Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

lunes, 23 de julio de 2007

La humanidad incierta.

Este dibujo del Salterio es el asignado a esta entrada, que se la dedico a mi hija Isabel en el día de su cumpleaños.
Pertenece este post a una serie relativa al evolucionismo, según me parece a mí, de la ha salido ya la correspondiente a los ángeles y los demonios. En el próximo ¡no te lo pierdas! veremos de quién desciende el hombre. Si del mono no ¿de quién? ¡De la lamprea! Está clerísimo.
LA INCIERTA HUMANIDAD.

Se dice que el hombre desciende del mono ¡y no es posible! Por la simple razón de que es un mono. Por un plano no se desciende, se camina. Y en el plano de los simios hay diversas especies y el hombre es una de ellas. Perteneciente a la familia de los antropoides en la que otros primos son los chimpancés, los gorilas, ¡no nos hagamos ilusiones!

¡Pero el hombre es distinto de todos los demás! -¡Claro! Porque cada una de las especies es distinta de todas las demás.

¡Pero el hombre tiene humanidad! - ¡Eso sí!

Luego un humano es un mono con humanidad.
Por esa regla de tres un ave con humanidad sería un humano alado. Un ángel, o un demonio.

Pero se puede pensar en lagartos con humanidad: humanos reptiles ¡que lo hay! Y peces, las sirenas. Y ranas que regeneran por morreo.

¿Y vegetales? Ya los trataremos en su momento.

Me diréis que todos esos son fantasías. No hay hombres lagartos ni sirenas ni príncipes encantados ¡Seamos rigurosos! No es que no los haya, es que no los hemos visto nunca. No nos consta que los haya, ni que no los haya. ¿Cómo vamos a negar algo de lo que no sabemos si hay o no hay? Simplemente lo ignoramos y como no vemos indicios pues nos callamos ¡pero estamos al loro!

Pero lo que estoy diciendo no es de recibo, porque en la mera y vacua ignorancia no se puede basar una duda fértil. Tiene que haber algún indicio, por leve que sea. Y yo lo tengo, porque una vez vi en un acuario de Londres una gamba pequeña viva. Me costó verla porque era transparente. Se veían sus órganos internos como una radiografía animada y viviente. Tenía, como corresponde, muchas patitas terminadas en pinzas. Le faltaba por lo menos una. Pues bien, simultáneamente se atusaba los larguísimos bigotes y se limpiaba una o dos patas con otras tantas. Lo hacía concentradamente, delicadamente. Se diría que con una humanidad indudable.

4 comentarios:

Anaïs dijo...

Esta es una entrada ...

¿donde está la humanidad? ¿En un acuario? ¿humanidad viene de humano? ¿en serio?

Rafol dijo...

Que bueno!!
Pero ahora que lo pienso, me entrarán dudas cuando vaya a comer langostinos, cogeré uno del plato y antes de pelarlo lo miraré y me pararé un momento a pensar en este tema: "este langostino, ¿tiene humanidad?, ¿si me lo como es como si me estuviera comiendo a cualquier otro ser humano (la dependienta de Ruipan por ejemplo)?, ¿su humanidad es equivalente a la nuestra?, dudas, dudas........... no lo se, pero mientras me lo pienso, ... ¿me pasais la mayonesa?

Saltes dijo...

Está claro que tenemos la manía de clasificarlo todo y a la vista del panorama decimos que hay seres vivos y otros que no lo son. y entre los vivos hay animales,vegetales y los de nuestro propio grupo que son los humanos y que los humanos son una clase de animales, más concretamente una clase de monos, parece bastante evidente. Pero ¿en qué se diferencia de los otros monos? Y si hay hombres-mono,¿por qué no va a habers hombres-langostino o hombres pájaro o hombres-lechuga? El ser hombre ¿en que consiste? ¿en pensar?, ¿en hablar? Y ¿cómo coño sabemos que nosotros somos los únicos que pensamos y hablamos? Es perfectamente probable que los delfines hablen y piensen. Por otra parte el rasgo evidente de humanidad es que los humanos se vistan, porque todos los demás bichos van en bolas ¡eso es indudable! aunque la tendencia es la de ir en pelotas y muchos humanos del Amazonas o de Nueva Guinea tienen un atuendo más bien mínimo.
Se pregunta Anaïs que si es la humanidad está en un acuático¡claro que sí! los humanos, como todos los seres vivos son exiliados al desierto seco que es la tierra emergida. Han salido del oceano, donde la vida se da a placer y se han metido en un lugar hostil, pero a condición de llevar a cuesta el trocillo de ocano correspondiente ¡somos acuarios vivientes y portátiles! más bien autoportantes.
Rafol se pregunta que si uno puede ser un canibal cuando come ¡puede ser! De todos modos el canibalismo, que es un tabú para nosotros, ¡se ha practicado mucho y aún se practica! Hace unos años empapelaron a un ruso hijo de puta que había matado á una piba para comérsela y tambié hablan de tiranos africanos con solomillos humanos en la nevera. Por actos tan inhumanos supongo que se pregunata Anaïs si la humanidad viene de humano.

Ana dijo...

Pues igual lo incorrecto es hablar tanto de humanidad, porque como dices, lo de hablar, relacionarse, utilizar instrumentos, construir, pensar... igual no es tal "humanidad" porque se da en muchos animales. Igual deberiamos hablar de avenidad, felinidad, elefanteneidad y ver si los humanos tienen características propias de otras especies. Pero entonces, ¿cómo podemos saber, por ejemplo, si al hablar es el loro el que tiene humanidad o el humano el que tiene loreidad?
De todas formas, todavía no hemos visto a otro bicho diferente del humano hacer algo como este blog, y el día que vea a una gamba posteando, entonces si que voy a flipar...