Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 24 de agosto de 2008

Pensamiento colectivo.

Este post, precedido de este dibujo del Salterio, se lo dedico a Mónica y a Fernando. EL ECLIPSE.


Paseábamos por Punta Umbría al caer la noche del 16 al 17 de los corrientes. Con un cielo muy nublado en el que apenas se podía ver la Luna, que en la noche anterior se mostraba espléndida, redonda y luminosa. Me extrañó que en sólo 24 horas ya tuviera cuernos. Y más aún que apuntaran al suelo. Desde luego todo eso se distinguía con mucha dificultad. Caí en la cuenta. ¡Un eclipse! dije.

No es un eclipse, dijeron mi sobrina y mi cuñado. Es que la Luna está culta por las nubes.

Ya, pero las nubes no dejan un perfil tan nítido.

No es un eclipse porque de ser así vendría en el periódico y lo hubieran dicho en la tele.

Protesté: Pues los eclipses no dependen de que se anuncien en los medios. Si hay eclipse lo hay aunque los medios no lo digan y aún si dicen que no lo hay. ¡No hay más que mirar la Luna! o al Sol, en su caso.

Fue imposible convencerlos. Es verdad que se veía mal. Pero mal y todo lo podían ver.

Al día siguiente vino en el periódico que en la noche anterior hubo un eclipse de Luna y que el próximo sería dentro de no se cuanto tiempo.

¡¡¡Mira lo que dice aquí!!!

Es verdad, llevas razón, era un eclipse.

Lo habían creído no porque lo hubieran visto ¡sino porque venía en el periódico!

¡Sois la hostia! Les dije. Vivís virtualmente. No os guiáis por vuestras experiencias. Creéis lo que os dicen que tenéis que creer y no lo que veis ni experimentáis personalmente.

Tengo que reconocer que no siempre proceden de ese modo, porque para admitir que unas gambas de Huelva, unas cigalitas o un jamón serrano son como Dios manda no se dejan llevar más que por la pura experiencia.

A propósito de eclipses:

Es sabido que el eclipse de Luna se produce cuando un astro, la Tierra, la oculta. Y el eclipse de Sol se produce cuando un astro, la Luna, lo oculta. Y ambos son raros, por eso se refiere a ellos los medios. Pero hay otro eclipse de Sol muy corriente, que pasa -como tal- inadvertido. Es cuando el Sol queda oculto por un astro que es la Tierra. Se podría ver alguna vez desde la Luna, supongo, pero podemos verlo, como a los otros, desde la Tierra y cada noche ¿o no?



2 comentarios:

Ana dijo...

¡Qué gran entrada!
Es que es verdad, vivimos en un mundo virtual. Todo lo que nos dicen en el periódico y en la tele nos lo creemos. Y luego la fé religiosa está mal vista, pero para el caso...
A saber todas las que nos cuelan...

Saltes dijo...

Hola Ana. Hace unos días te contesté, pero no se que le pasaba a este artiligio que no me dejaba mandar el comentario ¡a ver hoy!

Como llevo mucho tiempo siendo jóven...pues he conocido a la sociedad española es tesitura muy religiosa.

Así y todo había dos planos:

Uno celestial lleno de mitos y leyendas¡que todo el mundo sabía que no eran verdaderos ni reales! Después de muerto ya veríamos, pero ahora...tranqui.

Y otro terrenal, en el que uno se crían cagadas. El franquismo te creaba anticuerpos, porque al estar tan desacreditada la autoridad no te creías nada de lo que te cotaba. Ni te creías nada de lo que decían los peródicos ni la radio. Ahora si eres zapatista no te cree los que dicen los pepinos y viceversa. Total que la mitad de lo que te dicen te lo crees y tan sólo no te crees la otra mitad. Y tanto lo que crees como lo que no crees se debe a que te lo han dicho ¡no a que te conste por experiencia! ¡¡¡no hay que creer en nada que no se pueda comprobar!!!

¿Es que hay que negar todo lo que no hayas experimentado? No. Ni se niega ni se afirmqa, se deja en suspenso.

Al no creer en los mitos celestiales , no es que estés a salvo de los mitos ¡es que los mitos han contaminado el plano de la realidad ¡que ya no es real!

Si ya no cree uno en bobadas celestiales ¡¿va a creer en bobadas terrenales?!