¡Mercedes se ha apuntado!
Así que el martes que viene vamos otra vez... Y a partir de octubre vuelven las poses de 2 minutos...

Elena.gutierez dijo...

Tío (en ambos sentidos de la palabra)
Esta vez te has superado. ¡que post más alucinante!
Me gusta que K haya hecho acto de aparición y os haya confirmado cuadrando el cículo lo que yo compruebo cada vez que voy: que ese jardín es un edén, de los de verdad.
Tiene algo especial, extraordinario. Además incluye un níspero que, para mí, se parece más a una raíz que a un árbol.

Ps. No le cuentes lo de K a tu cuñada favorita, que como la vea se la apropia.

Saltes dijo...

¡Q alegría tía! (en este caso sobrina) No tenemos un sólo níspero, sino dos, y uno de ellos es tuyo, y todo lo demás también. El tuyo de niño lo tronchó una nevada, pero el tío -con un par- se impuso y ahí lo tienes.

A mi cuñada favorita da igual lo que le diga, porque K no se prodiga muco.

Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

Hola. Me gusta este blog y me atrevo a opinar. Muy bien por tu jardin.
Los primeros jardines eran como el tuyo, huertos con árboles frutales y hortalizas. El jardin de cesped y seto, en Madrid, es un derroche de agua y electricidad, impropio para nuestros recursos naturales.
Y no hay que temerle a la serpiente, que puede que no esté sola.
Un saludo, seguiré visitando este blog, pues me gusta mucho la manera con la qque hablas de temas importantes.

Saltes dijo...

Anónimo:¡Muchas gracias por tu atención! Y me encanta que te atrevas a opinar y me gustaría que te atrevieras muchas veces.

Las serpientes me fascinan porque son sinuosas elegantes y flexibles. Además, fíjate una serpiente que camine describiendo una U puede verse pasar ¿no es cojonudo?