Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

sábado, 6 de octubre de 2007

Hay estilos que deberían estar más de moda.

Este post, que se inicia con este dibujo del Salterio, está dedicado a Anaïs, porque se lo merece por su constante seguimiento de este blog. DEMOCRATISMO.





Hace unos días fui a visitar a mi amigo el pintor Waldo Balart. Y hablamos de cuestiones artísticas y de otra índole. Y comentaba yo como esta sociedad había cambiado, desde una vocación democrática de los que se sentían oprimidos durante la dictadura a posiciones cada vez más “aristocráticas”: culto a la enología, a la gastronomía y a uno mismo. Y si alguien se siente sin méritos excepcionales ¡qué complejo!

La “transición” ha consistido, de hecho, en transitar de una vocación democrática a una “aristocracia universal” (todos aristócratas), que no es lo mismo.

Recuerdo lo que entendí al leer unas líneas de un manual escolar de una de mis hija referidas al Siglo de las Luces: el pueblo llano tomó conciencia de que no necesitaba a la aristocracia para nada, que se podía valer por sí mismo, para gobernarse, para administrarse en todos los planos: económico, judicial, militar, diplomático, etc. y podría producir cuanto fuera necesario, y las personas corrientes podían hacerse cargo exitosamente de todas esas responsabilidades y alcanzar cotas profesionales elevadísimas sin dejar por ello de ser corrientes en todo lo demás. A veces pasa todavía, todo el mundo pudo ver en televisión como Felipe Reyes recién salido de la ducha tras el partido con el que había alcanzado el campeonato del mundo respondía a los reporteros con la mayor naturalidad y con su bolsa de deportes al hombro, cansado y contento.

En el plano religioso mucha gente se ha pasado al ateismo ¡teóricamente! porque verdaderamente se ha pasado al politeísmo, aceptando un sistema donde hay muchos creadores, muchos dioses omnipotentes que reclaman adoración.

Y a todo esto nos horroriza la idea de que en la India haya castas y miríadas de dioses ¡pues si estamos igual! Peor, porque esa estructura allí es pública y visible y quien quiera podrá ver el modo de meterle mano, pero aquí es secreta e invisible, y con una cosa así ¿cómo se faja uno?

Un arte en el que los artistas sean gente corriente, salvo que puede generar obras muy apreciables, hoy es algo raro. Un arte así es democrático, dijo Waldo. Y digo yo: a un estilo así ¿no se le podrá llamar “democratismo”?





Este es el Ganges en Benarés.

6 comentarios:

Anaïs dijo...

Vaya, estoy emocionada!
Además esta entrada me toca la fibra porque le he dado muchas vueltas a este tema... no al democratismo claro, esa es una idea nueva, pero si a los falsos ateismos y a la aristocratización global... sobre todo en la creación artística, porque entiendo que el proceso creativo implica necesariamente duda y negación, y que para construir una visión nueva, primero hay que diseccionar y analizar las ideas recibidas algunas de las cuales se aceptarán y otras no. Eso a mi entender está definitivamente reñido con cualquier doctrina que impida la duda, es decir con cualquier tipo de culto a la personalidad o adoración. Por eso el democratismo me parece mas que un estilo, una filosofía propia del artista. Pero no es siempre así.

Saltes dijo...

Querida Anaïs ¡me encanta que te toque la fibra! Este blog que está en plan humorístico se está poniendo demasiado serio...pero el caso es que nos amoldaron con una educación empequeñecedora primero con la imagen divina según la cual quedamos hechos unas birrias y luego con la obligación de emular a los triunfadores de la vida quedamos aún más pequeños. Total que o nos consumimos en esta carrera tonta o gritamos como el cojo del chiste de la multitud perseguida por un toro ¡no correr que es peor!
Pues ni una cosa ni otra ¡vamos a mirar los sanfermines con tranquilidad desde la barrera! Un beso.

Anaïs dijo...

Emulando a Amancio: cojonudo.

Sobre todo si en la barrera se cuentan chistes.

Por cierto que hace mucho que no he leido a algunoooos.... Así que en plan manifestación grito:

NO-NOS-MIRES, U-NE-TE...

Saltes dijo...

Anäis ¿por qué Amancio? no lo pillo.

Si, está muy bien lo del compromiso... pero soy pitagórico. Como sabes en los pocos retazos conservados de los presocráticos hay uno de Pitágoras que dice que los participantes en las olimpiadas hay que dividirlos en tres grupos: los más tirados de todos que son los comerciantes que aprovechan la ocasión para forrarse vendiendo "cocacolas", es decir van buscando la pasta. Los siguientes, algo menos tirados, son los atletas, que van buscando la gloria. Pero los más cojonudos de todos son los que forman el público que van a divertirse y a refrescarse. Oye, y lo que dice Pitágoras no debe caer en saco roto. En lo del teorema llevaba razón y en esto creo que también

Saltes dijo...

Anäis ¿por qué Amancio? no lo pillo.

Si, está muy bien lo del compromiso... pero soy pitagórico. Como sabes en los pocos retazos conservados de los presocráticos hay uno de Pitágoras que dice que los participantes en las olimpiadas hay que dividirlos en tres grupos: los más tirados de todos que son los comerciantes que aprovechan la ocasión para forrarse vendiendo "cocacolas", es decir van buscando la pasta. Los siguientes, algo menos tirados, son los atletas, que van buscando la gloria. Pero los más cojonudos de todos son los que forman el público que van a divertirse y a refrescarse. Oye, y lo que dice Pitágoras no debe caer en saco roto. En lo del teorema llevaba razón y en esto creo que también

Anaïs dijo...

CF entrada de 7 de junio "con mas tacto que vista" comentario de Amancio de 11 de junio de 2007 a las 16:30