Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

lunes, 19 de mayo de 2008

El signo de los tiempos.

A la vuelta del otro mundo -me refiero al nuevo- le dedico este post, precedido por esta secuencia del Salterio, a Ana y a Rafa que tan bien me han guardado el huerto.
CRIMEN EN EL MUSEO.


La 4ª planta del MOMA alberga, seguramente, la mayor colección del mundo mundial de pintura del siglo XX: cezannes, vangoghes, gauguines, picassos, braques, mirós, mondrianes, faubistas, expresionistas, cubistas, surrealistas ¡yo qué sé, la rejostia! Algo tremebundo que vale una pasta que no está en los escritos.

¿Sería imaginable que los restauradores del museo se fueran cargando uno a uno todos los cuadros hasta no dejar títere con cabeza?

No sé si sería imaginable. Lo que si sé ¡es que lo han hecho!

No estoy de coña. Es la pura verdad. Salvo un cuadro de Schuitters que al estar detrás de un cristal les debió dar pereza se salvó y poco más. Todo ha sido dañado por el celo destructor de los restauradores. Un gran cuadro de Miró ha quedado herido de muerte. Por supuesto que a las Demoiselles d´Avignon las han jodido ¡un horror!

¡Es un crimen que pasa inadvertido! El público que abarrota el museo no se entera, o por lo menos no dice nada. A los eruditos tampoco les he oído nada ¡es increíble!

Me diréis que por qué digo esto. Pues porque lo he visto. ¿No estaré confundido? Pues no lo estoy. Lo he visto con estos ojitos…

No creo que os haya convencido, sobre todo si hace mucho tiempo que no vais a este museo o si aún no habéis ido. Por eso voy a argumentar un poco.

Ya sabéis que lo esencial en un cuadro es la proporción entre las partes que lo componen, respecto al claro-oscuro y al cromatismo. Y que esa proporción es muy frágil. Y que ella solita se deteriora con el paso del tiempo. Y que la conservación y restauración son asuntos muy delicados. Y que si no se hace bien se jode la marrana.

Bueno, pues esta gentuza lo ha hecho de puta pena. Ha barnizado a gogó y la característica calidad aterciopelada y a veces casi polvorienta del óleo se ha ido al carajo. Han acantuado los oscuros, así como los claros y la mayoría de las medias tintas junto con los matices han pasado a mejor vida. Porque el barniz oscurece –por lo general- mucho más los colores que el aceite del óleo y estos desaprensivos al añadirles tanto barniz se los han cargado ¿Y este desaguisado tiene arreglo? Mucho me temo que no lo tiene ¡Si es que no falla, el criminal casi siempre está en el entorno familiar!

Las cosas nunca ocurren por casualidad Ahora estamos muy afanados en la muerte del arte. Lo de Duchamp no iba de broma. Los bigotes de la Gioconda no es un chascarrillo ¡Es el signo de los tiempos!: ¡¡La insensibilidad y el estereotipo!!

5 comentarios:

noso mosna dijo...

no lo he visto. pero se lo que dices. les gusta el barniz, los hules y todo aquello que de la impresion de recien pintado. Creo que es el efecto "nuevo rico" que brille¡ que se vea¡...y unas pocas materias de carga¡ y barniz de suelos...dos capitas mejor que una¡.
y la piel del cuadro a tomar...vientos. y con la piel el cuadro. habra que pensar en pintar con billi-brilli. Jeff konns lo ha entendido requetebien.
bienvenido al continente.

Isa dijo...

Me imagino la desolación! Qué horror darse cuenta!! Los más entendidos son los más castigados, como tú dices Saltes, porque probablemente la mayoría ni se entere...
Por otra parte, es ley de vida, nada dura eternamente. Los mismos autores de esos cuadros no creo que se imaginaran que iban a tener la trascendencia que han llegado a tener. O a lo mejor sí, pero afortunadamente ya no pueden presenciar el expolio!

Saltes dijo...

Nosomosna: pues sí, a los cureitors les va el hule y hacerse kk en el sagrario que ellos mismos han consagrado.

Isa, desde luego que la trascendencia es un montaje, y el que rehagan los cuadros no tiene nada de particular porque siempre se rehacen. Lo malo no es que lo rehagan tan mal. Es como el chiste aquel de la vecina que le decía a una señora que su marido se había tirado a la del 3ª¡qué vergüenza! decía ella, Y a la del 5ª¡¡qué verguenza!! repetía, y a la del 9º ¡¡¡qué vergüenza!!! Pero si no es tu culpa es de él ¡No! ¡Es por lo mal que lo hace! Pues eso, que lo hacen jodidamente mal. P.e. los bronces chinos son preciosos, y los debieron encontrar hechos una calamidad y no se pusieron a limpiarlo con netol y a barnizarlos como han hecho en el MOMA con la escultura de Boccioni, sino que les otorgaron una pátina que se funden los plomos.
Pero lo más curioso de todo es que, seguramente, a pesar de haberlos destruido el valor económico de esos cuadros no habrá disminuido en absoluto.

Ana dijo...

Si es que empeñarse en parar el tiempo es inutil. Es como cuando la gente se hace la cirujía estética y la caga, porque se ve artificial y feo. Pues con los cuadros igual, empeñarse en que se vean como cuando los pintaron es imposible, ni aunque siguiese existiendo Picasso y él mismo intentara mantener sus cuandros como los pintó lo conseguiría (aunque mejor que los del MOMA, por lo que dices, estarían). Y seguro que cuando fueron pintados estarían muy bien, pero con el paso del tiempo también. Seguro que algunos están incluso mejor. Igual que las personas. Igual que todo.
La pátina del tiempo es algo bueno, y con esto me adelanto al siguiente post (es que tengo información privilegiada...).

Saltes dijo...

¡Qué lista Anita! Efectivamente puedo anunciar que el próximo post llevará por títuo "A media mierda" ¡Sólo faltan seis días para que lo podáis ver!