Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

lunes, 16 de junio de 2008

El amigo americano.

Este post, precedido de este dibujo del Salterio, se lo dedico a Anaïs, que se ha revelado como una cantante de gran calado. Cuando sea una estrella rutilante recordad que seguramente esta es la primera vez que habeis oido hablar de ella y diréis ¡qué razón tenía Saltés! USA TAMBIÉN ES UN PAÍS HISPANOAMERICANO.


Actualmente el país con mayor número de hispanohablantes no es España sino México. Y el tercero USA. Pero dentro de poco será segundo y España tercero.

Sí, ya se sabe que en USA se habla inglés, que los hispanos son minoría, que era una colonia inglesa etc. etc. pero ¡ojo! que muchos hispano-parlantes no lo son por ser emigrantes, sino porque en sus estados, antes de ser tales, ya se hablaba español, tal es el caso de California, Tejas, Nuevo México y Arizona.

Pero hay muchas cosas que no se saben, o se saben mal porque son falsas. Como p. e. que no es que el actual territorio USA antes de la independencia perteneciera a Inglaterra. Pertenecía a Inglaterra una crestita al este y nada más, el mogollón estaba en Canadá, y todo lo demás era o México -un tercio del territorio de los Estados Unidos en el siglo XIX era parte de ese país- o había sido de España, parte también a Francia, o era un territorio salvaje, con indios o no, o a lo mejor de nadie.

¡Norte América es un invento de los norteamericanos! Un imperio soñado por Washington, Franklin, Jefferson, Adams y cia., que hicieron realidad. Compuesto por muchos estados que empezaron a cuajar en dos grandes países diferentes: una federación y una confederación. El tema se resolvió con una guerra que tuvo el efecto de que los federales vencieron y sometieron a los confedérales y conquistaron su territorio. El final fue que se realizó el imperio ideado por los fundadores.

Buena parte del territorio de los EEUU, de ese imperio soñado, perteneció en su día al imperio español. Pero no sólo eso, la corona española apoyó la fundación de los EEUU mucho más que nadie, circunstancia que se ignora premeditadamente, no se si reconocerá abiertamente alguna vez. Sirva como ilustración que el signo del dólar, una “s” con dos palitos, es el de la moneda española que le dio origen: los palitos son las columnas de Hércules y la “s” la leyenda “non plus ultra” O sea que…

Pero la cosa no termina aquí, porque consolidado el imperio norteamericano se lanzan a conquistar el mundo ¿de qué modo? Diciendo a la corona española “quítate tú que me voy a poner yo” le declara la guerra y se hace con lo que quedaba de su imperio: Cuba, Puerto Rico, Filipinas y otras islas del Pacífico, que no son otra cosa que puntos de apoyo para dominar el mundo.

El mal rollo producido por ese conflicto, (que es la primera guerra internacional de USA y la última de España), perdura después de más de un siglo y origina una antipatía mutua que habría que pensar en superar alguna vez.

El caso es que el papel de USA en el mundo es el heredado de la corona española. Herencia lograda a capones. Eso directamente, porque, indirectamente, es el espejo de todos los países hispanoamericanos.

¡Pero tampoco termina ahí la cosa!, porque al final de la II Guerra Mundial. Cuando los alemanes habían conquistado prácticamente toda la Europa continental. Rusia se resistía y parecía que iba ganando, y de hecho ganó, el Reino Unido que no veía el modo de ganar ¡escoge con quién quiere perder, para parecer que gana! E invita a USA a entrar en el baile ¡Y USA conquista Europa! La ocupa militarmente, aunque disimuladamente, mediante la OTAN que es la versión moderna de los Tercios de Flandes.

¿Dónde fracasa USA? Pues fuera del “marco español”: En Corea, en Vietnam y donde fracasaron los otros europeos en los territorios donde Las Cruzadas fracasaron -no los españoles que no participaron-. Allí es donde los norteamericanos fracasarán enseguida. Tan sólo han triunfado fuera del marco español en Japón (por medios irresistibles).

A la vista de lo visto ¡¿cómo no vamos a considerar a USA un país hispanoamericano?! Si se asienta en una buena parte en territorio hispano-americano y no para de recibir hispano-americanos, y todos conservan y usan la lengua española.

La impronta original británica tiene que ir necesariamente en regresión. Porque una cosas las hace bien pero otras mal. Me refiero ahora a los negros. Hay en Norteamérica mucho negro. Y pudiera ser, como es sabido, negro el próximo presidente.

¿Cuántas clases de negros hay en USA? Pues según se mire hay 3, 2 ó 1. Veamos: están los descendientes de sus esclavos ¡que constituyen una minoría! Es decir que no están del todo integrados. Los inmigrantes que acaban de venir de África. Los latinos negros ¡Qué no son negros porque son latinos!

¿Qué quiere esto decir? Que en Hispanoamérica los negros se integraron hasta el extremo de que estrictamente no son negros, están más o menos morenitos y tienen los morretes más o menos relevantes y no son tan puros porque están más mezclados, no accidentalmente sino porque se formaron familias interraciales, cosa a lo que se resistían los gringos y se resisten todavía. Tampoco hay en Hispanoamérica indios como los de las películas. Puede parecerle a uno que están más o menos achinados pero ni está claro que sean puros y sobre todo ¡no los confinan en reservas! Eso lo hicieron con mejor o con peor intención, pero es un obstáculo a la integración.

El integrar debidamente a la población es lo que tienen que aprender los gringos si quieren que la fiesta termine en paz. Y esa canción no se la saben los anglosajones, esa la saben los latinos. Ahora se nota que vive cada mochuelo en su olivo y el entendimiento parece que no es malo. Pero el panorama, paradójicamente, debe estar más desorganizado en la superficie para que esté más organizado en el fondo. Porque el ambiente de batiburrillo y confusión favorece la integración. Mientras que la clasificación lógica en etnias y pueblos la entorpece.

Por todo esto digo que USA es un país hispanoamericano. Lo es en parte, y cada vez lo será en mayor proporción porque la emigración hispana llega masivamente, crece y se reproduce, y estos hijos no son emigrantes, sino nativos. USA se hispaniza a marcha forzada ¡Es que no puede ser de otro modo!


7 comentarios:

edu dijo...

hola tomás! un saludo de alguien que hacía mucho tiempo que no te visitaba. menos mal que tú siempre estas ahí!

Saltes dijo...

¡Hombre Edu! Qué alegría seber de tí ¿por dónde andas? Si estás en Madrid podíamos quedar un día en el Círculo...Aquí sigo permanente como la funeraría, que se dice. Un fuerte abrazo.

Ana dijo...

¡¡Hola Edu!!
Cuánto tiempo!!! A ver cuando te vemos!!! :-)
En cuanto al post... no sé... Está bien tu reflexión, Saltés, pero no sé si me convence... Y es que yo no he estado en Latinoamérica, pero sí he conocido a bastante gente latinoamericana y tienen un punto de cercanía, igual que los mediterraneos, que no veo en los estadounidenses.
Y en USA sí que he estado unas cuantas veces, y siempre me lo he pasado fenomenal, pero lo veía todo como si estuviera en una película. Me fascina pero por lo distinto que me parece...

Saltes dijo...

Efectivamente Ana estar en USA es estar en una película. Y con latinoamérica compartimos la misma cultura. Y Canadá, p.e. es otra cultura, y también es estar en una película. Pero lo que ocurre es que entre USA y Canadá no no hay una total analogía, hay una analogía parcial, porque el componente hispano de USA es muy grande y cada vez será mayor y además se da la circunstancia que ha sucedido a la corona española en el dominio del mundo. Es dominio británico fué relativamente fugaz, mientras que el español fué muy duradero y se continúa en el americano ¡pero al estilo americano naturalmente! que no es ni puede ser puramente británico, tiene que ser inevitablemente latino parcialmente. Hay un mesticismo que está y no hay quien se lo salte, en mi opinión.

edu dijo...

Hola Ana y tomas!! nos vemos cuando queráis, me parece genial quedar en el circulo! yo sigo en la sierra,más agusto que nada (sin telefono porque lo perdí de nuevo, pero en alguno de estas paginas debe estar tu numero Ana así que te llamo vale? bajo a menudo).
En cuanto a lo del Amigo Americano (qué gran peli)estoy deacuerdo con tomás, solo conozco del norte nueva york, quizas no sea representativo pero confirma lo apuntado; una situación de confusión favorece la integración, es un lugar donde no hay muchas reglas establecidas. da la impresion de que tienes que inventarte las tuyas propias, y claro te das cuenta de que al otro le pasa lo mismo y de que tiene los mismos derechos que tu a elegir como quiere vivir...al final todos contentos.
Sin embargo creo que mas hispanizarse usa, lo que pasa es que los inmigrantes se norteamericanizan. No se ven muchos signos de orgullo en estos hacia su cultura.
Sucede tambien dentro de los mismos paises latinoamericanos entre las clases media y alta, viven con el centro comercial como referencia.
Bolivia sin embargo, con diferencia el país mas pobre de toda America Latina es fascinante precisamente por no estar tan contaminado. Coserva una cultura propia riquísima en la que magia, historia, tradición y modernidad se confunden. supongo que todo eso que nos resulta atractivo a los turistas luego no es mas que un signo de atraso economico, y seguro que cualquier boliviano se cambiaria por uno de nosotros, pero qué pena daría que desapareciera lo que nos diferencia.

Saltes dijo...

Edu: una vez que fuimos a America a NY y a Chicago nos dijo un gringo que eso no es América. Seguramente. Pero es que toda USA no es anglousa, hay una latinousa que va en aumento. Es verdad que lo hispano se americaniza, pero es que el americanizarse es cada vez más hispanoide.

Anónimo dijo...

La sociedad tiene una deuda pendientente con la homoxesualidad.
Y el orgullo "guei", no es otra cosa que el cobrador del frac.
No se necesita ser muy observador para ver el patetismo personal envuelto en la algaravía de la fiesta."Tanta alegría no puede ser natural"
Pero, aquí, Saltés, te confundes un poco: Es necesaria esta legislación matrimonial: ante la sociedad, ante el trabajo, ante la vecindad: La factura pagada.