Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 23 de diciembre de 2007

Feliz Navidad.

Este post, que se inicia con este dibujo del Salterio, se lo dedico a mis queridos padres que amueblan lujosamente mi memoria. FELIZ NAVIDAD,
EN TIEMPOS NORMALES.

Queridos amigos seguidores de este blog, que sois muchos. Aunque tan discretos, por lo poco que os manifestáis, que casi no os siento:


¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!


Lo de las felicidades no va de broma, porque se puede padecer una infelicidad crónica como la de la historia verdadera que os cuento a continuación.

Durante toda la parte de mi vida que pasé en mi primera casa, en la de mis padres, en el fondo del aparador estaba una botella, de “Viña AB” que es un jerez amontillado que ya no se produce.

Era como si aquella botella tuviera un fantasma dentro. La veía a veces buscando otras botellas y sobre todo era muy visible cuando se removían muebles y trastos cuando hacían limpieza general, o pintaban las paredes, o había obras, o en una mudanza que tuvimos. Y siempre con el temor a que se rompiera, porque tenía una cierta magia al ser sagrada su supervivencia. De haberse roto, se habría disgustado mucho mi padre.

La simbología, casi sagrada de aquella botella se debe a que en la primera casa de mi padre, la de mis abuelos, sobró esa botella de las Navidades del treinta y seis y quedó sin abrir. Fueron tan dramáticos los acontecimientos que se sucedieron, como todo el mundo sabe, que no le apeteció a nadie abrirla y beberse ese vino. Cuando se casaron mis padres la botella recaló en el nuevo hogar llegando a convertirse en un objeto misterioso y omnipresente.

Decía mi padre que esa botella no se abriría hasta que LLEGARAN LOS TIEMPOS NORMALES y allí seguía virginal durante 40 años. Llegado los ansiados tiempos normales pero no nos apresuráramos a abrirla. Todo ese tiempo había pasado para bien y para mal. Y mi padre ya estaba mayor y con la salud delicada. Una vez en que estábamos todos reunidos propuso mi madre que la abriéramos, porque le producía horror que ese objeto simbólico, pudiera sobrevivir a su marido.

Se abrió aquella botella, el vino estaba horroroso, pero eso no fue inconveniente para celebrar que ya estábamos viviendo tiempos normales. Como ahora. Por eso termino como empecé:


FELIZ NAVIDAD,
EN TIEMPOS NORMALES.



Esta foto es del belén que les hice a Nico y a Jorge.

3 comentarios:

Ana dijo...

¡Qué entrada más genial!
Pues eso, felicidades en estos tiempos normales para los seguidores del Salterio!!!!!!!!!!!!

Cris dijo...

“Tomasito, el viña AB se sigue produciendo en las bodegas González Byass. Lo sé porque este año he incorporado al menú navideño una sopa que se llama viña AB. Es una especie de gazpachuelo y tiene como gracia principal este vino. Así que si quieres puedes comprarlo y seguir brindando por la navidad en tiempos normales. Un beso. Cris

Saltes dijo...

Cris¡qué peso me quitas de encima!
Mañana mismo lo estoy comprando para brindar como es debido. Oye y ¿por qué no cuentas aquí como se hace la sopa llamada Viña AB? para beneficio de nuestros blogotertulios.

¡¡¡Muchos besos!!! TO+