Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 25 de abril de 2010

Pintando que es gerundio.

Este post nº 164 del Salterio se lo dedico a Hortensia, a Mari Carmen y a Pepa.

LOS TRES BOLOS DE MI CUMPLE.




El lunes pasado celebré mi cumple de modo muy singular: con un bolo. O mejor dicho con tres.

Creo que nunca había actuado ante el público. Si exceptuamos las clases, que son –como es sabido- puro teatro.

El caso es que Hortensia, que es la profesora de Nico, mi nieto mayor, me invitó a dibujar para los niños de su clase dentro de las celebraciones del día del libro, porque Nico había llevado a clase el libro que yo le había hecho, y que en su día os enseñé en este blog, y que podréis ver ahora si cliqueáis en el asterisco rojo*.

Y digo que los bolos fueron tres porque tras la actuación en la clase de Hortensia hice otra en la de Mari Carmen y luego en la de Pepa.

En las tres ocasiones les enseñé el libro con los comentarios del caso y a modo de ilustración hice un dibujo con acuarelas en un papel de acuarelas de uno por setenta.

A petición del público dibujé en la primera clase un dragón chino, que a diferencia de los occidentales tienen buen rollo. Pero lo malo es que no tienen alas. Y los niños me dijeron que le pusiera alas. Hubiera accedido gustoso a cometer tal licencia pictórica si no fuera porque había metido una pata inoportuna que imposibilitaba acceder al deseo de mi público.

En la siguiente clase pinté un elefante. Pregunté de qué color y me dijeron que rosa. Y como en acuarelas ortodoxas no se usa el color blanco, el rosa se saca diluyendo mucho el rojo. Tuve miedo de que con tanta agua chorrearan las pinceladas en el papel que estaba en posición vertical. Pero no. La fortuna estaba de mi lado y todo se desarrolló sin el menor inconveniente. Propuse colocar un indio en la cabeza del elefante, que convinimos que era elefanta, y los niños entusiasmados dijeron que sí, que con plumas y con flechas. Aclaré que el indio que proponía era de la India y no tenía flechas ni plumas sino turbante. Accedieron pero pidieron que pintara también un dragón volando detrás de ellos. Y pinté un pequeño dragón chino, pero con alas.

En la tercera clase me pidieron un dinosaurio. Propuse un tiranosaurio rex y accedieron entusiasmados. Puse el papel en vertical. Mal hecho porque no había dejado sitio para el rabo, que tuve que subir como pude en una posición incómoda. Como era un dibujo más bien fantástico les dije que si le ponía gafas. Me dijeron que sí.

¿De qué color?

Azul.

¿Los cristales o la montura?

Los cristales.

¿Y la montura?

Verde.

Tan embebidos estaban que pasaron de recreo.

El caso es que el dibujo y la pintura no se prestan mucho a exhibiciones mientras se realizan, como la música, la poesía, el teatro o las intervenciones de nuevo cuño. Las pinturas y las esculturas se suelen exponer mucho más tarde de cuando se realizan ¡y los autores pueden haber muerto varios años antes! Como ocurre en una colectiva en la que estoy participando en estos días.



¡A mí la experiencia me ha gustado! Este público, de cinco años, es excelente. Y menos los primeros minutos de la primera de las actuaciones que me noté nervioso ¡y eso afecta al trazo! ¡¡¡Me lo he pasado divinamente!!!




7 comentarios:

vir dijo...

Si es que es una suerte verte dibujar... y mas si el artista es tu abuelo.. Me imagino que Nico estará mas ancho que largo y presumirá durante unos días..jeje. Felicidades "atrasadas" y muuchos besos...
Vir
PD El dragón se ve chuliiiisimo!

edu dijo...

Me encanta de siempre ver dibujar. De peque salía en la tele un dibujante dentro de un programa que no recuerdo (¿alguien se acuerda del tipo?) y hacia dibujos en directo con unos rotuladores gordos que sonaban muy bien al trazar el papel. Era flipante! También me quedaba horas viendo como mi madre pintaba a su manera láminas de otros pintores.
Probablemente a muchos de esos niños tampoco se les olvidará nunca el día que dibujaste para ellos.

Angelarcardona dijo...

Bonito, bonito relato: No se quien me da más envidia, si Nico o tu.

¿Pero dónde esa expo colectiva? Más datos, porfa.

besos,
Ángela

isa dijo...

Sí, yo también me acuerdo del dibujante que hacía los dibujos en directo, tenía un nombre compuesto...creo que era José Ramón, yo tenía también algún cuento suyo, era muy característico porque dibujaba las figuras alargadas (pero mucho menos solemnes que las de El Greco).

La performance de Saltes del lunes fue emocionante, era lo más parecido a un prestidigitador, que hiciese emerger la figura del papel, de una forma completamente mágica. Los niños se quedaron encantados, y estoy convenciada de que lo recordarán siempre, por lo menos algunos de ellos (ahí estamos Edu y yo, que nos acordamos de algo parecido pero mucho menos espectacular)

Ana dijo...

¡Yo también me acuerdo del que dibujaba en la tele con los rotus gordos! Y molaba un montón, pero ya, que te dibujen en directo lo que vas pidiendo es como pedir al genio de la botella, ¡qué suerte para la clase de Nico! Porque Nico, Isa y yo tenemos la suerte de ver esta magia a menudo. :-)

Saltes dijo...

¡Muchas gracias a todos!

Yo he visto dibujar en el cine a Picasso en "El misterio de Picasso" y estaba fenomenal porq el papel estaba en un bastidor como un lienzo. El cámara estaba delante y detrás Picasso y el papel iluminado desde atrás y no se veía + q una pantalla iluminada, a Picassó no se le veía.

D pronto aparecía un punto negro q se movía dejando 1 trazo acompañado del sonido q producía el rotulador. Y aparecían cosas y dibujos típicos del colega. Estaba muy bien.

En el cole de Nico yo estaba allí ¡pero no pude verlo! x lo - como ellos lo vieron.

Saltes dijo...

Perdona Ángela. Se me olvidaba. Esa expo está en la galería Quorum en la calle Costanilla de los Ángeles 13