Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 13 de diciembre de 2009

La cripto inmortalidad.

Este post nº 143 del Salterio se lo dedico a mi amigo Jordi de Hospitalet para felicitarle las Fiesta que se avecinan.
PUEDE QUE FALTE CONOCIMIENTO.
A Bergson la nada no le gusta nada al pensar que de la nada nada sale. Mientras que a los orientales tienen una gran afición por ella, ya que las cosas antes de ser no fueron y después de ser no serán. Es decir que surgen y se desvanecen en la nada.

De lo que se puede inferir que NADA=NPI Porque de lo que no sabemos nada decimos que no hay nada que saber ¡Pues vaya!

Cuesta pensar que cada quisque haya surgido por generación espontánea al no existir antes de su nacimiento o, si me aprietan, de su concepción. Así como que se esfume tras su muerte sin dejar traza viva en ningún sitio.

A los cristianos les angustia disolverse en la nada. Y aprovechando ese sentimiento las autoridades religiosas aplican una moraleja: El que haya sido bueno sobrevivirá dichoso en el paraíso y el que haya sido malo sobrevivirá ardiendo en el infierno.

Mientras que a los orientales lo que les asusta, parece, es no disolverse en la nada. De modo que el que haya sido malo se reencarnarás en otro ser aún peor. Y el que haya sido bueno en uno un poco mejor. De tal manera que el que siga siendo bueno en las sucesivas reencarnaciones irá mejorando hasta lograr el nirvana, que es la total extinción ¡y eso si que no me lo creo! ¡¡¡De aquí no se escapa nadie!!!

Pero claro, todo esto está en el plano lógico. Es decir ideal y por lo tanto irreal. Pero ¿podremos observar un caso real en el que el ser remonte el nacimiento y supere la muerte? ¡Pues parece que sí!

Os contaba en un post antiguo, que podreis ver cliqueando en el asterisco rojo * , que una de mis gigantescas pitas parece que se está muriendo. Ya que había echado un tremendo espárrago de seis metros y que eso significaba su canto del cisne. Y que había comenzado a morir tras su única floración. Pero claro se trata de una muerte muy relativa ya que su entorno está sembrado de lo que llamamos hijos, pero que realmente son sus clones. Y que tras la floración produjo una infinidad de semillas o de frutos a los que les veo poco porvenir, porque no he visto que prendiera ninguno.

Si examinamos el pasado de esta población de pitas que tengo vemos que proceden de un “hijo” recolectado en el Barrio de la Estrella, que puse primero en una maceta y luego en tierra y transcurridos treinta años ha crecido y proliferado, de modo que no sé cual es la pita inicial. Y el clon del Barrio de la Estrella ¿a qué época se remonta? ¿Desde cuándo está en dicho barrio, y de qué lugar procede las pitas que plantaron allí?

Ahora examinemos el futuro que parece mostrarse tan negro. Efectivamente el enorme vástago de seis metros de una de las pitas parece que se está secando, todas las enormes hojas se han muerto y están marrones, retorcidas y muy rígidas.


El caso es que hace unos días me pongo a cortar con un serrucho las enormes hojas secas. ¡Y cual no sería mi sorpresa cuando descubro un potente brote que sale de su raíz!

¡¡A lo mejor a nosotros nos pasa lo mismo!! ¡¡¡Que somos inmortales y vivimos eternamente de modo tan secreto que ni siquiera nos enteramos!!!

5 comentarios:

sanaysaxo dijo...

qué alegría, o qué susto! según se mire...

Saltes dijo...

¡Alegría jefa! q no hay q acojonarse por nada.

Ana dijo...

¡Qué alegría me has dado con la pita inmortal! :-)
¿Cómo podría ser que esto pasase con los humanos? Parece complicado con los datos que tenemos, pero con lo poco que sabemos, en realidad podría pasar cualquier cosa......... ¿te imaginas?........

Anaïs dijo...

Mi duda es.. ¿importa mucho saber YA si hay algo después o no? En el caso de los Budistas o Católicos sí claro, porque eso condiciona su comportamiento presente, pero fuera de eso...
Mi tío (que es un buen tío) decía que los problemas han de resolverse.... uno tras otro. Así de sencillo. Así que como mi ética no depende de si hay o no más vida después de ésta, lo voy a dejar para cuando toque.

Saltes dijo...

Ana: si pasa con las pitas es muy probable q pase con los humanos, porque, digamos, todos somos desarrollo de las protistas, y somo mucho más parecidos de lo q nos esperamos. O no tenemos datos, o no los sabemos interpretar EN EL PRÓXIMO POST HABLARÉ DEL TEMA bajo el título "MICELIO".

Anäis: Lo jodido q tienen las religiones es q dicen q es literal lo q es metafórico. El tema no está, creo, en q si hay vida después de la muerte, sino en q si la muerte es el fin de la vida. O dicho de otro modo, si la muerte es más aparente q real. Te emplazo como a Ana a q veas el próximo post.

Muchos besos a las dos.