Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

sábado, 19 de abril de 2008

1ª Misión cumplida: rodeamos el Sol.

Tras esta secuencia del Salterio, este post conmemorativo que brindo al público. Hoy Salerio On Line cumple un añito.

En este tiempo en que S.O.L. ha rodeado completamente al Sol nunca ha faltado a su cita semanal. Casi siempre en domingo, a veces un poco antes, otras un poco después y en ocasiones ha comparecido más de una vez. Pero no es necesaria tanta insistencia.

Sabemos que este blog lo sigue mucha gente (entre 15 y 45 personas cada día) ya con menos estaría justificado.

¡Pero es gente silenciosa! sigilosa y discreta ¡que no comenta! ¿Por qué no lo hace? ¡Yo qué sé! Bueno, supongo que sea porque no quiere ¿Y por qué no quiere? Porque –supongo- es reservada. No le gusta sacar la cabeza ni levantar la voz, no sea que los demás se rían…¡la vida es así! Yo creo que no hay que evitar que se rían, sino más bien provocarles la risa. Sin hacer el payasete. No es necesario.

LAS FUENTES DEL EDEN.



Cuando os hablé de la fuente de Escher*, que consta de una bola azul y una pileta cuadrada, os dije que no era esa la única fuente que teníamos, ni la única bola azul. Porque tenemos otra bola azul ultramar de unos diez centímetros de diámetro, que es mágica. Nos la trajo Marisa de Aquisgran y tiene la cualidad de atraer los buenos espíritus. Y hasta ahora se ha portado. Y también tenemos otra fuente, que es la fuente de Shiva.



No es que nuestro jardín sea como el de La Granja todo lleno de fuentes monumentales. Es sólo “unifamiliar” y un poco caótico. Nunca está tan cuidado como el de un hotel. Generalmente se le nota que está un poco sediento, porque en Madrid llueve poco cuando no se pela uno de frío. Pero tiene mucho FENG SUÍ.

Y todo jardín es una imagen del Edén. Y todo Edén es un lugar divino, cuyo centro lo ocupa Dios. No hay jardines ateos, eso es un absurdo. Ni agnósticos con una divinidad perdida o irreconocible. Dios ha de estar en el centro del jardín, en el cogollo mismo, en un lugar bien visible.

No pudimos poner a Dios Padre, ni a Jehová, ni a Alá, ni a Brahman porque no tienen representación. A Jesús no quisimos porque tiene generalmente representaciones demasiado dramáticas y violentas, o -si no- melifluas. Optamos por representar a Shiva, cuya representación más habitual es el Lingam.

¿Qué es el Lingam? Digámoslo sin rodeos ni eufemismos. Es la representación de la polla de Shiva. Colocada sobre lo que parece la lámpara de Aladino pero que representa el chichi de Parvati, su legítima, o el de Ganga, el río Ganges. Es el signo inequívoco de la fertilidad divina, es decir, de la Creación.

Para la parte correspondiente a Parvati o a Ganga tallé un hermoso canto rodado que tenía de caliza entre naranja y rosa. La primera versión resultó demasiado porno, porque había resultado un chumino “king sice”. Me dijo Ana:”papá te has pasado”. No era por moralina, es que cantaba cantidubi. Lo suavicé un poco y bueno, ahora está mejor. Y la parte correspondiente a Shiva la resolví divinamente con un cristal de cuarzo ahumado que tenía en mi colección de minerales.

Del soporte del Lingam mana agua, impulsada por un motor eléctrico oculto, que cae dentro de una pila de mármol que también me regaló Marisa que anteriormente fue fregadero en su casa de Burgos ¡Es la redención por el arte!

Y ¡caracol, caracol…! La primavera se consolida y es tiempo de jardines.


*Para volver a este post hacer"clic" en la línea en rojo.

16 comentarios:

rubensan dijo...

¡Feliz cumplaños! Curiosamente hoy también es el cumpleaños de mi madre, aunque ella cumple alguno que otro más.

Saltes dijo...

Muchas gracias socio ¡y felicidades a tu madre!Se de quien a lo mejor cumple más que ella.

Ana dijo...

¡¡Feliz cumpleaños, Saltes/ S.O.L.!!
Pues sí, yo doy fé del buen Feng Shui que hay en este jardín.
Aunque este Feng Shui no será total hasta este verano cuando pongamos el cine de verano... Creo que Saltés os invitará a todos, pero propongo que quien quiera ir, a ver el cine de verano, las fuentes o la bola azul que comente en este blog. No se cobra entrada pero algo habrá que currárselo, no? :-)
Desde luego, Rubén ya tiene entrada libre hasta el infinito!
:-)

Saltes dijo...

Ana ¡eso seguro! los que no comenten no verán las pelis desde dentro ni desde fuera la pisci.

Muchas gracias por la feli. ¿Has visto qué soltura en tan sólo un año? Voy a ver si me presento a decano de los blogueros.
:-)

Mike dijo...

Bueno, bueno, bueno... Nadie me ha enseñado nunca esas maravillas escondidas en la espesura de ese jardín de "La Mancha"!!! No suelo comentar mucho en este fantástico blog, pero la ocasión lo merece y el post está a la altura, que digo a la altura, a años luz por encima de la ocasión!!! Muchas felicidades al experto bloggero y a su blog que cumple.... un año!!!
P.D.- Que nadie piense que escribo solo porque quiera ir al cine de verano, eh.... ;)

Saltes dijo...

¡Muchas gracias mike! por tu felicitación y por tu comentario. Nadie va a pensar que es por ir al cine ¡pero te lo has ganado! La programación saldrá, como dice Rafa padre, en el blog...o a lo mejor no sale. Pero tu te vienes ... con el bañador, naturalmente.

Lady Grey dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anaïs dijo...

Un año ¿eh?... quién lo diría....

Yo doy fe de que el jardín de fuencarral tiene arte, harmonía y caos...

Y como es tuyo, si dices que Dios está en el centro, pues estará, aunque yo no le he visto, y desde luego que pienso que puede haber jardines ateos y que de hecho, los hay.

En cuanto al Lingam, ya sabía lo que decían que representaba, pero siempre he creído que eso no era mas que una charla mística que ocultaba su verdadera simbología: el centro del universo humano, el origen de todo, el sexo.

Saltes dijo...

Anaïs ¡puntualicemos! Los jardines-jardines si son ateos, todos lo son, la divinidad no tiene que ver con los jardines. Los que no pueden ser ateos son los paraisos, los edenes. Y por ello los jardines que son representación de los paraisos o edenes tienen que tener una representación divina. Porque si no son meros jardines-jardines. Por otra parte no tienen por qué ser divinidades beatas, no, un buen ejemplo es Shiva ¿o no? Tambien puedes poner a Júpiter, o a Venus, o a Ra.

Isa dijo...

¡Feliz cumpleaños!! Enhorabuena por la criatura, Saltes. Se la ve tan saludable como el primer día.

Saltes dijo...

¡Muchas gracias Isa! Es que esto es una fuente inagotable de salud.

Arancha dijo...

Ay, jefe! Que mi pequeño terremoto no me deja ni un segundo para ponerte algo de vez en cuando!
Felicidades! Por tus tropecientos años siendo el jefe y por tu año de blog, que yo sé que no es fácil ser tan constante.
Un besazo!

Arancha dijo...

Ah! Y yo quiero ir a la piscina y al cine!!!

Rafol dijo...

Espero no llegar tarde a esta fiesta bloguil. Bueno Saltes! muchas felicidades!!

He de decir que yo he sido uno de los afortunados en estar presente el día que nacio esta criartura que ahora conocemos como "Salterio online". Lo cierto es que un año despues veo que sigues con la misma ilusión que la del primer día y ya es dificil porque aunque no lo parezca mantener un blog lleva bastante trabajo.

Un abrazo muy fuerte.
Rafol

Saltes dijo...

¡Un besazo Arancha! En realidad la constancia en el blog es fácil si el terremoto tiene la edad de Ana ¡te lo organiza y todo!

Os esperamos en el cine-pisci. En Punta Umbría había, o hay, un cine de verano llamado Cinemar San Fernando. A este le podemos llamar Cinemaguas de Fuencarral o algo así.

Saltes dijo...

Rafol ¡cómo no ibas a asistir al parto si eras el padre de la criatura y Ana la madre! ¡¡¡muchas gracias!!!

Es un invento cojonudo, un espacio de libertad donde escribes lo que quieres, publicas los dibujos que te da la gana sin que ningún tío con bigote o sin bigote te diga lo que tienes que poner o lo que te tienes que envainar. Donde ni te pagan ni tienes que pagar ¡es perfecto!

Y trabajo no me lleva, lo que pasa es que no hago otros trabajos de expresión más mediatizados como pintar ¡que cuesta tanto exponer!