Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 7 de septiembre de 2008

Año nuevo...

Este post, precedido de este dibujo del Salterio se lo dedico a Ana, compañera entusiasta de las incursiones al Círculo.HACER LA O,

AUNQUE SEA CON UN CANUTO.



¡Se acabó el verano! Y ya se irá perfilando el infvierno. Es la época de iniciar las colecciones que anuncian en la tele. Cada vez más estúpidas y peregrinas: Colección de rosarios, de abanicos con cuadros famosos… A los que vivís en Madrid os propongo un plan más apasionante.

Ya sabemos que ser analfabeto es lo peor. Y mucho menos también es malo, ya que en “selectividad” y en otros exámenes a quien ponga faltas de ortografía se le baja la nota. Mientras que los más sabios confiesan su ignorancia respecto al dibujo:
¡Yo es que no se hacer la o con un cauto!
¡¡¡Pues aprende joder!!!
No saber dibujar no da vergüenza. Solo da una penilla pequeña y se confiesa torpeza un poco hipócritamente y hasta con petulancia.

Yo es que no puedo entender cómo se puede ir por el mundo sin saber dibujar. No digo bien, aunque sea mal. A mi me sirve para muchas cosas. La primera y principal es que dibujando puedo soportar las más insoportables reuniones, donde los diversos oradores hablan para su ombligo interminable e insoportablemente. Yo me pongo a dibujar, me entero de todo ¡y ahí me las den todas! Antes dejaba abandonados los dibujos, ahora los guardo o se los doy al de al lado si le veo en su cara ganas de apropiárselo.

Otra aplicación del dibujo es como urdimbre del pensamiento. Si necesito construir algo. Pongo por caso una pérgola. Hago un esquema. Pienso…un poco más larga…la dibujo algo más larga y borro lo que no procede. Ahora más ancha, pues más ancha. Ahora la divido en seis partes. Pues la divido…no, en ocho, pues en ocho. Y al ratito lo tengo pensado y resuelto todo. Sin ordenador, ni autocad, ni impresora ni nada. Con un papel y un lápiz y zumbando. Es que dibujar sirve para pensar, para pasar de la imaginación a los hechos en el plano visual en un pis-pas.

Otra aplicación es turística. En vez de viajar como una maleta, o haciendo solo fotos, voy haciendo además algunos dibujos de lo que veo, y me hago un “carnet de viaje”. También escribo lo necesario para recordar el recorrido y le pego cosas como entradas a museos o a espectáculos.

¿Por qué no lo haces? Te digo. Lo más improbable es que ya lo hagas, en tal caso ¡Pues de puta madre! Y lo más probables es que no lo hagas porque dices que no sabes.

¿Lo has hecho?
No.
¿Y cómo sabes que no sabes?
Es que me saldría mal.
¡Pues hazlo mal! No pierdes nada. Y a lo mejor resulta que no está tan mal. O que con la práctica aprendes.

Otra aplicación es comunicativa porque cuentas cómo es algo o cómo debería ser algo y el otro se entera.

Otra aplicación se podría calificar de deportiva-cinegética-incruenta. Como un safari dibujístico. Como en los viajes, o sin viajar o yendo a un sitio donde haya modelos.

¿Pero dónde hay modelos? ¡Ah! Además de en las clases (pero casi nadie tiene ocasión de ir a clase) ¡¡¡En el Círculo de Bellas Artes!!! Ese es uno de los grandes lujos de Madrid.
Te haces socio, que puede todo el que quiera y no cuesta mucho, y eso te da derecho a ir a las clases que están en la 6ª planta ¡sin profesor! De modo que puedes ponerte a dibujar los modelos en sesiones larguísimas, o de media hora, o de cuarto, o de cinco minutos o de dos. Cuando el tiempo es tan corto se hacen lo que se llaman APUNTES que son dibujos sin detalles, o con ellos, donde te das el gusto de hacer dibujos de lo que ves. Y lo que ves son unos modelos, que por lo general posan divinamente. También te puedes poner a dibujar a los otros que están dibujando.


Yo voy desde jovencillo, aunque he estado muchos años sin ir, y ahora voy con mi hija Ana. Siempre hay jóvenes y viejos. Antes formaba parte del primer grupo, ahora del segundo ¡pero como no me veo! no noto la diferencia en la adscripción.

Madrid tiene muchas sorpresas gratificantes, pero pocas lo serán tanto como esta.



.

11 comentarios:

rubensan dijo...

Bueno, socio, pues efectivamente se acabó el verano, y yo estoy de vuelta después de un tiempo sin acercarme demasiado a la Internet.

Yo soy un poco de esos que tú dices; bueno, no es que no sepa dibujar, es que lo hago bastante mal. Es cierto que a veces es muy útil como apoyo a la comunicación, para explicar alguna cosa, y en general en esas ocasiones con mi dibujo "macarrónico" suele valerme si la cosa no se pone demasiado complicada.

Ahora, si la cosa se trata de hacer "arte", vamos, de dibujar algo bonito, entonces vamos jodidos. Y es que yo creo que para eso hace falta también un poco de talentillo innato, del que carezco por completo.

Aun así, la vida a veces es tan chistosa que puedo presumir ¡de haber ganado un concurso de dibujo! Fue en la urbanización donde veraneaba. Había una señora bastante apañada a la que le gustaba organizar competiciones de chinchón, y de alguna cosa más, y un día se le ocurrió organizar un concurso de dibujo para los niños.

Resultaba que ese año había estado con el colegio en el templo de Debod dibujando árboles, y extrañamente se me dio bien (yo creo que es lo único que he dibujado razonablemente bien en mi vida). Pues bien, decidí dibujar para el concurso un árbol, que no salió mal, al que ubiqué en una colina, y al lado dibujé unos niños (bastante patéticos). Un par de amigos míos se llevaron unas láminas en las que se inspiraron para dibujar un bodegón y no sé qué otra cosa más. El resultado fue notablemente superior a mi dibujo, pero había por allí una señora bastante meticona que se quejó de que habían copiado. La queja dio su fruto, y ellos dos quedaron descalificados. No sabría decidir si la decisión fue justa, pero lo cierto es que yo también tomé un árbol que había por allí cerca como modelo para mi dibujo. ¿Vale copiar algo real pero no una lámina? ¿Dónde está la frontera de la copia?

Bueno, el caso es que descalificados los dibujos de mis dos amigos, que eran los mejores con diferencia, la verdad es que el resto no es que fueran gran cosa. Y entre ese resto parece ser que mi árbol gustó entre el jurado y me llevé el primer premio. Un premio un poco agridulce porque lo sentí como poco merecido, y más siendo amigos míos los descalificados.

Saltes dijo...

Bienvenido socio, que este blog sin tu aportación se queda en casi nada.

Es difícil combatir este andibujismo. Tendríamos que idear planes de dibujisación, porque esto es un desastre.

El saber dibujar se parece mucho a saber un idioma. P.e. o sabes ingés o no lo sabes y si lo sabes entienden lo que dices y entiendes lo que dicen y si no, pues no.

Con el inglés te puedes comunicar meramente o puedes escribir poesías y novelas. Es decir, que puedes ser un mero angloparlante o puedes ser un poeta o un literato en inglés, un artista.

Con el dibujo pasa igual. Sirve para hacerte entender meramente o para ser un artista. No hace falta, pero también se puede.

La verdad es que para ser un artista del dibujo no hace falta "saber dibujar" es decir saber lo que se entiende por saber dibujar. Hay que estar al loro ¡y ser un artista!

Enhorabuena socio por tu premio de dibujio¡Eres un artista! Porque artista es el que se le reconoce como tal. Y justo eso es lo que te ha pasado a tí.

Ana dijo...

¡¡Gracias por la dedicatoria!! :-)
Por cierto, ¿cuándo vamos al círculo a dibujar? Que con tantas vacaciones y tanto puente ya toca...
A ver si nos encontramos por allí con Edu, otro fan de este blog y usuario del círculo también...
Y si alguien más se anima... La verdad es que ¡está fenomenal!
¡Saludos!

Isa dijo...

Qué apuntes tan chulos! y qué envidia!!! Espero que para cuando tenga un respiro y me plantee volver al Círculo aguante todavía donde y como está (esto es sin que haya aparecido algún reformador bien o mal intencionado que haya decidido quitarlo de en medio "por el bien de nuestros conciudadanos")

Saltes dijo...

Queridas Ana e Isa ¡que gusto veros aquí! ¡¡Tenemos que sacar un rato y volver al Círculo y quedar allí con Edu.!! Como se malicia Isa autoridades de la casa han intentado desmontar esas clases en favor de los glamorosos, pomposos y suntuosos talleres de artistas famosos ¡que están bien! pero que ya tienen su pesebre. No hay que ser tan invasivos. Los artistas de las clases de la 6ª planta no son tan guais del Paraguay pero tienen su orgullo. No yo que lo tengo más recóndito. No voy allí a tirarme el rollo sino a disfrutar.

Otra cosa, ayer hablé por teléfono con Manolo y me dijo que había visto este post ¡Pues comenta! le dije. Ya lo hago ahora me dijo ¡En el blog! le dije. No, en el blog no.

Compprendo que no quieran comentar, pero por lo menos que digan ¡hola! soy fulanito. Aunque sea solo para cortocircuitar este aislamiento horrible de la macrourbe de los...

edu dijo...

Que viva el circulo! el mejor lugar del mundo para perder el miedo a dibujar, sobre todo si anda por allí tomas y ana que siempre animan un monton a pesar de los churros que te hayas hecho. Pero es que hacer churros es muy divertido y le coges afición. Luego vas y haces alguno chulo y te quedas mas agusto que nada, el dia ya ha merecido la pena.
El miedo se aprendia en la escuela y aqui desaprendes lo aprendido que esta muy bien. Ademas es una burbuja dentro de madrid, vale para escaparse un poco, a mi me encanta.
nos vemos allí!!

mercedes dijo...

¡Me apunto al círculo! Porque dentro de poco me cae uno que redondea década y ya está bien de dejar para más adelante algo que me va a adr tanta satisfacción como dibujar..y veros! Estoy impaciente. ¿Cuando vamos?
Besos mil
Mercedes

Isa dijo...

Qué horror, Saltés! No me digas que son reales las conspiraciones, que yo imaginaba circunscritas al plano de lo potencial... La realidad supera la ficción. Es lo que me quedaba por oir, dame un poco de vidilla y dime que la conspiración ha sido desarticulada o, al menos, pospuesta !!

Rafol dijo...

Hola queridos Salterioadictos!!

Yo a dibujar sólo me lanzo cuando jugamos a las películas o al pictionary, pero he de reconocer que me da acojone y no vamos a negarlo, siempre hay una pequeña sensación de ser juzgado. Supongo que hay que ser valiente y quitarse el miedo de encima para poder disfrutar del dibujo....

Bueno lo que quería decir es que este gran blog participa en la tercera edición de concurso de blogs del diario 20minutos. Podeis visitarlo aquí CONCURSO 20MINUTOS

Así que suerte Saltés!!!!!

Saltes dijo...

¡Bueno,bueno! abrumado me encuentro de tanta y tan buena afluencia...

¿¡Qué dices de churros Edu1? ¡¡si eres un maestro!! tus dibujos tienen clase lo que pasa es que en esa escuela machacan no digo el ego ¡machacan el yo!

Mercedes este va a ser tu año del dibujo ¡leña al mono! Y cuidado que las décadas no son nada. Los año si porque Heliodoro se dió un voltio, pero da lo mismo 10 que 9 que 11 ¿o no?

Isa la conjura fué en serio y partión de la cúspide, pero la sofocaron los buenos. Creo que firmamos algún manifiesto y todo.

Rafa, maestro ¡tienes que ir al círculo! Si eres un artista que Linstenstein es una puta ful. Si no de dónde el ¿Quién Gana? Que se acojonen Edu y Ana lo comprendo porque han sufrido el rodillo arquitectoral ¡pero tu no!¡Vamos a ver ese concurso!

Anónimo dijo...

Aquello de lo que no se averguenzan los bien escritos,"yo dibujo muy mal", no es tan dificil de superar. Ay que saber observar, ver con perspectiva. A ver y mirar aprendemos, a dibujar también. Los dibujos de los niños no son torpes por falta de destreza, sino porque es así como perciben visualmente su entorno.

Para aprender a dibujar, al principio, lo importante son las proporciones y las formas. Un ejemplo de lo primero: Más pequeño lo que está lejos, más grande lo que está cerca. Y de lo segundo: Un plato es un ´círculo, pero en perspectiva es una elipse. Si vemos esto, ya podemos representar, con más o menos acierto, un plato como se ve.

Después viene la línea, la mancha...Y esto es ya más personal. A alguna gente le queda mejor que a otra, algo parecido a la caligrafía. Yo disfruto "viendo" caligrafías bonitas, es lo primero que "miro" de un manuscrito; después, que se entienda, y por último la ortografía. Lo que quiero resaltar con esta observación, es que la escritura se originó dibujando.
Lo de ser un artista del dibujo, hacerlo muy bien y muy bonito, es otra historia muy diferente.