Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

domingo, 11 de noviembre de 2007

Hoy me meto en otro charco.

Con el correspondiente dibujo del Salterio este post está dedicado a Carmen Peire y a Ignacio Marina que nos invitaron ayer a una sesión de cine doméstico fuera lo corriente. NO CAERÁ ESA BREVA.

Alguien prometió que los dogmas era cosa del pasado y que nada de doctores tiene la iglesia…Pero como doctores tiene la ciencia aparece una nueva dogmática, uno de cuyos dogmas es “el cambio climático”. Porque si no somos buenos habrá cambio climático, y todos iremos al infierno porque este mundo será un infierno.

¡Habrá cambio climático tanto si somos buenos como si somos malos! Lo hubo antes que apareciera el hombre sobre la faz de la tierra y lo habrá mientras permanezca, si permanece lo suficiente, y cuando desaparezca. Cambio climático, es decir de la atmósfera. Pero también habrá cambio en la hidrosfera, en la litosfera ¡y hasta en la blogosfera!

Aunque sea por mero inductivismo se puede estar más que seguro de que el clima va a cambiar ¡seguro! Y las líneas costeras ¡¡seguro!! si no paran las emisiones de anhídrido carbónico o si paran ¡todos se va a poner patas arriba! Ergo el clima cambiará seguro aunque probablemente no notaremos que está cambiando, porque será a muy largo plazo respecto a la duración de la vida de cada uno de los humanos.

Continuamente nos dan la tabarra con que es EVIDENTE el cambio climático. Pues hombre, evidente no. Salvo que uno ve evidencias en lo que quiere. La imagen del iceberg desmoronándose que la he visto ya veinte veces no constituye una evidencia, como no la constituyó el famoso cormorán chorreando petróleo en la primera guerra del golfo. Lo evidente es que se quiere forzar un cambio en el estado de opinión. Puede que el planeta se esté calentando a marcha forzada, pero no creo que sea evidente.

Que los humanos somos unos guarros está más allá de toda duda. Que tirar tanta mierda a la atmósfera es una guarrería es una verdad incuestionable, que eso no puede ser bueno y que poblaciones que sufren directamente ese deterioro es más que probable que está padeciendo AHORA terribles enfermedades como el cáncer y afecciones respiratorias o cardiacas. Que por ello lo suyo sería decelerar ese proceso ¡qué duda cabe! Que a lo mejor contribuye al calentamiento global ¡puede ser! pero ni es evidente, ni es seguro.

Aparte del deseo prudente de ser precavidos para que no lo envenenen a uno, el actual estado de opinión indica que nos hemos vuelto de un conservador alucinante. Que lo sea la derecha ¡es lo suyo! Que lo sea la izquierda me sorprende más. Se acabó el progreso, el progresismo y el progresar. Antes en el futuro estaba la esperanza. Hoy el futuro es incierto y amenazante ¡Virgencita que me quede como estoy!

Dicen que vamos a un planeta tropical ¡no caerá esa breva! Que los países gélidos se volverán cálidos ¿y eso es una putada? ¡pues no lo será para los que ahora viven allí tiritando! Que si países como Holanda quedarán inundados ¡pues medio inundados estaban antes de hacer todos esos diques! Aparte de eso que emigre la población a los parajes de dulce clima que hoy están helados. Que desaparecerán la costa brava, la costa blanca y todas las playas, pues quedarán en algún sitio ¡digo yo! A lo mejor podrán decir con fundamento: “vaya, vaya en Madrid si hay playa”. No sería la primera vez, ya que en Madrid, en el territorio que hoy ocupa Madrid, hubo playas hace cien millones de años, en el cretácico medio-superior. Claro que los madrileños de la época eran los dinosaurios y los siguientes ¡a saber lo qué serán!

Me diréis: ¡eres un cabrón! Y yo os respondo: ¡¡pero si yo no tengo la culpa!! Yo contamino poco. No es por conciencia ecologista es que soy un poco rata, gasto poco y contamino poco ¡pero los años que pasé en Puerto Rico fueron tan divinos! Que la sola idea de vivir una cosa así sin salir de casa me cautiva…

Todo lo que digo va de coña ¡pero es verdad!, pero hay una cosa que no va de coña ¡que es muy seria! ¿Qué hay por debajo de toda esta propaganda? Hay un silogismo:

PREMISAS:

1ª Con tanto derroche económico vamos a la ruina.
2ª Tenemos que parar este derroche y apretarnos el cinturón para sobrevivir, además los chinos y los indios están en mismo plan y son más que nosotros.
3ª ¡¡Nadie se va a apretar el cinturón!!

CONCLUSIÓN:

¡Una solución quiero! Las energías alternativas, pero están por encima del 5% y por debajo del 10% del total de energía producida y no se puede esperar de ellas mucho más.

¡¡¡Pues las centrales nucleares!!! Porque así podremos seguir viviendo a todo tren sin producir el efecto invernadero.

Y ahí está la madre del cordero. Hay desatada una terrible campaña de prensa para modificar la opinión de la gente que no quiere aceptar, así la mate, esta clase de energía, porque sabe que las centrales nucleares son peligrosas como lo es la obtención y concentración de uranio radioactivo y que los residuos horriblemente contaminantes se acumularan amenazantes de modo exponencial. Y la única manera de no tener residuos es no producirlos.

A ver quién gana esta partida, los que quieren ser cada vez más ricos a nuestra costa o nosotros, pero andan erre que erre comiéndonos el coco con cosas que nos suenan bien, para que en las primeras de cambio nos la claven doblada.

La de arriba es la imagen actual de la Tierra y la otra la que se supone que tendrá dentro de 50 millones de años.

20 comentarios:

Anaïs dijo...

¡Qué cabrones!... bueno lo voy a pensar...

Saltes dijo...

¡Piénsalo,piénsalo! y sobre todo vigila porque más pronto que tarde se les verá el plumero.

Anónimo dijo...

Tomás: ¿ Que pasó en Puerto Rico ?

Necesito saber lo que es un momento divino.

Saltes dijo...

Pasó que pude comprobar que Nedura decía la verdad al afirmar que quien no haya estado en las Antillas no sabe cómo es este planeta. Porque el trópico es el paraiso y todo lo que no sea trópico es pura cueva de Platón.

Decía Julián Marias que Puerto Rico es una isla pequeña por fuera y grande por dentro. Es algo que pude comprobar también.

Tiene esa isla una canción emblemática, e independentista, que se llama "Preciosa" porque ese es el adjetivo que mejor le cuadra y termina: "preciosa, preciosa te llaman los hijos de la libertad ¡Te llaman preciosa!"

Tengo que decir que en Puerto Rico no se viven momentos divinos, sino eras divinas, por lo que he dicho antes.

anaïs dijo...

... a Saltés le gusta meterse en charcos y cruzar el charco..

Anónimo dijo...

Caray....pues tengo que ir a Puerto Rico.
Pero como no sea verdad te vas a enterar!

Ana dijo...

Jo, Saltés, tú intentando crear polémica y la gente no entra ni pa´trás... :-)
Pues yo estoy de acuerdo en parte con tu entrada...
Creo que sí está influyendo nuestra cultura de consumo enfermizo en que el planeta se encuentre cada vez peor... A mi, lo del clima tropical tampoco me desgradaría, la verdad, porque lo del invierno lo llevo mal. Pero lo de que esté todo tan contaminado, que no se puede casi ni respirar no me mola un pelo.
Pero creo que es verdad q intentan colarnos lo de la energía nuclear y eso sí q me da miedo. Ahora hay enfermedades por clupa de la contaminación, seguro, pero con los residuos radiactivos...
Yo también creo que es para que alguien se forre, como siempre...
Pero habría una salida... Primero gastar menos, claro, para que de para todos, incluidos chinos, indios y los que quedar por desarrollarse.
Y luego, desarrollar las energías renovables, que son energías inagotables y al alcance de todos. Igual por eso no interesa tanto que se desarrollen...

Saltes dijo...

Anaïs: ¡sí que me gusta cruzar el charco! aunque hace mucho que no lo cruzo.

Anónimo: ¡A ver cómo vas a Puerto Rico! Porque si te vas a meter en un cojohotel en San Juan y remojarte en la playa no te enterarías de nada.

Ana: Si de verdad se calentara el planeta debido a la contaminación sería horrible ¡qué duda cabe! y un trópico así sería una ful de Estambul. A lo que yo voy es que no se puede contaminar tanto, porque es una guarrería que no nos llevará a ningún futuro horrible ¡nos ha llevado YA a un presente insano y guarrindongo! Y lo que me estoy oliendo es que con tantos ejercicios espirituales nos quieren llevar a un presente aún peor.

Anónimo dijo...

Entonces, a ver si me entero, lo de Puerto Rico...¿ tuvo que ver solo con el clima, o hubo algo más ?

Rafol dijo...

Hombre, el fresquito también tiene sus encantos:
- Poder ir a esquiar
- Tomarse un caldito de pollo cuando hace un frio que te giñas
- Poder lucir esa ropa de invierno que tanto te gusta
- Ver los saltos de esqui el 1 de enero
- El chocolate con churros

Así que a lo mejor nos vendría bien un "calentamiento semi-global"

Saludos!

Saltes dijo...

Mucho me temo, anónimo, que te vas a defraudar porque tuvo que ver sobre todo con el clima.

Rafol, me encantaría, pero es que mi unica experiencia con el deporte del esquí fué que una vez me puse a deslizar por la nieve...con una alfombrilla del coche. Bueno lo del caldito y el chocolate mola, y los saltos si los dan otros. Y lo de lucir el palmito invernal ¡ya ves! como no se ve uno realmente...

rubensan dijo...

A mí toda la historia esta del calentamiento global me parece alucinante. Ahora resulta que cualquiera es un experto en físca, climatología y vete a saber cuántas cosas más, y se mezclan churras con merinas con una levedad pasmosa. Y no es que yo tenga ni puta idea tampoco. Igual deberíamos cortarnos un poco de opinar de lo que no sabemos con tanta ligereza.

Unas cuantas cosas que me hace gracia leer o escuchar, aquí o en otros sitios.

- Aunque no tenga que ver con el cambio climático será bueno dejar de echar "mierda" a la atmósfera. Los organizadores del chiringuito este del cambio climático no hablan de mierda ni de contaminación, hablan fundamentalmente de CO2, que no es mierda, que es un gas presente en el aire de manera natural en una proporción, que participa en el proceso de fotosíntesis de las plantas... Vale que siempre estaría bien dejar de emitir CO u otros contaminantes, pero es que Kyoto y Al Gore no hablan de eso. Hablan de CO2, que NO es contaminación. Lo que se supone que pasa con él es que contribuye al efecto invernadero, pero contaminar no contamina (al menos en el sentido de ser negativo para la salud de los seres vivos).

- La gente siempre habla de intereses económicos; que si no interesa económicamente dejar de emitir gases, que si interesa crear centrales nucleares. ¡Coño! ¿Y a Al Gore no le interesan los dólares que ingresa por la película, por el premio Nobel, por todas sus charlas..? Lo mismo que algunos ganarían dinero montando centrales nucleares, ¿no ganarían otros montando lo que sea con energías renovables? Aquí los intereses económicos están en todas las direcciones.

- Lo del aumento del nivel del mar debido al deshielo de los polos es otra perla. Es sencillamente MENTIRA. Si se deshiela el polo norte, el nivel del mar no aumenta ni un milímetro por ese motivo. El aumento de temperatura actual en la Antártida se cree que lejos de haber contribuido a aumentar el nivel del mar a contribuido a rebajarlo. Hay dos hechos que si contribuyen a aumentarlo relacionados con el aumento de temperatura. 1) Disminuación de densidad del agua debido al aumento de temperatura y 2) deshielo del hielo situado sobre tierra firme (glaciares y demás). Pero ese aumento no es ni mucho menos de la intensidad que nos venden. En el siglo XX aumentó en 18 centímetros, y en el XXI se prevé que aumente a lo sumo un metro. Nada de los 6 metros o más con los que nos quieren atemorizar.

Con todo esto no quiero decir que no haya ningún problema ni que no haya que hacer nada, sólo que hay que ser un poco menos fanáticos y no dejarnos llevar por medias verdades o mentiras completas que nos cuentan, de unos lados y de otros.

Saltes dijo...

Rubensan ¡chapeau! Lo tuyo es sabiduría y ecuanimidad ¡¡eso es lo que yo hubiera dicho si hubiera tenido las ideas tan claras como tu las tienes!! porque una cosa es aumentar la proporción de CO2 de la atósfera y otra ensuciarlas con humos y con residuos gaseosos, aunque supongo que ambos procesos que se producirán simultáneamente.

También está muy bien tu razonamiento respecto a la ligereza con que se pontifica
acerca de la disminución de los hielos polares y la inundación de las costas.

¡Con gente como tú da gusto!

Ana dijo...

Jo, Rubén, vaya pedazo de comentario!
Rafol y yo estamos sorprendidos por el esfuerzo físico tan enorme q te habrá costado escribir todo esto!! :-)
Pues voy a seguir con la polémica para crear ambiente... :-)
Hombre, lo de q el CO2 sea un elemento natural y no "mierda", pues es verdad, pero para los humanos depende de la proporción, porque si tuvieramos q respirar CO2 íbamos todos al hoyo. Y si cada vez hay más CO2 y menos selvas y bosques para transformar ese CO2 en oxígeno, muy bien no suena.
Y lo de los intereses económicos, es verdad que simpre hay alguien que se quiere forrar. Pero lo q pasa con el petróleo, aparte de los de la "contaminación" es que es una energía limitada y la energía nuclear tiene unos residuos con muy mala pinta. Las energías renovables, también será negocio para quien las desarrolle, pero no se acaban, y son "limpias". Aunque bueno, es verdad q de momento, como hacen falta instalaciones grandes para conseguir no mucha energía influyen negativamente en el entorno, pero si se investiga sobre ellas seguro q puede optimizarse. Y parece q sol, viento y tierra hay en casi todas partes, y para rato.
En lo de los niveles de los mares no me meto, q no tengo ni idea.
Besos!!

rubensan dijo...

Jeje, si es que cuando me pongo...

Las energías renovables suenan muy bien, pero de momento no pueden ser más que un apoyo a una fuente de energía "convencional". No tanto por el rendimiento que puedan dar como por el hecho de que la energía tiene que producirse en el mismo momento que se consume, y no siempre hay sol ni siempre hace viento. Ahora mismo sólo sirven para descargar de trabajo a las otras cuando sí hay sol o sí hay viento, pero cuando no hay necesitas capacidad de generar la energía que se demanda en un momento dado. Más que las fuentes el problema sería encontrar una forma de acumular energía de manera eficiente, que de momento no la hay ni estamos cerca.

Así que mientras llega algo de eso, que de acuerdo que hay que investigar y demás, habrá que sacar la energía de algún otro lado. Y sólo hay dos maneras: quemando combustibles o energía nuclear. Yo apuesto por la nuclear, los residuos no son tantos como para que no se puedan controlar, el uranio es menos limitado que el petróleo, y además su posesión no da tanto poder a quienes lo tienen.

Ana dijo...

Hombre, nada nada de acumuladores de energía no es verdad que no haya, aunque es verdad que el tema más complicado de las energías renovables es la acumulación y de momento no basta con ellas, pero para q se desarrollen hay que apostar, y como futuro yo lo veo mucho mejor.
Pero aqui habría que plantearse otra cosa, y es el derroche tan bestial que hacemos. No se trata de ser cutres y pasar frío por no poner la calefacción, pero es que se gasta energía en tantas cosas que no utilizamos... Y lo malo es que ese es el modelo de desarrollo que hay ahora. Y solo somos el 30% de la población mundial consumiendo el 70% de los recursos. Ahora los chinos están espabilando y son muchos, y los indios también. Y todos los que quedan...
Desde luego como siga este modelo de desarrollo tan absurdo, ni con energías renovables, ni con nuclear, ni con petróleo ni con na´. :-)

Saltes dijo...

Vuelvo a la carga, que estuve unos días de vacaciones en Roma...
En esto, como en todo, caben dos actitudes: intervencionista o liberal. Y dentro de la primera también dos:conservadurista o progresista. Es decir: intervenir para que todo siga igual o intervenir para progresar. Y entre los intervencionistas se producen las discusiones.

Pero casi nadie defiende una posición liberal. Es decir ser partidario de que se haga lo que se quiera o lo que se pueda y luego dios proveerá.

En realidad todo el mundo es partidario de hacer lo que quiere o lo que puede pero "vistiendo el muñeco" del modo más presentable (o conveniente) posible.

Luego se hará lo que se quiera o pueda y pasará lo que pase y ya está. Ni el planeta está en peligro ni deja de estarlo y no hay "mejor ni peor" Que viene el invierno nuclear y ¿qué pasa? ¡pues nada! Que se extingue más del 95 % de cuanto está vivo y ¿qué pasa? ¡pues nada! Se han visto indicios de que eso ha ocurrido ¡6 veces! y ¿qué? Se calcula que hay vida en este planeta desde hace 3.500 millones de años y el ser humano apareció hace menos de 5 millones de años (o nunca más del doble de este tiempo) ¡pues se lo han apañado sin nosotros! mucha falta no hemos hecho ¡y lo más seguro es puedan seguir tirando sin nuetras presencia! ¡¡puede que hasta mejor!! Puede que no seamos más que una jodida sarna que padece esta puñetera albóndiga terrera de la que seguramente se librará en poco tiempo a escala universal ¡¡¡¡y en cualquier caso dentro de cien años todos calvos!!!!

rubensan dijo...

Muy buena la observación del principio en cuanto a las actitudes intervencionistas y liberales. Sólo matizaría una cosa respecto al intervencionismo progresista; muchas veces no sólo se trata de querer progresar, se trata también de cómo piensa cada uno que se progresa. Igual hay unos que creen que el progreso es hacer un cierto cambio, y otros creen que es hacer otro, ¿quienes son los progresistas? También hay veces que el conservadurismo no está necesariamente reñido con el progresismo; igual piensas que la mejor manera de progresar es dejar algo como está.

Tienes razón en que en este aspecto casi nadie defiende una postura liberal, pero es que aquí creo que una postura liberal tiene difícil cabida. Y lo digo yo que me considero un tipo extremadamente liberal y minarquista, altamente reacio a casi todo intervencionismo. Pero claro, en algo como el medio ambiente que es de todos y afecta a todos no es muy justificado decir que cada uno haga lo que le dé la gana, porque esa acción puede afectar negativamente a los demás.

Lo que sí creo que ocurre con el tema del cambio climático es lo que decía al principio. Hay algunos, como Al Gore, que deciden que hay que tomar medidas y unas ciertas medidas. Y si no estás de acuerdo parece que es que te da igual el medio ambiente. Puede ser que te preocupe el medio ambiente pero pienses que esas medidas que propone no son las adecuadas. ¿Eres menos progresista por eso?

Lo que me hace gracia del circo que se ha montado con esto es que es como una especie de religión. Al Gore se erige en Mesías del cambio climático. Presenta lo que no pasa de ser una hipótesis sin una demostración científica concluyente como un dogma de fé (la película se llama 'Una Verdad Incómoda). Y luego se dedica a adoctrinar a la gente e incluso a formar "apóstoles" en las charlas esas que da para que nos "evangelicen" a todos.

Por eso me ha gustado mucho tu post, porque aunque no estemos de acuerdo en todo por lo menos te atreves a cuestionar los dogmas de fé de esta nueva religión. ¿Por qué siempre nos empeñamos en sustituir unos dogmas por otros? ¿No nos atrevemos a pensar libremente?

Saltes dijo...

Efectivamente aquí hay un tema religioso. He observado una cosa y es que toda religión de la que tengo alguna noticia tiene un núcleo esencial que fuera de ese contexto religioso carece totalmente de sentido. Veamos:

El cristianismo dice que después de muerto cada quisque se pones a vivir eternamente en el paraiso o en el infierno ¡?

El judaismo dice que el pueblo judío es el elegido por Dios y el resto de la humanidad kk de la vaca ¡?

El islamismo que si te portas y la diñas en el proceso te vas al paraiso a follar eternamente ¡?

El induismo y el budismo que vaya putada haber nacido y que si te portas mal te reencarnas de pena y si te vas portando bien te vas reencarnando cada vez menos mal hasta alcanzar el nirvana que consiste en que desapareces del todo ¡?

Y del "ecologismo" que espera uno un núcleo racional, o que no sea irracional, pues tampoco, que como no te prives de gastar energía porque se formará una especie de invernadero en la atmósfera y se recalentará todo y excuso decir lo malo que son los recalentones...

Aparte de la solución tontorrona de decir que todos los credos son una filfa, cabe preguntarse: si es eso lo que ocurre ¿por qué ocurre?

Veamos: cuando tuve noticias de los signos, supe que los hay motivados e inmotivados. Motivado es, p.e., el dibujo de una silla, e inmotivado es el sonido "SILLA" o el grafismo "SILLA".

¿Cuáles son mejores? parece que los motivados, porque para empezar "se entienden en cualquier idioma" ¡pues no! porque son perfectibles y opinables y por ello inestables. Mientras que los inmotivados al ser arbitrarios son inopinables e imperceptibles y por ello mucho más estables. Y una lengua con tales signos dura más sin deformarse.

Pienso que las religiones al establecer un núcleo absolutamente arbitrario e irracional, por lo tanto inopinable, establece un factor de estabilidad totalmente estable e indestructible.

Resulta absurdo "desde fuera" y eso también es conveniente, porque evita la contaminación.

Ya me direis qué os parece.

rubensan dijo...

Creo que tienes razón, que el secreto del éxito de las religiones es ese núcleo arbitrario, porque por ser arbitrario es incuestionable. Cuando cuestionas todo al final terminas quedándote con nada. El tener ese núcleo incuestionable da un punto de apoyo desde el que construir el resto del armazón ideológico, armazón que resulta imposible construir sin apoyarte en algo. Ya le pasó a Descartes cuando dudó de todo y al final se dio cuenta de que necesitaba partir de algo. Eligió lo de "pienso luego existo", que me parece una chorrada tan arbitraria como la de cualquier religión.

Parece que el ser humano necesita el refugio de esa seguridad que da un conjunto de dogmas incuestionables sobre los que pensar, porque si no se siente muy perdido. Y como mucha gente ha renunciado a las religiones, sienten la necesidad de reemplazarlas por otras, como esta del cambio climático. Lo peligroso del tema es que lo hacen sin advertir que están abrazando una religión, de naturaleza muy parecida a aquella a la que habían renunciado.