Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 11 de octubre de 2009

Código cromático.

Este post nº 137 del Salterio se lo dedico a las niñas de mis ojos que son Isa y Ana.









COLORIDOS ESCULTURALES.





En lo que en su día fue garaje, y hoy cuarto de herramientas comparable al que sale en la peli ”Gran Torino” tengo una cajas, como catafalcos que suelen pasar desapercibidas porque están cubiertas de los más diversos objetos. Ahora que están desplegadas y abiertas aquello parece la cripta del conde Drácula que tantas veces hemos visto en el cine.


Pero cuando se despliega su contenido nos encontramos con 36 piezas de 2 metros de alto, 60 cm. de anchura máxima y 7 mm. de espesor. Una de ellas es la que aparece en la imagen, con Nico y Jorge para dar idea del tamaño.
Y salvo una que está pintada de blanco, negro y gris, todas las demás tienen colores vivos. Son la materialización de una teoría que vengo destilando a lo largo de casi toda mi vida adulta. Que sucintamente os la cuento a continuación:

Todos los colores que existen los podemos dividir en tres grupos:

Colores indudables, como son los colores vivos.

Aquellos que no son propiamente colores, como el blanco, el negro y el gris.

Y los que están entre unos y otros, como los marrones, las tierras y los colores escatológicos.

Pero no son los COLORES los protagonistas de esta historia sino los COLORIDOS.

Los COLORIDOS son entidades compuestas de COLORES.

Los colores indudables se pueden expresar con tan sólo 6 palabras, con las que se puede formar un CÍRCULO CROMÁTICO:







Tres de los colores del círculo cromático son PRIMARIOS (los que están escritos con mayúsculas) y los otros tres SECUNDARIOS.

Los coloridos formados por COLORES PRIMARIOS se corresponden con el YANG porque son fuertes y rotundos. Mientras que los formados por COLORES SECUNDARIOS son los correspondientes al YIN al ser más suaves y melancólicos.

Los colores COMPLEMENTARIOS son lo opuestos diametralmente en el círculo cromático, y uno es PRIMARIO y el otro SECUNDARIO. Denotan conflicto, porque de mezclarse se anularían y con tan sólo verlos cerca se masca la tragedia.

Los colores ADYACENTES son los vecinos en el CÍRCULO CROMÁTICO y denotan concordia ya que de mezclarse, lejos de destruirse se formaría un color intermedio.

Debido a tales connotaciones los coloridos tienen significados. Por lo que si se estudian debidamente se pueden manipular para significar con ellos. Es decir, para producir mensajes. Y no olvidemos que desde el punto de vista semiológico los cuadros son mensajes.

Todo esto que estoy diciendo pertenece al plano teórico. Y para llevarlo al plano de la realidad hago mis PINTURAS. Que en el caso que nos ocupa han tomado forma de ESCULTURAS. Porque son objetos exentos, planos, y de doble cara, una contraria de la otra. Digamos que con el mismo dibujo pero cada color de una cara tiene un correspondiente contrario en la otra, es decir el COMPLEMENTARIO.

El número y estructura de estas “ESCULTURAS” surge de un proceso lógico que describiré resumidamente a continuación:

A partir del CÍRCULO CROMÁTICO se pueden formar 7 clases de coloridos:





Las NULICROMÍAS










Que carecen de colores propiamente dicho, y pueden estar formadas por blancos, negros y grises.







Las MONOCROMÍAS




están formadas por un solo color, en sus diversos tonos. Las hay de dos clases:
de PRIMARIOS






y de SECUNDARIOS,




Como se ve cada figura tiene un colorido primario en una cara y un secundario en la otra.





Las BICROMÍAS





están formadas por dos colores. Y pueden ser de todo lo posible:
De PRIMARIOS,






de SECUNDARIOS,



Aquí también hay primarios en una cara y secundarios en la otra.





de ADYACENTES




A cada colorido adyacente le corresponde otro también adyacente en la otra cara de la misma figura.




o de COMPLEMENTARIOS




En cada figura ambas caras tienen, lógicamente, el mismo colorido aunque en otra disposición.





Las TRICROMÍAS




están formadas por tres colores, que pueden ser:


de PRIMARIOS,




SECUNDARIOS



Situados en ambas caras de la misma figura.




AYACENTES, en dos versiones:

con predominio de PRIMARIOS



o de SECUNDARIOS




En cada figura en una cara habrá predominio de primarios y en la otra de secundarios.

Y a la vez ADYACENTE y COMPLEMENTARIOS también en dos versiones:

con predominio de PRIMARIOS




o de SECUNDARIOS.







En cada figura en una cara habrá predominio de primarios y en la otra de secundarios.

Las TETRACROMÍAS




están formadas por cuatro colores, y son las siguientes:

Las formadas por los 3 PRIMARIOS y 1 SECUNDARIO




y las formadas por los 3 SECUNDARIOS y 1 PRIMARIO




En cada figura hay un colorido donde predominan los primarios en una cara y otro en el que predominan los secundarios en la otra.


Las de ADYACENTES formadas por 4 colores ADYACENTES, 2 PRIMARIOS y 2 SECUNDARIOS y también se forma una pareja de COMPLEMENTARIOS que introduce un factor de discordia en la general concordia.

Tres de ellas están en una cara de tres figuras



Y las otras tres en la otra cara de las mismas figuras.







Y las que en ellas se forman a la vez PRIMARIOS-SECUNDARIOS-ADYACENTES-COMPLEMENTARIOS.

Son coloridos en un complejo equilibrio, formados por dos colores PRIMARIOS, 2 SECUNDARIOS, 2 parejas de ADYACENTES y otras 2 de COMPLEMENTARIOS.




El colorido inverso compuesto por los colores complementarios es el mismo en otra disposición.







Las PENTACROMÍAS




están formadas por cinco colores. Hay 6 en 3 figuras. Por una cara predominan los PRIMARIOS.




Y en la otra los SECUNDARIOS.






Las HEXACROMÍAS




tienen los 6 colores del círculo cromático






Y el colorido inverso compuesto por los colores complementarios, evidentemente, es el mismo en otra disposición





Me diréis que por qué he sacado las esculturas de las cajas.

Ha sido para hacer las fotos que estáis viendo. Que tienen como destino la página web que me está haciendo Ana, que aún está sin terminar. Ya os avisaré. A ver qué os parece.



14 comentarios:

sanaysaxo dijo...

¡Jo, qué lujo, jefe! ¡Un resumen de tu teoría, con tus esculturas, así, de gratis! ¡Y qué lindas fotos! ¡Me encantan en las que se ve el agua, parece un baile! ¡Esa web promete, tus fans estaremos al loro!

Saltes dijo...

¡Q puntualidad la tuya! jefa. Muchas gracias.

Ya verás como Anita hace una obra de arte de web. BSOS

Ana dijo...

¡Muchísimas gracias por la dedicatoria! :-)
¡Y qué esculturas más bonitas! No sé cómo los museos, los jardines y las casas no están llenas de estas maravillas, porque lo de las cajas a lo Monster no es el lugar dónde deberían estar. Ahora que las hemos sacado para hacer las fotos yo ya no las quiero volver a guardar........

edu dijo...

No se nada de nada de teoría musical pero por lo poco que he metido la nariz en un librito que tengo, me parece que entre las notas de la escala musical se producen unas relaciones muy parecidas a las que tu describes con los colores. En lo mas básico estarían las escalas mayores que suenan brillantes y las menores que suenan melacolicas, a partir de hay todo se complica con una logica muy parecida a la tuya.
No me atrevo a más, quizás Anais nos podría ayudar con esto!

rubensan dijo...

Es curioso esto de los colores y sus mezclas. Al parecer desde un punto de vista científico el modelo este de amarillo, azul y rojo como colores principales es incorrecto, aunque a mí me parece lo más natural, me imagino que porque lo aprendí de pequeño.

Las impresoras utilizan como colores primarios cian, magenta y amarillo, y los monitores de los ordenadores rojo, verde y azul. Supongo que de alguna forma, si coges tres colores como primarios puedes obtener los demás como mezclas de estos.

Raquel Abad Gómez dijo...

Enhorabuena!
Más claro imposible, un ejemplo muy didáctico para la teoría del color.

Saltes dijo...

Muchas gracias a tí, Ana. A mi también me da pena meterlas de nuevo en las cajas. Pero ya ves lo q pasa. Apretujadas en el salón lo llenan completamente. Y mucho me temo que si no están ellas en las cajas me voy a tener q meter yo.

Edu, creo q has dado de nuevo en el clavo. Lamentablemente de composición musical no entiendo nada. Pero intuyo q las relaciones o proporciones entre sus elementos es el quid de la cuestión. Mientras q en las artes plásticas es un asunto mucho + secundario.
En arquitectura importa mucho, pero en pintura y escultura tradicionales tiene importancia, pero menos. Y mucho menos q en la música, porque el tema fundamental ha venido siendo la representación y el realismo.
Y ahora q la representación o ha pasado a segundo término o ha desaparecido, tampoco impota demasiado. Y desde luego la lógica en el arte es algo q repugna profundamente a la basca ¡q le vamos a hacer! A mi es lo q me interesa y sobre todo la aplicación de la proporcionalidad y la lógica al colorido. Es decir q aplicando lógica se consiguen resultados estéticos ¡como en la música!

Socio ¡fíjate bien! No hablo de mezclar colores sino de ponerlos unos al lado de otros para formar coloridos. Primarios no son, para mí, los que mezclados producen secundarios, sino los principales, los + aristocráticos. Y secundarios no son los productos de mezclar colores, sino los segundones, lo más plebellos.

Raquel ¡muchas gracias! Me encanta q te intereses por esto.

Ana dijo...

Me ha encantado tu comentario, Edu. Habría que investigar sobre el tema y ver si se puede asemejar cada color con una nota (aunque colores son 6 y notas 7...) y hacer una exposición de las esculturas y sus escalas, o toda la exposición con la composición que saldría al juntar todas las combinaciones, o algo así...
Algo de arte relacionado con música hizo en algún momento Cruz Novillo, ¿no?
Oye, pues podíais asociaros en este tema con Saltés, tu grupo Edu (al que todavía no hemos oido) o el de Anais (Bataclán) y hacer una obra de arte pictórico-musical... ¡Cómo molaría!

rubensan dijo...

Buena respuesta, socio, aunque me da la impresión de que haces un poco de trampilla a la hora de diferenciar primarios y secundarios en tus esculturas, porque los primarios los has puesto muy vivos y los secundarios más pastel. Si sustituyes ese verde por uno más vivo, entonces quizá no esté tan claro cuál tiene que ser el primario y cuál el secundario.

Ana, metiéndome en donde no me llaman, porque no tengo ni idea, creo que eso de que las notas son 7 es algo un poco artificial. En la escala oriental creo que son 5, y me imagino que si las defines de otra manera pueden ser 6 si hace falta...

Saltes dijo...

Los colores y las notas son 6, 7, 5o los q quieras, ya que se destacan unos pocos hitos de un continuo de infinitos colores o sonidos (la escala de los sonidos se llama ¡escala cromática!)

El considerar 6 colores es cosa de Goethe, que era un teórico del color de la ostia (él consideraba que el trabajo principal de su vida fué su teoría de los colores)

7 colores fué cosa de Newton, creo q para asemejarse a la escala musical. A propósito Goethe combatía con saña la teoría cromática de Newton.

Efectivamente Cruz Novillo se ha fajado bastante con las composiciones cromáticas y sonoras equivalentes, o correspondientes. Y su discurso de ingreso en la Academia de San Fernando versó sobre el tema. Y la publicación correspondiente consiste en unos rectángulos de colores combinados y un CD con la música correspondiente.

Y como Cruz no ha agotado el tema, ni nadie lo puede agotar, sería cosa, Edu, y Anaïs si quiere, de meter mano al asunto ¡yo estoy dispuesto!

Socio: te juro por mis niñas q no hice trampa. El verde de las esculturas es el más burro q pude encontrar. Puede q las fotos sean traicioneras. Pero es un hecho comprobable que si bien un naranja, un verde o u violeta por separado pueden ser chillones de cojones, cuando se combinan dos o los tres bajan los humos a toda mecha.

En parte es porque ninguno es tan claro como el amarillo, luego el contraste de claroscuro es siempre menor.

Por otra parte socio, y ahora hablamos de mezclas, el verde es primario cuando se mezclan luces y el amarillo secundario.

Pero el considerar primarios a rojo, al amarillo y al azul y a los otros 3 secundarios son "axiomas" de esta "geometría cromática". Y es sabido q antiguamente se definían los axiomas como VERDADES esenciales que no es necesario demostrar. Mientras q modernamente se definen como ACUERDOS iniciales que voluntariamente se aceptan sin necesidad de demostrarlos.

Aunque esos ACUERDOS se "siente" q son verdaderos. Y nunca "ruedas de molino" con las q hay q comulgar.

isabe dijo...

Hola Saltés! Muchas gracias por la dedicatoria. Te ha quedado una entrada muy chula. Definitivamente son un acierto las esculturas, tienen una magia especial. Tengo la teoria de que una de las cosas que provoca que nos guste una obra de arte es lo que resuene en nosotros, que haya un puente de afinidad, y en ese sentido creo que la afinidad con las esculturas debe ser grande, pues tienen todo el aspecto de personas! Parece un coctel de gente muy elegante alrededor de la piscina.

Saltes dijo...

Efectivamente Isa, una obra de arte es, en cierto modo, un espejo. Porq nos vemos reflejados en ellas y comprobamos que tienen vida. La nuestra.

Angelarcardona dijo...

Cojonudo trabajo Tomás. ¿y una edición limitada (o no) a escala pequeñita para deleite y disfrute de tus bloggeros? Con financiación colectiva, claro. Yo me apunto.
Un beso, Ángela

Saltes dijo...

Muchas gracias Ángela.

Todo es muy complicado, porq 1 cosa el el arte y otra el negocio del arte. Con lo 1º, como sea, me apaño, con lo 2º de pena.

B SOS.